Ruta: Home SUPERAR AMS Recursos Artículos 8. Apoyo a los padres con hijos con AMS Orientaciones para la Familia y los Amigos - Richard Cohen

Es posible el cambio

JA slide show

Orientaciones para la Familia y los Amigos - Richard Cohen

E-mail Imprimir PDF

            Me he dedicado a orientar y a educar a miles de hombres, mujeres y adolescentes que luchaban por cambiar su condición, por la que se sentían atraídos hacia personas de su mismo sexo. También he trabajado con muchos padres, amigos y parientes cuyos seres queridos estaban sufriendo este problema. No es un asunto fácil de abordar o de entender, por eso me gustaría ofrecer algunas sugerencias relativas a cómo querer a una persona que padece este DESORDEN.

            Cuando un chico les cuenta a sus padres que se siente atraído por otros de su mismo sexo se desatan las alarmas en los corazones y en las mentes de papá y mamá:

"Por qué nos pasa a nosotros", ¿Por qué tú?, ¿Es por nuestra culpa?, Dios mío, ¿de verdad nos está pasando esto?, ¿No te das cuenta de que eso te puede matar? Eso va contra nuestra religión".

            En una situación así, como padres nos toca primero GUARDAR SILENCIO Y ESCUCHAR para que nuestros hijos hablen (aunque nos tengamos que morder la lengua). Más tarde nos preocuparemos de nuestros pensamientos, sentimientos y necesidades. A vuestro hijo le ha hecho falta un montón de coraje para descubrirse delante de vosotros. No debéis manteneros al margen. EN ESTE MOMENTO ÉL OS NECESITA MÁS QUE NUNCA. Hay que acordarse de separar la conducta del ser. El tener atracción hacia las personas del propio sexo es un INDICADOR DE HERIDAS SIN CERRAR Y DE NECESIDADES SIN SATISFACER. La BUENA NOTICIA ES QUE LAS HERIDAS PUEDEN CURARSE Y LAS NECESIDADES SATISFACERSE.

            No hay que apresurarse a "arreglar" o a "sermonear" al chico. LO PRIMERO ES ESCUCHARLE Y AVERIGUAR CÓMO SE SIENTE Y EN QUÉ PIENSA. No es algo que trate de vosotros: se trata de él. Con mucha probabilidad, antes de haceros llegar esta información él ha estado luchando durante años. Aunque vuestra constitución puede rebelarse y querer apartarse, debéis resistir este impulso de autoprotección y abrazar a vuestro hijo. ¡También esto acabará por pasar ¡

            Si se trata de un amigo tuyo, considera un regalo y un honor especial que haya confiado en ti y haya compartido contigo su combate con la atracción hacia los de su sexo. Lo mismo que sus padres, MANTÉN LA BOCA CERRADA Y ESCUCHA. Puede que haya estado ensayando cómo decírtelo durante días, meses o incluso años antes de compartir esa parte de su vida contigo. ACÓGELO CON AFECTO Y NO EMITAS UN JUICIO DE INMEDIATO. PREGÚNTALE CON SINCERIDAD PARA COMPRENDER SUS SENTIMIENTOS Y DESEOS. Si no sabes qué decir, respira hondo, relájate y cuéntale cómo te sientes: sorprendido, impactado, preocupado, ...

            Hay que recordar que LA ATRACCIÓN HACIA LAS PERSONAS DEL PROPIO SEXO ES SIEMPRE UN SÍNTOMA DE TRAUMAS INFANTILES NO RESUELTOS Y DE NECESIDADES HOMO EMOCIONALES DE AMOR QUE HAN QUEDADO INSATISFECHAS. Seamos padres o amigos, podemos ayudarle a comenzar a curarse ESTANDO A SU LADO JUNTO A ÉL Y CUBRIENDO EL VACÍO QUE TIENE. Aquí os propongo varias sugerencias para padres, cónyuges y amigos:

 

1. ORIENTACIÓN PARA PADRES

            1. PON A TU HIJO ANTE DIOS. Reza. NO JUEGUES A SER DIOS. Una buena plegaria podría ser pedirle a Dios que no encuentre en el estilo de vida propio de un desorden de atracción hacia el mismo sexo lo que esta buscando. HAY QUE REZAR PARA QUE SE CUREN LAS HERIDAS Y PARA QUE SE SATISFAGAN SUS NECESIDADES PROFUNDAS DENTRO DE RELACIONES SANAS.

