Ruta: Home CULTURA PRO-GAY Magisterio Magisterio - Noticias Santa Sede, Lobby Gay y ONU

Es posible el cambio

JA slide show

Santa Sede, Lobby Gay y ONU

E-mail Imprimir PDF

Parece que el Vaticano no va a dejar que el lobby gay se convierta en defensor de los derechos humanos ante la ONU -no está mal, teniendo en cuenta que fueron expulsados por irregularidades legales, pero siguen presionando-.

La Santa Sede ha pedido por medio de su delegación en la ONU que no se otorgue estatuto consultivo a la Asociación Internacional de Gays y Lesbianas (ILGA) en el Consejo Económico y Social (ECOSOC). La ILGA tuvo ese reconocimiento hace años, pero lo perdió en 1993, cuando varios Estados miembros la denunciaron por su vinculación a varios grupos paidófilos. La Santa Sede, por su parte, participa en la ONU como observador permanente. El ECOSOC es uno de los organismos principales de la ONU.

Monseñor Ruben Dimaculangan, portavoz de la delegación vaticana, explicó en su intervención los motivos por los que desaconseja atender la solicitud de la ILGA.

Las reivindicaciones de la ILGA, dijo, se cifran en la igualdad con los heterosexuales en cuanto a edad de consentimiento y otros asuntos relativos a la orientación sexual, invocando los derechos humanos. Pero "la orientación sexual no es comparable a la raza o el origen étnico", de modo que en realidad "los intereses particulares de esta ONG caen fuera del ámbito de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y los instrumentos jurídicos internacionales".

O sea, "lo que la ILGA y sus partidarios proponen no es igualdad de derechos sino derechos especiales", con objeto de facilitar la "supresión de distinciones morales respecto a opciones y conductas que son de vital importancia para la comunidad internacional". Así, "poner el estilo de vida homosexual al nivel del matrimonio tendría un impacto directo en el reconocimiento social de la naturaleza y los derechos de la familia".

Monseñor Dimaculangan recordó que la Santa Sede distingue entre la persona homosexual y sus opciones y comportamiento, y reconoce a los homosexuales el derecho a la protección de su dignidad fundamental que como seres humanos tienen. Pero la homosexualidad no es "una fuente positiva de derechos humanos".

O sea, lo que siempre hemos defendido en este blog y en diferentes artículos. Respeto a la persona, respeto a sus decisiones, pero no pueden reclamar derechos por ser homosexuales. ¿Pueden casarse? Por supuesto, si encuentran ellos una mujer y ellas un hombre, pueden contraer matrimonio como cualquier otro, porque la esencia del matrimonio es esa: uno con una para siempre.

www.hazteoir.org

 

AddThis Social Bookmark Button
 

Encuesta

¿Cuál crees que es el aspecto más determinante en la creciente imposición de la Cultura Pro Gay?
 

| Quiénes somos |Mapa del sitio |Recomiéndanos | Quiero Colaborar |Contáctanos |Boletín |