Ruta: Home IDEOLOGIA DE GENERO Artículos 4. Deconstrucción del Matrimonio y de la Familia. ¿Es el matrimonio un derecho universal? - Stanley N. Kurtz

Es posible el cambio

This folder doesn't exsits.

¿Es el matrimonio un derecho universal? - Stanley N. Kurtz

E-mail Imprimir PDF

Kurtz advierte que a tres teólogos Protestantes respetados y moderadamente liberales se les pidió recientemente que explicasen sus puntos de vista a una audiencia de televisión sobre la cuestión del matrimonio homosexual. Todos se oponían al matrimonio homosexual pero declinaron aparecer porque tenían miedo de que se les etiquetase públicamente como “homófobos”.

Kurtz explica que el gran admirador francés de la democracia americana, Alexis de Tocqueville, advertía que en una democracia, el ostracismo social puede utilizarse también con mucha facilidad contra los puntos de vista de la minoría. Pero lo que es curioso sobre la situación actual, advierte Kurtz, es que el ostracismo social se está utilizando ahora de forma eficaz contra el punto de vista de la mayoría.

Habla del poderoso “rol censurante” de los medios de comunicación convencionales y del hecho de que un pequeño grupo de partidarios comprometidos puede tener éxito algunas veces al imponer ciertos costes sobre sus adversarios ideológicos. “Pero uno también siente”, dice, “que el hacer callar a la mayoría nunca habría sido posible si la misma mayoría hubiese estado más segura de su base”.


LA PERVERSIÓN DEL IDEAL DEMOCRÁTICO DE LA IGUALDAD

Porque como americanos estamos a favor de la tolerancia y de la igualdad –y los consideramos obligaciones de nuestra democracia- nos hemos confundido cuando se nos pidió que justificásemos las diversas tradiciones, como el matrimonio, sobre las que depende “la misma democracia”, porque esas tradiciones parecen estar en conflicto con el ideal democrático de los derechos civiles y de que no exista discriminación.

Kurtz cita al escritor Andrew Sullivan –que no es un radical sino un auto-denominado gay conservador –que está de acuerdo con que el matrimonio es una institución que merece la pena preservar y que anima a la estabilidad de relaciones y de seguridad económica entre los gays de la misma forma que se da entre los heterosexuales. En efecto, Sullivan predijo que los gays podrían demostrar ser parejas de matrimonio incluso más comprometidas que los heterosexuales. (Pero en un editorial posterior del New Republic, Sullivan admitió que muchos gays no tienen interés en el matrimonio si se espera la fidelidad).

¿Cómo entonces, se pregunta Kurtz, se desarrollaría el matrimonio homosexual? Advierte que en realidad, la comunidad gay “concede desde hace tiempo una importancia especial a la promiscuidad sexual” y a la rebelión contra la sociedad. Los gays radicales han argumentado siempre que la homosexualidad es por naturaleza incompatible con las normas de un matrimonio monógamo. ¿Demostraría el matrimonio ser realmente transformador? William Bennett argumentaba en un editorial de Newsweek que la transformación no tendría lugar probablemente en los hábitos de la comunidad gay sino en la comunidad heterosexual: el matrimonio homosexual minaría terriblemente una institución ya debilitada rompiendo el vínculo entre el matrimonio y el principio de la monogamia. Además, decía Bennett, una vez que se haga normal el matrimonio gay, no quedarán argumentos basados en principios por los que la sociedad pueda resistir a la poligamia.

El matrimonio existe como institución, explica Kurtz, no porque sea un “derecho universal de todos” sino porque “ciertas comunidades hayan decidido que esta forma particular de alianza personal entre un hombre y una mujer necesita y merece apoyo social”.

Si el matrimonio fuese un derecho legal universal de todas las personas que lo deseasen, entonces tendría que ser rediseñado en la forma de contrato por el que cualquier parte podría formar el tipo de alianza que quisiese.


¿PARA QUÉ SIRVE EL MATRIMONIO?

“De lo que estamos hablando”, dice Kurtz, “es de las cuestiones fundamentales de lo que es el matrimonio y su función”. Incluso más importante, dice, la continuidad del vínculo marital de dos personas es “todo lo que salvará a nuestros hijos del caos”.

Kurtz cree que el matrimonio está anclado por naturaleza en la complementariedad de los sexos, aunque “incluso hacer referencia a ella (la complementariedad) actualmente es invitar al ridículo”. Advierte que “la complementariedad física y emocional del hombre y la mujer se basa en la biología por lo que no desaparecerá”. Las mujeres ayudan a domesticar a los hombres.

Otro factor de anclaje es el sentido del hombre de que su hogar es su “castillo” y de que él es el “rey”, a pesar de la realidad de que “una forma de igualdad” siempre ha permanecido oculta en la realidad de una relación de marido y mujer.  “Que los que mantienen el compromiso tengan la osadía de decir en voz alta que la autoridad del hombre dentro del vínculo matrimonial”, dice Kurtz, “siga siendo, de forma muy sutil, la fórmula del éxito matrimonial heterosexual”.

El matrimonio homosexual tiene un enorme potencial subversivo, advierte Kurtz. Los activistas gays ya están abogando por una experimentación con las “nuevas formas de familia” que implican la donación de esperma, el matrimonio abierto y el matrimonio poligámico. Se han creado páginas web para respaldar a las “poliamorists” –mujeres que viven con más de un esposo.

En resumen, explica, los activistas gays nos están pidiendo “que transformemos, a un coste desconocido para nosotros mismos y para las futuras generaciones, la institución central de nuestra sociedad”. Debemos oponernos al matrimonio gay “con firmeza, educación y, sobre todo, abiertamente”.

“Si hay algo que se pasa de la raya”, insiste Kurtz, “es esto”.

(Comentario de “Qué Tiene de Malo el Matrimonio Homosexual”, por Stanley N. Kurtz, Septiembre de 2000, pp. 35-41)

 

 

AddThis Social Bookmark Button
 

Encuesta

¿Crees que la ONU es una institución clave en la estrategia de imposición de la Ideología de Género?
 

| Quiénes somos |Mapa del sitio |Recomiéndanos | Quiero Colaborar |Contáctanos |Boletín |