            2. NO OS CULPÉIS a vosotros mismos ni a nadie. ASUMID LAS RESPONSABILIDADES que os toquen por los errores que hayáis cometido y BUSCAD EL PERDÓN DE DIOS. Entonces, perdonad como habéis sido perdonados. Ir soportando el peso (tóxico) de esta culpa sólo os infundirá e impedirá que adoptéis cambios en vuestra vida.

            3. Después, PEDID A VUESTRO HIJO QUE OS PERDONE. Si no está preparado para perdonaros, eso es responsabilidad suya, no vuestra. No podéis vivir la vida de vuestro hijo. Daos cuenta e que si cometisteis un error, fue un error. Una vez que pedís perdón por vuestros errores, lo que tenéis que hacer es asumir la responsabilidad queriéndoos a vosotros mismos y queriendo a vuestro hijo.

            4. APRENDED A CURAROS. Sólo hay una persona a la que puedes cambiar: tú mismo. Los cambios que adoptas en tu vida afectan en gran medida a tu hijo, con independencia de la edad que tenga.

            5. DESCUBRID CUÁLES SON LAS HERIDAS DE VUESTRO HIJO. ¿Cuáles son las CAUSAS de la atracción que siente hacia las personas de su mismo sexo? Investigad su pasado, y en función de eso volved a valorar la situación. HACED PREGUNTAS Y ESCUCHAD SIN JUZGARLE.

            6. DESCUBRID LAS NECESIDADES INSATISFECHAS DE VUESTRO HIJO: ¿Por qué está haciendo lo que hace?¿Qué le ofrece "la otra parte"? ACEPTACIÓN, AFECTO, AFIRMACIÓN y un LUGAR SEGURO.

            7. AYUDADLE A CURAR SUS HERIDAS Y A CUMPLIR SUS NECESIDADES INSATISFECHAS. CREAD UN AMBIENTE DE CARIÑO Y ACEPTACIÓN, DE AFECTO Y DE AFIRMACIÓN, Y UN LUGAR SEGURO en el que estar. Separad el ser del actuar. No tenéis por qué aprobar la conducta de vuestro hijo, en cambio, es obligatorio que siempre LE AMÉIS POR LO QUE ES. Siendo como es éste un desorden de afecto hacia las personas del mismo sexo, es muy importante que el progenitor del mismo sexo se implique más con su hijo o hija. Abraza a tu hijo o hija. CONSTRUYE UNA CONEXIÓN MÁS ESTRECHA. ESCUCHA E INDAGA para saber más de la vida de tu hijo. Recuerda que no importa qué edad tenga: TODO EL MUNDO NECESITA TIEMPO, CONTACTO Y CONVERSACCIÓN. El progenitor el sexo opuesto debe apoyar a una cierta distancia, convirtiéndose en un puente para que el otro progenitor y el niño estrechen sus vínculos.

            8. AMAD INCONDICIONALMENTE LA VERDAD. No paséis por alto vuestros valores y normas morales, y al mismo tiempo, seguid amando, escuchando, abrazando y, cuando sea necesario, estableciendo límites.

 

2. ORIENTACIÓN PARA LOS CÓNYUGES

            1. Entiende que NO PUEDES RESOLVER O CUBRIR LAS NECESIDADES HOMO EMOCIONALES INSATISFECHAS DE TU CÓNYUGE. Sólo Dios, tu pareja y alguien de su mismo sexo pueden lograrlo.

            2. APLÍCATE A TUS PROPIOS ASUNTOS SIN RESOLVER: "¿Por qué me acerqué a un hombre o a una mujer con una herida homo emocional? ¿Qué significa eso para mí?".

            3. OBTÉN APOYO de la familia, de los amigos, de tu parroquia o comunidad y/o de un asesor. EL AISLAMIENTO ES IGUAL A LA MUERTE.

            4. Tu marido o tu mujer no puede darte lo que él o ella no tiene. No puedes sacar agua de un pozo seco. TEN PACIENCIA. Dale todo el amor que seas capaz de dar. Sume el cuidado de ti mismo/a, de un modo sano.

