Ruta: Home IDEOLOGIA DE GENERO Artículos 18. I. de G. en los distintos paises Paraguay: Aborto, Muerte y Género tras las palabras - Daniel H. Calcaterra

Es posible el cambio

This folder doesn't exsits.

Paraguay: Aborto, Muerte y Género tras las palabras - Daniel H. Calcaterra

E-mail Imprimir PDF

Paraguay: Un ejemplo práctico de cómo introducir leyes para despenalizar el aborto e insertar la homosexualidad como un derecho.

 

ESTE PROYECTO QUIERE APROBARSE EN PARAGUAY.

SIN EMBARGO EL PRESENTE ARTÏCULO  ES VALIDO TANTO PARA NUESTRO PAIS COMO PARA EL RESTO DEL MUNDO PUES  EL MECANISMO Y LAS IDEAS SON LOS MISMOS.

AGRADEZCO A MI HIJO, FERNANDO CALCATERRA, QUIEN ME PERMITIO TOMAR SU TRABAJO Y AMPLIARLO.

 

DANIEL H. CALCATERRA

ASUNCION - NOVIEMBRE 2008

 

Palabras introductorias

 

Tres  textos, el primero legal el segundo moral el tercero filosófico y político.

Primer texto:

"El niño por su falta de madurez física y mental necesita protección y cuidados especiales, incluso la debida protección legal, tanto antes como después del nacimiento.

Es evidente que el niño en su etapa prenatal presenta una situación de suma fragilidad por lo que a la natural protección de su madre es preciso sumarle la protección eficaz del Estado."

 

DECRETO  Nº 20.846 del 14 de abril de 2003. PARAGUAY

 

Segundo texto:

"La politización del aborto es el mejor termómetro para conocer el grado de corrupción humana y de cinismo a que pueden llegar ciertos políticos"

Niceto Blazquez

 

Tercer  texto:

¡Que locura la de Occidente!

Quedarse sin niños mientras Oriente crece y crece.

 

¿Qué pasa FRANCIA?

¿Qué pasa ESPAÑA?

¿Qué pasa en USA?

¡Quienes mantendrán a tus ancianos si solo el egoísmo abusa?

¡ Qué locura la de Occidente!

Quedarse sin niños mientras Oriente crece y crece.

(Síntesis. Odas de Locura. Hugo Silva)

Introducción

¿Porqué este artículo?

Desinformación  e ignorancia, sobre el aborto y la legalización del aborto.

Parece evidente un interés perverso  en despenalizar el aborto  que se desarrolla de una forma oculta, que trata de engañar al ciudadano común con términos agradables.

En Paraguay el "proyecto de ley sobre salud sexual, reproductiva y materno perinatal" que llamaremos a partir de ahora el "Proyecto F"  es un gran ejemplo de lindas palabras y fúnebres objetivos escondidos.

Para el lector común, pareciera  que todo lo que dice esta bien pero, analizando un poco, solo un poco mas profundo, vemos que en sus objetivos aparentemente buenos y lógicos, existe un trasfondo, donde una de sus metas es despenalizar el aborto, otra incentivar un derecho al género con énfasis en la aceptación de la homosexualidad.

Por todo esto procuraré dar una visión crítica de este proyecto de  ley, y echar nueva luz sobre diferentes tácticas antinatalistas que se llevan a cabo con el objetivo de legalizar el aborto.

Esta legalización del aborto esta fuertemente impulsada, y lograda, en Europa y en Estados Unidos, y ahora se busca que todos los países, principalmente los del tercer mundo que tienen tasas de natalidad elevadas, lo despenalicen.

Estas tácticas no son aisladas, sino que se mezclan y confluyen muchas veces.

Veremos como empiezan a dar un ambiente confuso o mejor dicho de confusión, la perspectiva de genero, que postula que "no nacemos hombres y mujeres, aprendemos a serlo en un proceso largo y a veces doloroso. Un camino donde los papeles están marcados según el sexo con el cual nacimos. Si nacimos mujeres, nuestra vida estará basada y moldeada en base a los valores, prohibiciones y características que son atribuibles a las normas de dicho sexo.

 Si nacimos varones, se aprende también a serlo en base a cualidades y destrezas que son característicos de los mismos.

El aprendizaje es diferenciado y en muchos aspectos está basado en la supremacía del sexo masculino sobre el femenino. Es en base a una diferencia biológica -lo sexual- que se van construyendo identidades diferentes para mujeres y hombres en nuestra sociedad. Las identidades femeninas y masculinas o identidad de género, son las características del ser mujer y ser varón en la sociedad. Este proceso de aprendizaje se da aun desde antes de nacer y se van fortaleciendo en los diversos espacios educativos, tales como la escuela, los medios de comunicación, la familia, etc."

Pongamos otro ejemplo de información o forma indirecta de introducir conceptos falsos como algo "científicamente comprobado" que en este caso es un aval de  "la libre opción sexual" o "no discriminación sexual" a la que también se nombra en este proyecto: las extrañas conclusiones sobre la "sexualidad" de Kinsey.

La Dra. en Bioética Marta Tarasco, en su revisión sobre las consecuencias del informe Kinsey, fue concluyente:

"Hace 50 años, entre 1948 y 1950, Alfred Kinsey, un biólogo norteamericano publicó dos libros sobre el comportamiento sexual de hombres y mujeres, cuyos resultados contribuyeron a desatar la llamada "revolución sexual". Kinsey, defendió que todos los comportamientos sexuales que se consideraban desviados son normales, mientras que propuso que el ser exclusivamente heterosexual es anormal y producto de inhibiciones culturales y de condicionamientos sociales.

