Es posible el cambio

This folder doesn't exsits.

El epicentro está en España

E-mail Imprimir PDF

Hay una acción concertada del lobby gay y feminista en Iberoamérica, que ha provocado resultados pavorosos: caída drástica de la natalidad, aumento del aborto y del número de los divorcios...

Doña Lola Velarde, Presidenta de la Red Europa del Instituto de Política Familiar, alertó sobre estas cuestiones en el Congreso Internacional Mujer y varón, la totalidad del humanum, que acaba de celebrarse en Roma. No obstante, constata también un claro cambio de tendencia a favor de la vida y de la familia.

El 11 de mayo de 2006, la Corte constitucional colombiana despenalizó el aborto en tres supuestos, convirtiéndolo -denuncian los críticos- en prácticamente libre. Poco después, en Argentina y Chile, se presentaron propuestas legislativas similares.

Los siguientes en la lista fueron Portugal (febrero de 2007), Ciudad de México (abril) y Uruguay (noviembre). ¿Es una simple coincidencia? Doña Lola Velarde está convencida de que no.

Puede citar muchas otras coincidencias similares en otras áreas que afectan al matrimonio, a la familia y al derecho a la vida. A la aprobación del llamado matrimonio homosexual en España, por ejemplo, siguió, en un período muy breve de tiempo, la aprobación de leyes de uniones de hecho, también para personas del mismo sexo, en Ciudad de México y Uruguay, y otras tantas propuestas fracasadas en otros países, como Colombia o Costa Rica.

Las leyes del divorcio presentan un patrón similar. Al calor de la aprobación del debate y aprobación del divorcio exprés en España, se aprobaron reformas parecidas en Uruguay y Colombia, mientras en Chile se introdujo el divorcio.

Estos procesos han originado resultados muy llamativos. El índice de fecundidad en Iberoamérica y en el Caribe ha descendido en los últimos 35 años un 50%.

En países como Cuba (1,6 hijos por mujer), no se alcanza siquiera el nivel de reemplazo generacional, lo que ocurrirá en el conjunto de la región en 2020, si se mantiene la tendencia, en claro contraste con Estados Unidos, que superará por entonces a estos países en natalidad.

Se ha extendido también, a velocidad de vértigo, el uso de anticonceptivos, y los matrimonios han caído en picado, en los últimos 10 años (la tasa de nupcialidad fue, en 2005, de 4,1 matrimonios por 1.000 habitantes, frente a los 4,8 de Europa y los 7,1 de Estados Unidos), mientras aumentaron los divorcios, al amparo de las nuevas leyes (sólo entre 1998 y 2002, la tasa de divorcios en Latinoamérica y Caribe aumentó de 1,66 a 2,07).

Según denunció doña Lola Velarde en el Congreso Internacional Mujer y varón, la totalidad del humanum, las Naciones Unidas se cuentan entre los principales responsables de la expansión de esta agenda, y en especial algunos de sus organismos, como el Fondo de Población, UNICEF o la Convención para la Eliminación de la Discriminación de la Mujer (CEDAW).

«Se aprueban documentos ambiguos o se fuerza la interpretación de los textos, para hacerles decir lo que se quiere que digan», explica, y se amenaza, en caso de que no se sigan las recomendaciones, con cortar la cooperación al desarrollo.

En su estrategia, estas agencias utilizan, de forma sesgada, términos como salud reproductiva (en la que pretenden incluir un supuesto derecho al aborto), y recurren interesadamente al miedo al sida o a la superpoblación.

La CEDAW, sin embargo, no parece andarse ya con demasiados miramientos, y defiende últimamente el aborto sin ningún tapujo. Hace unos meses, por ejemplo, este Comité de la ONU calificó de crimen la negativa de Honduras a despenalizar el aborto.

Además de sobre la ONU y sus organismos, la señora Velarde llama la atención sobre la actuación de diversos Gobiernos europeos y de poderosas organizaciones, como la Federación Internacional de Planificación Familiar («posee la mayor red de clínicas abortistas de Estados Unidos, y posiblemente del mundo»), y de Fundaciones como la Rockefeller o la Bill & Melinda Gates. 

Liderazgo español

Detrás de todas estas acciones, según la responsable de la Red Europea del IPF, hay un proyecto ideológico, en el que España ha asumido un claro liderazgo.

Velarde cita esta frase del Presidente, recogida por su amigo Suso de Toro en el libro Madera de Zapatero: «Si hay algo que caracteriza a esta etapa de Gobierno es que hay un proyecto... Un proyecto de alcance en valores culturales, y por tanto ideológicos, que pueden definir la identidad social, histórica, de la España moderna por mucho tiempo». 

Pero lo que ocurra en España no se quedará en nuestras fronteras. El entusiasmo en desarrollar esa agenda ideológica en nuestro país puede tener que ver, según Velarde, con el convencimiento de que, «si el proyecto cuaja en un país de profunda tradición católica, es que puede trasplantarse a cualquier otro lugar». 

En Iberoamérica, especialmente, se ha demostrado que no tardan en intentar aplicarse leyes contra la familia y la vida similares aprobadas ya en España.

Ahora bien, en España, pero también en muchos países de Iberoamérica y de Europa, Lola Velarde constata que «algo ha comenzado a cambiar». El despertar de la sociedad civil española durante estos años no es un caso aislado. 

Las asociaciones pro vida y pro familia han tomado conciencia del reto, y han sustraído a las agrupaciones feministas y pro homosexuales la exclusiva del lobby ante los Gobiernos y las organizaciones supranacionales. 

La agenda pro abortista y anti familia ha sufrido grandes derrotas (Nicaragua, Ecuador, Paraguay...) Pero eso no es lo principal, sino la constatación de que hay grupos de personas sensibilizados con la protección de la familia y la vida que «han comenzado a ejercer un liderazgo social, sin miedo y que transmite valores atractivos». 

Es algo más que una luz al final del túnel, aunque, como advierte Lola Velarde, «la única solución verdadera está en la conversión de los corazones, y sucederá cuando Dios quiera».

Ricardo Benjumea

www.alfayomega.es

 

AddThis Social Bookmark Button
 

Encuesta

¿Crees que la ONU es una institución clave en la estrategia de imposición de la Ideología de Género?
 

| Quiénes somos |Mapa del sitio |Recomiéndanos | Quiero Colaborar |Contáctanos |Boletín |