            5. REZA. NO INTENTES CAMBIAR A TU PAREJA. ÉL O ELLA DEBEN DESEARLO POR SÍ MISMOS. Confíaselo a Dios.

 

3. ORIENTACIÓN PARA LOS AMIGOS.

            1. REZA. Pon a tu amigo ante Dios. Pide luz para saber CÓMO AMARLE del mejor modo.

            2. ESCUCHA. SÉ UN BUEN AMIGO. Hazle saber que estás interesado en su vida. Todos queremos que se nos acepte por lo que somos.

            3. QUIERE Y ABRAZA A TU AMIGO, en especial, si es de tu mismo sexo. No le esquives: toma la iniciativa tú. Asegúrale una AMISTAD y una AMOR SANOS Y FRATERNALES.

            4. COMPARTE LA VERDAD EN EL AMOR. Hazle saber que no crees que naciera de ese modo y tampoco eligió tener esos sentimientos. Por lo tanto, LO QUE HA APRENDIDO PUEDE "DESAPRENDERLO". Que sepa que estás dispuesto a ESTAR AHÍ JUNTO A ÉL o ella en los buenos y en los malos ratos.

            5. NO ABANDONES. Todo el que padece atracción hacia las personas de su sexo ha pasado por muchos traumas y mucho dolor. Puede desplegar un amplio abanico de emociones: en un momento te necesita desesperadamente y al siguiente te rechaza y no quiere volver a verte. PERMANECE FIRME. EL AMOR ES PACIENTE Y DURADERO.

            6. SÉ CONSISTENTE. La mayor parte de las relaciones homosexuales no duran. Tú, como amigo bueno y de confianza que eres, puedes ser el pilar que él o ella necesita para curar definitivamente las íntimas heridas que le han conducido a esa condición. Y puede que, con tu presencia y con tu cariño, seas tú quien pueda presenciar cómo sale de todo eso.

 

4. ¿POR QUÉ TANTOS HOMBRES Y MUJERES TIENEN MIEDO A LOS HOMOSEXUALES?

            TEMEMOS LO QUE DESCONOCEMOS. Mientras dejemos que el miedo nos controle, estaremos alimentando el odio y la división. Mediante la educación llegamos a aprender quiénes somos y quiénes son los demás.

            El miedo es una respuesta psicológica, de autoprotección, cuando nos sentimos amenazados y no comprendemos al otro. La respuesta "miedo" es una defensa artificial para protegernos de una amenaza de peligro. Esta respuesta psicológica se da en el sistema límbico, o cerebro antiguo, conectado con el niño interior. En el caso de la homosexualidad existe una falta de comprensión que procede del cerebro nuevo (el córtex cerebral), la parte más racional o adulta de la mente. LA MAYOR PARTE DE LA GENTE NO HA COMPRENDIDO EL SIGNIFICADO DE LA HOMOSEXUALIDAD COMO UN DESORDEN DEL AFECTO HACIA LAS PERSONAS DEL MISMO SEXO. Tememos lo que no comprendemos.

            Debajo del miedo psicológico lo que hay es culpa y vergüenza. Si albergo alguna culpa o vergüenza acerca de lo que yo he hecho en el pasado, entonces me conviene condenar a otro. De este modo no tengo que tratar con mi propia culpa y mi vergüenza o asumir la responsabilidad de mis acciones pasadas o presentes. En ese caso los homosexuales se convierten en un chivo expiatorio, una forma de apartarme de mis propias heridas y errores.

            Los homosexuales han sido parias, y si nos asocian a ellos nos arriesgamos a que los demás nos rechacen. Si ya me siento inseguro respecto a algún aspecto de mi vida, esto puede suponer una nueva amenaza para mi estima o sentido de equilibrio emocional.

            ODIAMOS EN LOS OTROS LO QUE ODIAMOS O NEGAMOS EN NOSOTROS MISMOS. Muchas personas padecen heridas en relación con el progenitor de su mismo sexo y no tienen inclinaciones homosexuales. Sin embargo, alguno de ellos pueden haber tenido experiencias homosexuales cuando eran adolescentes y, debido a los estigmas sociales asociados a esa condición, albergan sentimientos de culpa y de vergüenza. Entonces se sienten que deben condenar a los homosexuales, por autoprotección, por este oculto sentimiento de culpa, vergüenza y miedo.