Después de 40 años, en los cuales se había dado credibilidad absoluta a dichos  datos, con las terribles consecuencias que conllevaron para la sociedad a nivel  moral e intelectual, científicos de varios países junto con el F.B.I. demostraron la falsedad de tales conclusiones y el poco rigor científico en las mismas. Los datos habían sido estadísticamente manipulados porque la muestra era manifiestamente sesgada, con un número importante de presos, exhibicionistas, pedófilos y vejadores sexuales, incluyendo en la metodología vejaciones y estimulación sexual de adultos a niños de meses. Kinsey y sus colaboradores, se propusieron cambiar los valores morales tradicionales, con la siguiente estrategia:

a) Defender el establecimiento de que la bisexualidad es la orientación sexual para gente normal y sin inhibiciones.

Esto alentaría a las personas heterosexuales a tener prácticas homosexuales, ya que la heterosexualidad sería solo una opción en un rango de múltiples conductas sexuales. Cambiaría la norma de sexualidad heterosexual, con su estructura familiar tradicional y los valores y roles del comportamiento sexual convencional.

b) Propuso un plan para que en la sociedad los niños fueran educados en la bisexualidad y entrenados por miembros de generaciones superiores.

La influencia de sus teorías alcanzaron a la sociedad y a la ciencia, contribuyendo decisivamente a la desaparición en el catálogo de enfermedades mentales de la homosexualidad como patología, a menos que sea egodistónica, es decir, (que la persona con inclinación homosexual no se encuentre cómoda con dicha inclinación) Sin embargo, es importante señalar que, incluso científicos de la escuela de Kinsey que opinaban claramente que la conducta homosexual es normal y plenamente aceptable, afirmaran: "Es de vital importancia que todos los profesionales en el campo de la salud mental tengan presente que el hombre o mujer homosexuales son fundamentalmente un hombre y una mujer por determinación genética y que tienen tendencias homosexuales por preferencia aprendida". Esto corroboraría la hipótesis de que las inclinaciones homosexuales, no son innatas al individuo. Cada día hay mayor número de especialistas que no han renunciado a la terapia de restauración de la identidad sexual, considerando la inclinación homosexual como un trastorno psíquico de tipo neurótico desarrollado durante la infancia-adolescencia y susceptible de ser tratado. Kinsey, utilizó, además, el término adicción para referirse a las relaciones maritales, que preservan la fidelidad de la unión conyugal. Desgraciadamente sus conclusiones se siguen tomando en cuenta para las decisiones sobre política de salud sexual y/o reproductiva, y son en gran medida el contenido de los planes educativos en materia de sexualidad en todo el mundo".

Las consecuencias más directas de tales divulgaciones científicas para la persona, fueron separar y justificar éticamente, la actividad sexual y la procreación (sexo sin procreación), el ejercicio de la sexualidad fuera del matrimonio (amor libre), y la separación entre la actividad sexual y el amor.

Con la rápida aparición en los años 60 de los primeros métodos contraceptivos, y el desarrollo del concepto de Planificación Familiar por los organismos oficiales de salud pública, la fertilidad, (entendida como la dimensión constitutiva de la sexualidad y capacidad de procreación), empezó a verse como una amenaza para el hombre.

Finalmente, en estos últimos años dentro de un proceso que podría denominarse, de gradual desestructuración cultural y humana de la institución matrimonial se separa la identidad sexual y el género. Ser hombre o mujer no estaría determinado fundamentalmente por el sexo, sino por la cultura. Con ello se atacan las mismas bases de la familia y de las relaciones inter-personales. Si la cuestión del género es cultural y no se identifica el hombre con su sexo para proyectarse como masculino o femenino ¿Por qué una madre no puede hacer de padre y un padre de madre?

Por último en este nuevo milenio una crisis profunda de la paternidad a todos los niveles, biológica, ontológica, educativa y funcional, ha llevado a la sociedad a asumir como algo natural la separación entre procreación y paternidad. Ya no es necesario el padre para procrear. Se está investigando incluso, la reproducción a partir de dos mujeres. La sociedad ideal debería conducir a una indiferenciación sexual, en el que el feminismo y las personas con inclinación homosexual encontrarían la estabilidad jurídico-legal y social que propugnan sus relaciones sexuales. Los hijos perderían definitivamente la figura del padre.

El padre aparece como inexistente cuando se pretende que el hijo pueda depender de la elección única e individual de la mujer, a veces incluso de modo homosexual, en nombre de una biologización solitaria de la filiación. El padre, en resumen es desposeído de su hijo y de su propia función. La consecuencia directa de todo esto entra directamente en el campo de la ética y por lo tanto de la bioética, porque hablamos de la vida del hombre.

No es suficiente fabricar carne humana, dice el profesor Anatrella: la filiación debe establecerse partiendo de la diferencia de los sexos y la sucesión de las generaciones entre el padre y la madre, e instituirse para que se desarrolle y se reproduzca en la historia. Una antropología que niegue esta realidad construye una ética similar y por descontado ejecuta una bioética distorsionada y que contradice la verdad sobre la vida del hombre

Además de estos dos puntos mencionados, la adquisición masiva  de anticonceptivos y su administración como si fueran vacunas quieren hacer  pensar a la ciudadanía,  que el don de la vida en ese maravilloso ser humano en el vientre de la madre, mas que un regalo y un nuevo miembro de la familia de la humanidad al que hay que darle la bienvenida, es una especie de virus maligno contra el cual debemos inmunizarnos masivamente.

LEER EL ARTÍCULO COMPLETO

AddThis Social Bookmark Button
Actualizado ( Sábado, 20 de Junio de 2009 12:25 )  

Encuesta

¿Crees que la ONU es una institución clave en la estrategia de imposición de la Ideología de Género?
 

| Quiénes somos |Mapa del sitio |Recomiéndanos | Quiero Colaborar |Contáctanos |Boletín |