Ruta: Home CULTURA DE MUERTE Noticias 10. Conjura de Organismos Internacionales El Centro de Derechos Reproductivos se jacta de impulsar mundialmente el aborto

Es posible el cambio

JA slide show

El Centro de Derechos Reproductivos se jacta de impulsar mundialmente el aborto

E-mail Imprimir PDF

 (NUEVA YORK – C-FAM)  El Centro de Derechos Reproductivos, organización de asesoría legal de interés público con sede en Nueva York, emitió esta semana su Informe Anual 2008 . En él pregona sus esfuerzos para promover el aborto a escala mundial y da cuenta de sus ingresos anuales de cerca de 13 millones de dólares.



El informe destaca un número de casos que parece desproporcionadamente dirigido a la expansión del acceso al aborto y los anticonceptivos en países de tradición católica. Entre la lista de casos pendientes de 2008 figuran tres demandas contra Polonia, otras tres contra Perú, y dos contra México y Costa Rica respectivamente, presentadas ante tribunales que van desde la Comisión Interamericana de Derechos Humanos hasta las Cortes Supremas de Justicia nacionales.

El informe también resalta los esfuerzos realizados en Filipinas con el objetivo de presionar a las autoridades nacionales para que distribuyan anticonceptivos. Tras una serie de derrotas en las cortes filipinas, el Centro de Derechos Reproductivos se dirigió al comité de las Naciones Unidas encargado de supervisar la implementación del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales. Según el Centro, dicho comité emitió una declaración enérgica como resultado de su insistente pedido al gobierno de “expandir el acceso a la planificación familiar” y “reconsiderar su postura respecto al aborto”.



Los críticos sostienen que imponer las repercusiones de las políticas en naciones cuyas constituciones y leyes protegen la vida desde el momento de la concepción es hacer uso indebido de los instrumentos internacionales. El Pacto anteriormente mencionado mantiene silencio en relación al aborto; además, cuando las naciones negociaron el documento, no pretendían abordar ese tema. Sin embargo, cada vez que las cortes nacionales lo rechazan, las organizaciones pro-abortistas, como el Centro de Derechos Reproductivos, se dirigen a los comités de cumplimiento de la ONU, cuyos miembros, a la vez que comulgan con los principios de dichas organizaciones, suelen ser proponentes de normas transnacionales que se encuentran reñidas con los principios sociales tradicionales. Esta clase de comités emite opiniones no vinculantes que exceden su mandato, las que luego son pregonadas por los grupos que defienden el aborto, a fin de causar la impresión de que existe una “obligación” internacional.
 
En el informe anual también se hace referencia a la reducción de la mortalidad materna como uno de los objetivos de las políticas de la agrupación, y se vincula esta meta a la defensa de la liberalización del aborto en todo el mundo.
 
No obstante, una revisión general de las estadísticas sobre mortalidad materna
recientemente publicada pone en duda la correlación entre la liberalización del aborto y la reducción de la mortalidad materna. La Federación Internacional de Planificación de la Familia hace poco admitió la presencia de una alarmante “oleada” de muertes maternas en Sudáfrica, la cual coincide con la instauración del libre acceso al aborto. La nación africana con el menor índice de mortalidad materna, Mauritania, cuenta con una de las leyes más restrictivas en materia de aborto. Igualmente, Chile, cuya Constitución protege la vida en gestación, tiene el menor índice de mortalidad materna de Sudamérica, mientras que Guyana, nación que en 1995 despenalizó el aborto casi en todos los casos, tiene el mayor.
 
Según el Informe Anual, los mayores benefactores del Centro de Derechos Reproductivos son las fundaciones William and Flora Hewlett y Picower, cuyas donaciones suman un total de medio millón de dólares cada una. Ente otros grandes donantes se encuentran las fundaciones Ford y MacArthur, el instituto George Soros’ Open Society y el fondo John Merck. Este último fue fundado por familiares del gigante farmacéutico Merck.
 
Si se compara el informe de 2008 con el del año precedente, se observa una disminución de más de un millón de dólares en concepto de ingresos, la cual se atribuye a una reducción significativa en los servicios legales donados. A pesar de que aumentaron las contribuciones provenientes de grandes fundaciones, en el futuro el Centro de Derechos Reproductivos no podrá disponer de una importante fuente de dinero: la fundación Picower cerró sus puertas el pasado mes de diciembre, tras haber confiado sus bienes al estafador Bernard Madoff.

www.c-fam.org

 

AddThis Social Bookmark Button
 

AUDIO - CULTURA DE MUERTE

solifm

Encuesta

¿Cuál consideras que es el problema más grave de la Humanidad?
 

| Quiénes somos |Mapa del sitio |Recomiéndanos | Quiero Colaborar |Contáctanos |Boletín |