 

5. RESPUESTAS A PREGUNTAS FRECUENTES

            Muchos padres preguntan: "¿Qué debo hacer cuando mi hijo quiere invitar a su novio a casa por vacaciones o por visita? ¿Es correcto? ¿Si le digo que sí le estoy transmitiendo un mensaje adecuado? ¿Pensará que apruebo su conducta homosexual?". Durante años he reflexionado y he rezado este asunto. Mi conclusión es que hay que permitir que traiga a su "amigo" a casa de visita. ¿Por qué?

            - El amigo de vuestro hijo es el hijo de alguien, y quizá haya sido rechazado por toda su familia. Ésta es una buena oportunidad para mostrarle el amor de Dios.

            - Se trata de ABRAZAR A TU HIJO, NO SU COMPORTAMIENTO. De acuerdo con vuestras convicciones religiosas, le podéis decir: "Ambos sois bienvenidos y os invitamos a quedaros. Pero nosotros no creemos que sea correcto tener relaciones sexuales fuera del matrimonio, así que podéis estar, pero en habitaciones diferentes". Claro, para poder decir esto debéis de ser coherentes y hablar con la misma claridad a otro hijo que quiera traer a casa a una amiga. Si no sois coherentes perderéis toda credibilidad y vuestro hijo no os respetará.

            - La religión habla del PODER CURATIVO DEL AMOR PARA SANAR TODO DOLOR. SÓLO EL AMOR Y LA VERDAD PODRÁN GANAR CUALQUIER BATALLA. Si rechazáis a vuestro hijo lo único que estaréis haciendo es echar sal en sus heridas. Lo mejor para él es estar cerca de vosotros y que vosotros estéis cerca de él. Debéis recordar que se trata de un desorden que le hace sentirse atraído por las personas de su mismo sexo. Vuestro hijo necesita vínculos y proximidad con "el señor y la señora Dios": antes, durante y después.

            - Esto puede ser una bendición: una ocasión para restañar viejas heridas y recuperar el tiempo perdido. En especial es necesario que esté presente el progenitor del mismo sexo que el hijo con este problema, y que se implique, que lo abrace (física, emocional, mental y espiritualmente). Un hijo necesita el cariño de su papá y una niña necesita el cariño de su mamá.

            - Finalmente, un componente de la condición homosexual es la rebelión. Al abrazar a vuestro hijo y a su amante estáis provocando un cortocircuito en su necesidad de rebelarse. Esto puede tener un efecto positivo sobre él y sobre su relación con vosotros. El cuidado que procede de un tierno amor producirá abundantes beneficios.

            ¿Y si vuestro hijo no entiende bien vuestra intención y piensa que estáis aceptando su estilo de vida? En ese caso, eso es sólo lo que él opina. SEGUID AMANDO LA VERDAD. No tiréis la toalla nunca. No dejéis de intentarlo. Los que resisten hasta el final se salvarán y vencerán la batalla.

            ¿Y si vuestro hijo, amigo, o pariente os invita a participar en una "ceremonia de compromiso"? ¿Debéis acudir? Mi respuesta es no. Básicamente por la misma razón por la que NO DEBE EXISTIR UNA LEGISLACIÓN ESPECIAL PARA HOMOSEXUALES. ACUDIR O VOTAR IMPLICA ACEPTACIÓN SOCIAL, Y EL COMPORTAMIENTO HOMOSEXUAL NO DEBERÍA ACEPTARSE NUNCA.

            ¿Es positivo ofrecerle material escrito para que lo lea? Si está abierto a la posibilidad de otra perspectiva, sí, adelante. Si está completamente cerrado, ni siquiera lo intentéis. ¿Por qué? No hay que olvidar que dentro de esta condición, de forma implícita, está el COMPORTAMIENTO DE OPOSICIÓN. Si empujáis en una dirección, él se moverá hacia la contraria sólo para molestaros. Mi sugerencia es que le pidáis a él material escrito que refleje su punto de vista. Demostradle vuestra DISPONIBILIDAD PARA COMPRENDERLE A ÉL Y SU FORMA DE PENSAR. Una vez que hayáis hecho esto durante un cierto tiempo, entonces estáis en condiciones de pedirle que lea escritos que recojan vuestro punto de vista. No leáis los libros o los artículos que os dé, con la sola intención de dejar pasar el tiempo necesario para poder después intentar convencerle. LEED PARA COMPRENDER, PARA SENTIROS MÁS CERCANOS Y PARA QUERER MÁS A VUESTRO HIJO. Todos queremos que nos comprendan y que nos respeten. No tienes por qué estar de acuerdo. Sencillamente ESCUCHA Y APRENDE. Haz a los demás...

