Ruta: Home SUPERAR AMS Recursos Sanar y Liberar 8. Narcisismo Documento: Conocer y Sanar el Niño Interior

Es posible el cambio

JA slide show

Documento: Conocer y Sanar el Niño Interior

E-mail Imprimir PDF

 

Introducción:  Nuestro niño interior.

         El conocimiento y la sanación del niño interior es lo más importante que podemos hacer en este camino de sanación. Normalmente, las personas con AMS viven una relación muy especial (normalmente muy problemática) con su niño interior.

         Ese niño interior que en un momento de su desarrollo (normalmente la primera infancia) vivió un trauma, una herida, un vacío,... (por presencia o por ausencia), se construyó su propio "búnker", su propia "isla", para defenderse de lo que le ha hecho vulnerable. tantas veces, nos encontramos a nuestro niño interior como un niño solo, traumatizado, enfermo, necesitado, acobardado, agotado, vulnerable, indefenso, con miedo, frágil, inseguro, infravalorado, escondido, amenazado, violado, cansado, desesperanzado.... y sobre todo... ¡¡ necesitado de ser amado!!

           Para auto-defenderse de todo esto, para protegerse en su extrema vulnerabilidad, se ha ido forjando día a día un impenetrable muro/mecanismo de defensa y autoprotección, hasta el punto de ser casi inaccesible hasta por nosotros mismos. Se ha quedado "estancado" en la primera infancia y no quiere crecer. Muchas veces protesta y hasta impone su propia tiranía. Es Ésta la raíz y razón de la dificultad en la relación con las personas, tantas veces impedida por timidez, complejos, miedos, incomprensiones, dependencias, imposiciones,... y la búsqueda del espacio interior como el espacio en el que refugiarse en soledad.

           Surge entonces la AMS como el grito de este niño interior reclamando y suplicando, desde su extrema vulnerabilidad, el amor, el afecto, la caricia, la atención, la escucha, la seguridad, la valoración y autoestima, la ternura, el abrazo, la sonrisa, el "te quiero",... que nunca recibió o que nunca "sintió" haber recibido.

         Esta ausencia (o violencia) de (sobre) estas necesidades básicas y fundamentales ha llevado al niño interior a la vivencia del peor de los "infiernos", del peor de los "agujeros negros", del peor de los sufrimientos, vacíos y soledades. De esa profunda y arraigada experiencia de la "nada", del "vacío", del "dolor emocional y existencial" surge angustiosa e irremediablemente un "grito silencioso" de reclamo y súplica desde lo más hondo de las entrañas,  expresado en la AMS, como un verdadero grito de desgarro y de auxilio de todo el ser. La AMS es el recurso de las entrañas del ser que nos dice: "¡¡ Necesito ayuda ¡!: ¡ Necesito amor, atención, modelo, sonrisa,... especialmente de quien tiene el encargo de cultivar y madurar en mi la identidad sexual!"

         ¡ Qué drama y qué violación profunda del ser cuando ante este grito de niños, adolescentes y jóvenes se les invita a "aceptarse" "así", condenándoles de por vida a vivir en el abismo de su propio sufrimiento ¡ ¡ Qué urgencia la nuestra la de llevarles la verdad de sí mismos, cargada de esperanza!

           En el proceso de la Autoayuda es muy importante entrar en contacto con este niño interior para escucharle en su dolor y sufrimiento, en su vacío y en su grito, para acogerle en la nada de su propia vivencia, y para irle acompañando de forma madura en un crecimiento amoroso que le dé amor, seguridad, confianza, firmeza y adultez. Acompañamiento que le vaya sacando de su propio "agujero negro[1]" a un horizonte cálido de relación de confianza y amor, en el que puedan sanarse todas sus heridas y madurar en adultez responsable y gozosa todas sus dimensiones (corporal, psicológica y espiritual) y todas sus facultades o cualidades (inteligencia, voluntad y afectividad).

         Este proceso es muy lento, delicado y complejo, pero, al tiempo, muy, muy hermoso, muy apasionante y entusiasmante, pues es una verdadera conquista. Hemos de acompañar a nuestro niño interior en este camino de crecimiento y maduración: Hemos de ejercer con nosotros mismos la misericordia (en su doble e inseparable sentido: amor y acogida - exigencia y crecimiento). Y hemos de ir descubriendo que la paternidad amorosa de Dios ha estado presente y actuando desde la Eternidad, a pesar de que nosotros ¡tantas veces! hayamos estado ausentes de esta conciencia y por lo tanto, nos hayamos alejado de Dios.

         Muchas veces sentimos como que "somos un niño pequeño en un cuerpo de adulto", y como que no sabemos muy bien "qué hacer con nosotros mismos" ni cómo reaccionar. Estamos como "descolocados" de todo y de todos. Y esa es exactamente la realidad. Hemos crecido en edad pero nuestro niño interior se ha quedado "estancado", "aislado", "bloqueado" en su mecanismo de auto defensa. La AMS no es sino la búsqueda desesperada de ese espacio-matriz en el que el niño interior busca cubrir sus necesidades más básicas: el amor. Para ello, estará dispuesto a todo. Es cuestión de vida o muerte. Y a veces este "todo" es tremendamente doloroso para el ser adulto, llevándole a una batalla profundamente compleja, cargada de permanente chantaje y tiranía. La neurosis es la manifestación de esta descorazonada batalla.

