Ruta: Home IDEOLOGIA DE GENERO Artículos 20. Autores: Dale O´Leary La inseminación artificial está fuera de control y es perjudicial para los niños - Dale O'Leary

Es posible el cambio

This folder doesn't exsits.

La inseminación artificial está fuera de control y es perjudicial para los niños - Dale O'Leary

E-mail Imprimir PDF

En 1987 el Cardenal Ratzinger (ahora Benedicto XVI) en su entonces oficina de la Prefectura de la Congregación para la Doctrina de la Fe, publicó un documento titulado “Donum Vitae” (El Don de la Vida), que entre otras cosas condenaba la inseminación artificial con donante (AID), es decir, de otro hombre que no sea el padre.

“Donum Vitae” defendía el derecho de los niños de conocer a sus padres biológicos. Todo niño tiene derecho a “ ser concebido, llevado en el seno, traído al mundo y criado en un matrimonio”. En el torbellino de entusiasmo por todas las nuevas formas de reproducción asistida y de genuina compasión hacia las parejas estériles, se han ignorado las advertencias de la “Donum Vitae”.

Mucha gente no ve qué tiene de malo el que una mujer utilice esperma de otro hombre para concebir si el esperma de su marido no sirve para esa tarea. La pareja lo mantenía antes en secreto. El niño era educado como si el esposo fuese el padre biológico. Después de todo, se decía, lo que importa no es la genética sino el amor.

Las cosas no han resultado como se esperaba. Incluso antes de descubrir la verdad, muchos de los niños concebidos de esta forma sentían que algo iba mal. Sus relaciones con sus “padres” eran tensas. Muchos se sintieron traicionados cuando descubrieron que su familia había vivido con una mentira. Algunos han intentado encontrar a sus padres biológicos pero pocos han tenido éxito. Margaret Brown, producto de AID, escribiendo en Newsweek, se queja de que no se protegieron sus intereses: “...Los niños no son comodidades ni posesiones. Son personas con un interés igual en el proceso”.

Una vez que se aceptaron los bancos de esperma y AID, mujeres solteras y lesbianas lo solicitaron y ahora tenemos la primera generación de niños sin padre a propósito. El derecho de la mujer a tener un hijo superó al derecho de su hijo a tener un padre. Ahora las parejas de mujeres que conciben por AID están demandando que los certificados de nacimiento reconozcan su relación. En vez de poner “madre” y “padre”, quieren que el documento refiera a Progenitor A y Progenitor B. Defendían que la aceptación de AID  para parejas masculinas /femeninas establecía la irrelevancia de la biología.

Todo no es de color de rosa en este Bravo Nuevo Mundo. Algunas relaciones de parejas del mismo sexo no suelen sobrevivir a los cambios producidos por la concepción de un hijo y los tribunales se quedan intentando ordenar las piezas.

¿Debería la “madre” no biológica tener los mismos derechos que la madre biológica? ¿Debería obligarse al “progenitor” no biológico a pagar el mantenimiento del niño? ¿Qué hay de las visitas? ¿Y qué hay de la situación en que la madre biológica deja de ser lesbiana? Estos temas están actualmente en litigación.

Y lo más importante, ¿qué hay de los efectos psicológicos sobre el niño de la carencia de padre planificada? Los niños están diseñados para amar y confiar en sus padres. Todo niño tienen una profunda necesidad de creer que sus padres quieren lo mejor para él pero aquí estamos ante una situación en la que tres adultos –la madre biológica, el padre biológico y la madre no biológica- han conspirado juntos para producir lo que es una segunda situación mejor.

Toda la retórica feminista del mundo no va a convencer a un niño de 6 años de que dos madres es lo mismo que un padre y una madre. El niño comprenderá de forma eventual que el no tener padre no es una tragedia que tenga que aceptar sino algo que fue calculado y planificado por los que afirman buscar en el fondo lo mejor para él.

No sólo eso sino que tendrá que hacerse a sentir que su deseo de tener un padre es inaceptable, un rechazo que es consecuencia de la valiente decisión de sus “madres” de desobedecer ideas pasadas de moda. Se le enseñará que la diversidad familiar es normal.

La “Donum Vitae” no ha recibido la atención que merece ni desde la jerarquía ni desde los laicos. La consecuencia de utilizar técnicas que no tienen en cuenta el derecho de los niños a ser concebidos en un matrimonio y criados por sus padres biológicos no es inmediatamente evidente. Es fácil estar complacido con los bebés encantadores concebidos con técnicas objetivamente inmorales. Pasan años antes de que las víctimas puedan hablar por sí mismas.

Nadie quiere estigmatizar a las víctimas. Los niños concebidos con esperma donado tienen bastantes problemas pero ignorar las formas en las que los derechos fundamentales de estos niños fueron violados sólo añade insultos a los daños y garantiza que muchos niños más también sufrirán.

AddThis Social Bookmark Button
 

Encuesta

¿Crees que la ONU es una institución clave en la estrategia de imposición de la Ideología de Género?
 

| Quiénes somos |Mapa del sitio |Recomiéndanos | Quiero Colaborar |Contáctanos |Boletín |