 

6. CONCLUSIÓN

            Mi último consejo es éste: no intentéis "cambiar" a vuestro hijo, hermano, padre, cónyuge, pariente, amigo, compañero, vecino, jefe, cura, pastor o adversario. ÉL O ELLA NO ES, NI LO FUE NUNCA, UN HOMBRE O UNA MUJER HOMOSEXUAL. LA HOMOSEXUALIDAD ES SIEMPRE UN SÍNTOMA. REPRESENTA UN TRAUMA SIN RESOLVER Y UNA FALTA DE IDENTIFICACIÓN DE GÉNERO. La persona que experimenta atracción hacia las personas de su propio sexo HA SIDO LASTIMADA Y NECESITA CURARSE. LA MEJOR MEDICINA PARA CURAR CUALQUIER DOLOR ES EL AMOR. ÉL NECESITA UN VÍNCULO SEGURO CON LOS VARONES. ELLA NECESITA TENER VÍNCULOS SEGUROS CON LAS MUJERES. Cuando se logre tener vínculos seguros, entonces los deseos hacia las personas del propio sexo se desvanecerán naturalmente. Por eso invito a que los varones echen una mano a los hombres que no estén identificados con su género, y a las mujeres a que lo hagan con las mujeres que están en la misma situación. Se trata de una guerra del amor. Hazlo lo mejor que puedas y déjale el resto a Dios.

 

UN ÚLTIMO PENSAMIENTO

            El movimiento en pro de los derechos humanos de los homosexuales ha prestado un gran servicio al sacar la cuestión de la homosexualidad "fuera el armario" y al ponerla a la luz. A estos hombres y mujeres les ha fallado mucha gente dentro de instituciones religiosas y sociales, y de la profesión médica y psiquiátrica. No sólo les hicieron objeto de ridículo sin ofrecerles esperanza de curación, sino que exacerbaron sus heridas de distanciamiento mediante prejuicios y discriminación social. Y ahora, en lugar de arrodillarse y pedir perdón, lo que han hecho esas mismas personas e instituciones es SUCUMBIR A LA ACEPTACIÓN EN NOMBRE DE LA TOLERANCIA. A mí esto me parece una forma de religión barata y de ciencia superficial.

            Sin embargo, de puertas adentro, LA MAYOR PARTE DE LA GENTE SE SIENTE MAL CON LA HOMOSEXUALIDAD. "La gente parece favorecer enérgicamente las medidas contra la discriminación y otras protecciones de los derechos civiles de los gay y las lesbianas, y al mismo tiempo ven la homosexualidad negativamente: un tipo de tolerancia de mal gusto. Una encuesta nacional publicada en The Washington Post descubrió que el 57 % de los americanos se cuestionaba el considerar la homosexualidad como algo inaceptable; pero cuando directamente se les preguntaba por las relaciones sexuales entre homosexuales, el 72 % las definían como inaceptables[1]".  LA SOLUCIÓN NO ESTÁ NI EN LA CIEGA ACEPTACIÓN NI EN LA TOLERANCIA INDISCRIMINADA. LA RESPUESTA ES COMPRENSIÓN Y AMOR.

            Cuando estaba terminando este libro, pasé una temporada en la rectoría de una iglesia, viviendo en un piso rodeado de varias habitaciones sin ocupar. Había un baño compartido que, obviamente, no había usado nadie en mucho tiempo. Como yo vivo en un hogar con tres hijos, mi esposa, una persona que alquila una habitación, y yo mismo, tomar un baño relajante no es una cuestión fácil de conseguir. Esperaba ansiosamente ponerme en remojo en la bañera mientras iba acabando el libro. La primera visión de la bañera me impactó. ¡Tenía una capa de mugre como de cincuenta años! En algún tiempo la bañera debió de ser blanca, pero ahora sólo se veía porquería seca y endurecida. Decidido a tomarme mi baño reparador, me hice con un buen estropajo y un bote de Ajax, y me puse manos a la obra.

