Ruta: Home SUPERAR AMS Comunidades Comunidades-Apoyo Consagrados/as Homosexualidad y la política de la verdad - Jeffrey Satinover M.D.

Es posible el cambio

JA slide show

Homosexualidad y la política de la verdad - Jeffrey Satinover M.D.

E-mail Imprimir PDF

DOCE PROPOSICIONES CONCLUSIVAS

Como hemos visto, el tema de la homosexualidad es enormemente complejo, tocando muchos aspectos de la naturaleza humana: biológicos, psicológicos y espirituales. Sin embargo, podemos presentar nuestras conclusiones en la forma de doce proposiciones.

Estas son:

1. La condición general de "homosexualidad" es un aspecto definido vagamente del polimorfismo total de la sexualidad humana.

2. Dado el presente estado de la naturaleza humana, el polimorfismo sexual es natural.

3. La homosexualidad de cada persona es el resulto probable de una mezcla compleja de factores biológicos genéticos, intrauterinos y extrauterinos combinados con factores familiares y sociales además de elecciones reforzadas de forma repetida. Estos crean una mezcla de impulsos particulares. El papel de la influencia genética es pequeño, y en cualquier caso significa muy poco en términos de inspirar a una persona a ser homosexual.

 4. La norma pía de conducta moral sexual está definida de forma mucho más intolerante que la gran variedad y el polimorfismo de la sexualidad humana. La sexualidad en estado natural es, por tanto, generalmente pecado. Santificado, es uno de los mayores dones de Dios.

5. La conducta homosexual es difícil de modificar porque, como otras formas de conducta compulsiva, implica impulsos innatos y elecciones reforzadas por las que las actividades de pecado se incrustan en el cerebro ("grabado en el corazón").

6. Las demandas éticas requieren que los homosexuales, como todas las personas, resistan a sus impulsos de pecado naturales.

7. La homosexualidad no es una verdadera enfermedad aunque se puede pensar como enfermedad en el sentido espiritual de "enfermedad del alma," innata a la naturaleza humana caída. Su tratamiento abre así directamente al ámbito de la "cura de almas."

8. Como las conductas grabadas profundamente son tan difíciles de modificar, los homosexuales, como las demás personas, tienen dos opciones: capitular a la conducta y sus consecuencias o depender de los demás, y de Dios, para que le ayuden.

9. Los programas seculares que modifican la conducta homosexual son más numerosas y más efectivas de lo que se hace creer a la opinión popular.

10. Los programas espirituales que conducen a las personas a la dependencia de Dios, y a apoyarles ahí, son incluso más efectivos. Los mejores de estos integran en su enfoque espiritual lo mejor que se ofrece también por los enfoques seculares.

11. Una comprensión pastoral del "curación" de un alma, que se desarrolla progresivamente durante toda la vida, es más que el alivio de síntomas particulares. Consiste en madurar cada vez con más fuerza hacia la configuración ordenada por Dios desde el principio para nosotros -y que es en gran medida "innatural," no sólo en el área de la sexualidad. Este proceso es sin duda una realidad. Es una realidad que tiene lugar en los escenarios seculares así como en los religiosos. Es una realidad no menos pertinente -y dadora de vida -para toda persona, cualquiera que sea su trauma particular, no sólo para los que luchan con la homosexualidad.

12. El cambio moderno de opinión con respecto a la homosexualidad, aunque se presenta como un avance científico, es contradicho más que apoyado por la ciencia. Es una transformación de los valores morales públicos que consiste en el abandono amplio de la ética judeo-cristiana sobre la que se basa nuestra civilización. Aunque es aclamado como un "progreso," realmente es una vuelta a las antiguas prácticas paganas apoyadas por una reformulación moderna del relativismo moral gnóstico.

Para las personas homosexuales, para cada uno de nosotros en nuestro propio círculo de trauma, además de para nuestra civilización en general, las elecciones son tan claras hoy como lo fueron para la nación judía que vivió en medio de sus vecinos paganos hace siglos.

Pongo hoy por testigos contra vosotros al cielo y a la tierra: te pongo delante vida o muerte, bendición o maldición. Escoge la vida para que vivas, tú y tu descendencia, amando al Señor tu Dios, escuchando su voz, viviendo unido a Él, pues en ello está tu vida, así como la prolongación de tus días mientras habites en la tierra que el Señor juró dar a tus padres Abraham, Isaac y Jacob. (Deuteronomio 30, 19-20)

 

PARA LEER EL LIBRO, PINCHA AQUÍ - Formato PDF

PARA LEER EL LIBRO, PINCHA AQUÍ - Formato Word

 

AddThis Social Bookmark Button
Actualizado ( Sábado, 17 de Enero de 2009 11:58 )  

TESTIMONIOS

ICONO - TESTIMONIOS EPE

| Quiénes somos |Mapa del sitio |Recomiéndanos | Quiero Colaborar |Contáctanos |Boletín |