Ruta: Home CULTURA PRO-GAY Noticias 13. Cultura Pro Gay y Matrimonio - Familia EE.UU: La comunidad gay de California pide al juez que la proteja «de la democracia»

Es posible el cambio

JA slide show

EE.UU: La comunidad gay de California pide al juez que la proteja «de la democracia»

E-mail Imprimir PDF

Lleva a juicio al estado y al gobernador Schwarzenegger por impedir las bodas homosexuales, prohibidas tras un referéndum

Ayer se abrió en San Francisco un juicio que, acabe como acabe, sentará jurisprudencia. Dos parejas homosexuales de largo recorrido: dos gay que llevan nueve años conviviendo juntos, y dos lesbianas que llevan ocho y además tienen cuatro hijos adoptados en común, se querellan contra el estado de California y contra su gobernador, el mediático Arnold Schwarzenegger. La tesis de los demandantes es que la prohibición estatal de casarse viola la Constitución de los Estados Unidos.

Un 52 por ciento de los californianos votaron en contra de la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo el 4 de noviembre de 2008. Las dos parejas demandantes piden ahora en San Francisco «protección frente a la democracia».

Lo que se avecina es un juicio estrella, muy «a la americana», prolongado, que se televisaría en directo por diversas cadenas y se podría seguir también por Youtube si el Supremo no lo hubiese prohibido. Así lo permitía el juez Vaughn R. Walker en una decisión criticada por los detractores del matrimonio gay, que temen represalias contra los testigos que -por primera vez en un juicio sobre este tema- subirán al estrado.

Otro atractivo de este proceso será ver en acción a abogados estrella por las dos partes, pero sobre todo por la del movimiento gay: les defenderán al alimón David Boies, distinguido jurista demócrata que representó a Al Gore en la disputa por fraude en las elecciones presidenciales del año 2000; y Theodore B. Olson, distinguido jurista conservador que en aquella misma disputa defendió a George W. Bush. Eran los días de los controvertidos votos en Florida.

Libertad individual

Esta vez luchan en el mismo bando para sorpresa de muchos. Pero no de Olson ni de un selecto grupo de conservadores que, sean cuales sean sus creencias personales sobre la homosexualidad, opinan que prohibir a los gay casarse supone una intolerable intromisión del estado en la libertad individual.

Cuando hace unos años algunos ayuntamientos y condados de California empezaron a celebrar matrimonios gay, el gobernador Schwarzenegger los vetó. El movimiento gay recurrió este veto alegando que violaba la Constitución californiana, y ganó. Las bodas gay se legalizaron en mayo de 2008, seis meses antes de las elecciones presidenciales. En esos seis meses se celebraron miles de enlaces. Hasta que el mismo día que Obama era elegido se aprobaba en California la Proposición 8 para enmendar la Constitución del estado y volver a prohibir el matrimonio entre personas del mismo sexo.

A nivel federal, los Estados Unidos no reconocen el matrimonio homosexual e incluso lo prohíben, pero no interfieren si un estado por su cuenta lo legaliza. En este punto es donde se concentra el próximo ataque del movimiento gay. En el juicio iniciado este lunes en San Francisco reclaman que se sienten discriminados e indefensos. Y piden que los jueces y el Estado se mojen para ampararles frente a lo que consideran una discriminación flagrante, así tenga el apoyo de las urnas.

www.abc.es

AddThis Social Bookmark Button
 

Encuesta

¿Cuál crees que es el aspecto más determinante en la creciente imposición de la Cultura Pro Gay?
 

| Quiénes somos |Mapa del sitio |Recomiéndanos | Quiero Colaborar |Contáctanos |Boletín |