            El primer día estuve rascando una hora y media. Era verano. El sudor que manaba de todo mi cuerpo se sumaba a la suciedad que salía de las paredes de esta olvidada bañera: ¡ HABÍA UN FONDO BLANCO! SEGUÍA ALLÍ, DEBAJO DE TODA AQUELLA PORQUERÍA. Podía sentir cómo me decía: "¡Gracias, gracias! ¡LIBÉRAME!".

            Después de una hora y media, allí estaba. Una preciosa bañera blanca de nuevo en sus  días de gloria. Estaba preparada. Eché dentro agua caliente y me tendí en aquella gloriosa, limpia y feliz bañera. ¡Éramos una sola cosa!

            Al día siguiente, me centré en las paredes y en las puertas correderas de cristal. También ellas tenían su abrigo de suciedad y mugre. Rascar años de descuido me llevó una hora, más o menos. Las paredes y las puertas de cristal relucían. También ellas se sentían felices y libres. Me di otro baño relajante. ¡Éramos una sola cosa!

            El último día limpié el exterior de la bañera. También allí, la porquería marrón y los suelos sucios desentonaban con mi recién resucitada bañera. Cuando rasqué otros tantos años de suciedad, todos exultábamos de alegría. HAY VIDA DESPUÉS DEL DESCUIDO, DEL ABUSO Y DEL MAL COMPORTAMIENTO. ¡Mi último año en la bañera fue una celebración de la vida!

            ACEPTAR LA HOMOSEXUALIDAD COMO ALGO NATURAL Y NORMAL ES COMO GLORIFICAR EL DOLOR Y LA RUPTURA. Puede que en este complicado mundo éste sea el camino de menor esfuerzo, como sucedía en el cuento del traje nuevo del emperador. Todo el mundo sabía que el emperador iba desnudo, pero lo políticamente correcto era fingir que iba vestido. Sólo un niño fue capaz de alzarse y decir: "¡Pero si va desnudo!". Cuando el emperador oyó al niño se dio cuenta de que le habían engañado. Al día siguiente el emperador proclamó un edicto: "Sólo os ido que actuéis como lo hizo el niño y busquéis siempre decir la verdad".

            De la misma manera HOY LO POLÍTICAMENTE CORRECTO ES ACEPTAR LA HOMOSEXUALIDAD COMO UN MODO DE VIDA ALTERNATIVO. Sin embargos, SI ACEPTAMOS LA HOMOSEXUALIDAD DE UNA PERSONA COMO ALGO NORMAL Y NATURAL, SU POTENCIAL PARA LLEGAR A SE UNA PERSONA COMPLETA PERMANECERÁ ADORMECIDO BAJO SUS HERIDAS, BAJO AÑOS DE PORQUERÍA RESECA. ACEPTAR LA HOMOSEXUALIDAD ES DAR CARTA DE NATURALEZA AL DISTANCIAMIENTO, INTRAPERSONAL E INTERPERSONAL.

            LEVANTÉMONOS Y DIGAMOS: "NO ES ALGO GOZOSO SINO TRISTE". ABRAMOS NUESTROS CORAZONES A LOS HOMBRES Y MUJERES CON UN DESORDEN HOMOSEXUAL, PARA QUE PUEDAN CURARSE. LO QUE SE APRENDIÓ PUEDE  "DESAPRENDERSE". ABRACEMOS A ESAS ALMAS HERMOSAS Y SENSIBLES.  LLEVÉMOSLAS  A LA VIDA CON EL AMOR. DEBEMOS AYUDARLES A CURARSE RASCANDO AÑOS DE DESUSO, ABUSO Y ABANDONO. PORQUE CUANDO ALGUIEN SE CURA, TODOS NOS CURAMOS UN POCO MÁS.

 

 



[1] R. DRYFUSS, "The holy war on gays", Rolling Stone (18 de marzo, 1999), p. 40.

AddThis Social Bookmark Button
 

TESTIMONIOS

ICONO - TESTIMONIOS EPE

| Quiénes somos |Mapa del sitio |Recomiéndanos | Quiero Colaborar |Contáctanos |Boletín |