         Muchas de las aberraciones que se hacen en este mundo de personas con AMS tienen su raíz en esta ansiosa y desesperada búsqueda de amor. El drama de la práctica de la relación con personas del mismo sexo es que este amor se busca por camino equivocado, lo que provoca un crecimiento al infinito de la ansiedad, la desesperación y la angustia, llegando a provocar personalidades obsesivas, dependientes y depresivas.

            El drama de la mentira de la Cultura Gay es querer legitimar esta situación de infierno y de muerte como buena, como normal, como aceptable. Es la peor de las condenas y el peor de los castigos que se puede imponer a un ser humano. Nos preguntamos: ¿qué intereses económicos, políticos,... habrá detrás del lobby gay para tal barbaridad, para difundir esta mentira y manipulación al mundo entero por todos los medios y a través de todos los poderes e instituciones?¿Será que han descubierto que aniquilando al ser humano en lo más profundo de su ser pueden conseguir seres obedientes, sumisos, esclavos del nuevo Poder Totalitario que nos quieren imponer?

         El hermoso y apasionante reto y tarea será acompañar a ese niño interior en un proceso de crecimiento y maduración, de sanación y liberación, de verdad, vida y esperanza. Descender a su "abismo", a su "infierno", mirarle a los ojos, abrazarle y, dándole la mano, ayudarle a salir a la luz de la verdad y de la vida. Esta tarea es una verdadera obra de arte: es una de las tareas más hermosas que podemos realizar en nuestra vida, sintiendo cómo es el mismo Señor el que nos acompaña, ilumina y sostiene. en definitiva, es acompañar a nuestro niño interior al encuentro con Dios, para que Él y sólo Él sea quien le sane y le abrace con su amor de ternura y misericordia y le aliente a crecer y madurar para vivir la nueva vida de Dios: la vida de comunión y solidaridad. Esa es la auténtica libertad desde la que podemos vivir el amor verdadero. ¡¡ Entusiasmante, ¿verdad?!!

         Y, lo más hermoso, si somos capaces de "descender", acoger, abrazar y acompañar a nuestro propio niño interior, y así descubrir y madurar el ser adulto que hay en nosotros, seremos también capaces de hacerlo con los otros y seremos así constructores de fraternidad y solidaridad. ¡¡ Apasionante ¡!

         Cuando se hayan sanado todas las heridas del niño interior, cuando este niño interior haya hecho el proceso de crecimiento y maduración junto a otros (red de amigos, red de apoyo), cuando este niño interior se haya liberado  de tantos miedos, inseguridades, traumas, amenazas, soledades, carencias, mentiras, rencores, ... cuando este niño interior haya salido de su propio "agujero negro" y haya establecido relaciones de verdadera amistad y amor con los otros, entonces, como se disuelve el azucarillo en un vaso de agua, se disolverá la AMS y seremos quienes Dios quiere verdaderamente que seamos: hombres libres con capacidad de amor verdadero: amor de comunión y solidaridad, amor de donación y de entrega.

         Pero, querido amigo/a, para que ello sea posible, no basta que Dios lo quiera (¡¡ que lo quiere y ha entregado su propia vida en su Hijo para hacerlo posible!!): Es necesario que tú lo quieras y lo creas y te entregues a fondo en esta tarea. Para ello has de tomar la determinada determinación de andar este camino a fondo y de entregar en él lo mejor de ti mismo/a. Con esta actitud, seguro que contemplarás hermosos milagros en tu camino. El "pececillo" y el "panecillo" de tu entrega el Señor lo convertirá en sobreabundancia de gracia, y podremos decir con el apóstol: "donde abundó el pecado, sobreabundó la gracia". Pero eso depende de ti. Te invitamos a entregarte a fondo, amigo/a, sin miedo y lleno/a de esperanza y confianza.

         Dicho esto, te invitamos a ir dando sin prisa y sin pausa, los siguientes pasitos que a continuación te sugerimos. Son simplemente "pequeñas pistas" para el camino que te pueden ayudar y orientar. No intentes andar todos los pasos en un mismo día. Vete al ritmo de tu corazón, a impulsos del amor. No se trata de dar muchos pasos, sino de darlos en profundidad. No se trata de correr, sino de vivir a fondo cada uno de los pasos. Pasa al paso siguiente sólo cuando hayas vivido en profundidad el anterior. Los primeros días que lo hagas será quizá los que más te cuesten. Después de que hayas recorrido todos los pasos, puedes quedarte en el que sientas que más necesitas o en el que sientas que quieres profundizar. El camino de la amistad y amor con tu niño interior no tiene límite.

         No olvides: el camino, has de hacerlo tú. Te invitamos a compartirlo y hacerlo junto a otros. El Señor, como en el camino de Emaús, se te hará presente. Y partirá y compartirá contigo su pan de vida nueva, el pan que sacia las necesidades y anhelos más profundos del corazón del hombre. Y te dará el agua viva para vivir la nueva vida de los hijos de Dios: la vida de comunión-solidaridad.

         ¡Ánimo, pues, amigo y amiga!



 

[1] Abismo sin fondo de sinsentido, de contradicción, de sufrimiento y de mentira, tantas veces condenado a una vida contra natura de degradación y aniquilación del ser más profundo.

Ir al Documento - Formato Word

Ir al Documento - Formato PDF

AddThis Social Bookmark Button
Actualizado ( Miércoles, 24 de Febrero de 2010 18:05 )  

TESTIMONIOS

ICONO - TESTIMONIOS EPE

| Quiénes somos |Mapa del sitio |Recomiéndanos | Quiero Colaborar |Contáctanos |Boletín |