Ruta: Home SUPERAR AMS Recursos Artículos 10. Trabajos de Investigación en torno a la AMS NARTH - Es posible salir de la homosexualidad

Es posible el cambio

JA slide show

NARTH - Es posible salir de la homosexualidad

E-mail Imprimir PDF

NUEVO ESTUDIO CONFIRMA QUE LA HOMOSEXUALIDAD PUEDE SER VENCIDA

Las averiguaciones indican que las personas que quieren cambiar la orientación sexual pueden tener éxito.


 ENCINO, Calif.- 17 de Mayo de 1997- Casi 25 años después de que la Asociación Psiquiátrica Americana suprimiera la homosexualidad de su Manual de Diagnósticos, considerándola una opción de vida más que un desorden psicológico, una asociación de psiquiatras y psicólogos de California  ha demostrado que los homosexuales pueden cambiar su orientación por medio de una terapia intensa y un fuerte deseo de cambio.

 La Asociación Nacional para la Investigación y la Terapia de la Homosexualidad (NARTH) publicaba los resultados de un estudio de dos años en unión con su encuentro anual de psicólogos y psicoterapeutas autorizados, trabajadores sociales, asesores familiares, clérigos y profesionales relacionados. El estudio fue dirigido entre casi 860 individuos que luchan por vencer la homosexualidad y más de 200 psicólogos y terapeutas que los tratan. La encuesta fue patrocinada por NARTH; sus datos fueron tabulados por profesionales en la Universidad Joven de Brigham.

 “Esta investigación demuestra, de una vez y por todas, que la propaganda extendida por el lobby gay en este país  no ha tenido ninguna base y sospecho que lo han sabido siempre”, decía el Dr. Joseph Nicolosi, un psicólogo y director ejecutivo de NARTH. “Deberíamos dejar de decir a los jóvenes y a los demás que luchen con la homosexualidad  que están bloqueados  con ella. En vez de eso deberíamos decirles: “Si quieres cambiar, es posible, muchos otros han podido.”

 La encuesta fue dirigida entre individuos que se pensaba que anteriormente eran no-existentes como población; este estudio demuestra que tales personas existen.

 Entre las averiguaciones significativas del estudio existe un movimiento documentado en la orientación sexual de los entrevistados además de la frecuencia e intensidad de sus pensamientos y acciones homosexuales. Específicamente, la entrevista indicaba:

 *Antes del tratamiento, el 68% de los entrevistados se percibían a sí mismos como exclusivamente o casi completamente homosexuales, con otro 22 por ciento que afirman que eran más homosexuales que heterosexuales. Después del tratamiento, sólo el 13% se percibía a sí mismos como exclusivamente o casi completamente homosexuales, mientras que el 33% se describía  exclusivamente o casi completamente heterosexuales.

 *Aunque el 83% de los entrevistados indicaba que entraron en la terapia principalmente por la homosexualidad, el 99% de los que participaron en la entrevista dijeron que ahora creían que el tratamiento para salir de la homosexualidad podía ser eficaz y valioso.

• Como grupo, los entrevistados afirmaban estadísticamente significativos
descensos siguiendo el tratamiento en la frecuencia e intensidad de sus pensamientos homosexuales, en la frecuencia de la masturbación y pornografía gay, y en la frecuencia de su conducta homosexual con un compañero. Los entrevistados también indicaban que, como resultado del tratamiento y de los cambios de orientación sexual,  iban mejorando también psicológica e interpersonalmente.
 
• De los psicoterapeutas entrevistados, el 82% decía que creen que la terapia
 puede ayudar a cambiar la homosexualidad no deseada. Además indicaban que como promedio, de un tercio a la mitad de sus pacientes había adoptado una orientación principalmente homosexual.

• Y más del 95% de los psicoterapeutas decían que estaban de acuerdo
fuertemente o de alguna manera con la afirmación de que los pacientes homosexuales pueden cambiar a la orientación heterosexual.

  En el momento de la entrevista, el 63% de los participantes indicaba que
estaban todavía en tratamiento, habiendo pasado un promedio de tres y un tercio de años o (42 sesiones) en la terapia hasta ese punto. De la muestra principalmente Caucasiana, el 78% eran hombres, el 22% eran mujeres, con un promedio de edad de 37 años. Más de la mitad de los participantes no había estado casado y aproximadamente un tercio estaban casados. Casi el 90% de los entrevistados tenían título universitario.

 “Esta investigación valida claramente la homosexualidad como condición psicológica más que genética o hereditaria,” decía Nicolosi, llamando a los previos estudios del cerebro y de material genético el trabajo de activistas políticos gays. “Como consecuencia”, continuaba, “No debemos dejar de lado a esos individuos que quieren salir de la homosexualidad.”

 Una porción cualitativa de la entrevista confirmaba las tesis de Nicolosi. Los comentarios proporcionados por los entrevistados incluían:

• “Cuando me di cuenta de que la homosexualidad era una trampa”, decía un
hombre, “Fui a los demás a pedir ayuda. Mi terapeuta y nuestra relación me proporcionó un modelo para la relación apropiada hombre-a-hombre, relaciones no sexuales, y me enseñó sobre el tacto, vínculo y expresión de necesidades apropiadas.”

• Otro hombre escribió: “Había estado implicado en una conducta compulsiva
varias veces a la semana durante ocho años, desde el momento en que me fui de casa y comencé a vivir por mi cuenta. También tuve varios encuentros físicos ocasionales. Desde que me uní a un grupo de terapia, no he tenido que recurrir a la masturbación compulsiva, ni al uso de sexo o pornografía telefónica, con básicamente ningún deseo de participar en esas conductas. La atracción a los hombres persiste, pero cada semana que participo en el grupo me estimula cada vez más.”

• Una mujer entrevistada afirmaba: “Nunca esperé recuperarme tanto. Mis
 relaciones con los hombres han mejorado enormemente. Puedo tener relaciones sexuales con mi marido de una forma que nunca antes había podido. Estoy aprendiendo a dejar atrás las emociones protectoras familiares de desprecio, arrogancia, falsa auto-suficiencia, ira y autoindulgencia y a practicar las emociones de amor.”

• “El cambio es extremadamente difícil y requiere un compromiso total,” decía
 un entrevistado. “Pero he roto la increíble fuerza que la homosexualidad ha tenido sobre mí durante tanto tiempo” “No he sido tan feliz desde que era niño. La gente puede y debe cambiar y  llegar a ser libre.”
  
 “NARTH dará una nueva voz a estas personas y a las más de cien más que participaron en nuestro estudio.”, dijo Nicolosi, indicando que su organización intenta difundir los resultados del estudio a los líderes de las comunidades religiosas, políticas y científicas. “Como profesionales, no podemos permitir que los americanos sean engañados un minuto más. Se nos debe permitir llegar a esas personas que quieren nuestra ayuda para dársela. E intentaremos continuar para lograrlo.”

 Fundada en 1992, NARTH existe para hacer efectiva una terapia psicológica para todos los hombres y mujeres homosexuales que buscan el cambio, principalmente por medio de servicios referentes en Estados Unidos y en el extranjero. Entre los miembros de la organización benéfica se encuentran psicoterapeutas que dan conferencias y escriben regularmente sobre el tema de la homosexualidad, sus causas y su tratamiento. El ser miembro está abierto a todo el que comparta sus ideales.  

www.narth.com

AddThis Social Bookmark Button
 

TESTIMONIOS

ICONO - TESTIMONIOS EPE

| Quiénes somos |Mapa del sitio |Recomiéndanos | Quiero Colaborar |Contáctanos |Boletín |