Ruta: Home CULTURA DE MUERTE Magisterio 1. Visión Global del Mundo en el que vivimos El estado de salud de la Doctrina Social en el mundo - Informe Observatorio Internacional Card. V.T.

Es posible el cambio

JA slide show

El estado de salud de la Doctrina Social en el mundo - Informe Observatorio Internacional Card. V.T.

E-mail Imprimir PDF

Publicado el primer Informe del Observatorio Internacional Cardenal “Van Thuân”

 

ROMA, domingo 22 de noviembre de 2009 (ZENIT.org).- Ha llegado a las librerías italianas el primer Informe sobre la Doctrina social de la Iglesia en el Mundo, llevado a cabo por el Observatorio Internacional Cardenal “Van Thuân”.

El presidente del Observatorio, el arzobispo de Trieste Giampaolo Crepaldi, explicó a ZENIT que

“este Informe es verdaderamente el primero en su género. Nadie había nunca pensado antes en una iniciativa de este tipo. Creo que es un mérito de nuestro Observatorio. Mérito por otro lado relacionado con su actividad normal, de la que el Informe es precisamente el fruto”.

“Nuestro Observatorio – añadió el prelado – sistemáticamente monitoriza, el “estado de salud de la Doctrina social de la Iglesia en el mundo y es lógico que su trabajo tome cuerpo en un informe anual, como sucede este año y como sucederá en años futuros”.

-El Informe se refiere al “mundo”: ¿no es quizás demasiado pretencioso?

Monseñor Crepaldi: Nuestro Informe no es la fotografía de lo que ha sucedido en el mundo. Ciertamente presentamos también una cronología muy detallada de los principales acontecimientos y echamos una mirada a los cinco continentes, pero el fin es poner de manifiesto algunas dinámicas principales, de resaltar las problemáticas más urgentes, las prioridades. El Informe hace también elecciones, no es un inventario. Por lo demás nuestro Observatorio se vale también de una red de colaboraciones y tiene algunos “sensores” esparcidos por el mundo.

-Vuestro Informe, por tanto, hace también valoraciones, además de presentar los hechos principales. ¿Qué valoraciones surgen?

Monseñor Crepaldi: El Informe es muy complejo, porque compleja es la situación de las diferentes situaciones locales. Los problemas cambias desde Estados Unidos a Filippinas, desde Venezuela a Vietnam. Pero según nosotros es posible decir, en resumen, que se notan dos velocidades en comprender y en aplicar la Doctrina Social de la Iglesia: una avanzada y en sintonía con las indicaciones del Papa, y otra aún algo anclada en esquemas superados.

-¿Puede poner un ejemplo?

Monseñor Crepaldi: Una de las más insistentes indicaciones del Papa es que las problemáticas relativas a la vida y a la familia deben ser sistemáticamente unidas a las relativas a la tutela del medio ambiente y al desarrollo. Pero no todos hacen así, y alrededor del mundo, aún muchas realidades eclesiales y de compromiso cristiano en la sociedad separan netamente ambos aspectos.

-Existen también diferencias en el modo mismo de comprender la Doctrina social de la Iglesia?

Monseñor Crepaldi: Las dos velocidades a las que se refiere el informe tienen que ver también con esto. Para ciertas comunidades cristianas la Doctrina social de la Iglesia es expresión de la misión misma de la Iglesia, para otras es más una ética humanística genérica, otros aún la miran con sospecha. De ahí subsiguen diversas modalidades de confrontar la Doctrina social de la Iglesia con la vida misma de la Iglesia en todos sus aspectos y también modalidades diversas de realizar la presencia en la sociedad- Por un lado hay un cristianismo consciente del valor histórico de la religión cristiana en cuanto tal, por otro un cristianismo aún incierto y por tanto más frágil frente a las nuevas ideologías.

-El Informe dedica un amplio capítulo al Magistero de Benedicto XVI. ¿Por qué?

Monseñor Crepaldi: El magisterio social de este Papa es de extraordinaria importancia y el Informe, como por lo demás toda la actividad de nuestro Observatorio, le mira como la brújula que nos orienta. Este Informe se refiere al año 2008, cuando el Papa hizo importantísimos discursos en la Sapienza, en la ONU y en París. El decía que el problema de los problemas para los cristianos es el de trabajar para que Dios tenga un lugar en la plaza pública. De esto, dice, tiene necesidad la propia plaza pública, porque sin Dios tampoco los valores llamados naturales duran mucho. La presencia de Dios en la plaza pública no sofoca, sino que exalta las facultades humanas y racionales. Por esto no se trata de integrismo, sino de la mejor defensa de los derechos humanos y de la libertad.

-La impresión general que deriva del Informe ¿es de confianza o de desconfianza?

Monseñor Crepaldi: De “confianza realista”. Los lectores del Informe podrán constatar la múltiple riqueza del compromiso de los cristianos en el mundo y la gran presencia de la Iglesia católica en los contextos más difíciles. El panorama es verdaderamente emocionante: en primera línea en defender al hombre de los acosos del poder, o del Sida, de los nuevos totalitarismos, de la selección eugenésica, están los católicos, junto a los fieles de otras religiones y a todos los hombres que buscan la verdad. Aunque no es un inventario y no hace una fotografía pormenorizada, el Informe es un gran fresco de este variado y valiente compromiso. Esto infunde confianza. Pero una confianza “realista”, que tiene en cuenta también toda la gravedad de los ataques actuales a la dignidad de la persona y a la presencia de Dios en la plaza pública.

AddThis Social Bookmark Button
 

AUDIO - CULTURA DE MUERTE

solifm

Encuesta

¿Cuál consideras que es el problema más grave de la Humanidad?
 

| Quiénes somos |Mapa del sitio |Recomiéndanos | Quiero Colaborar |Contáctanos |Boletín |