Ruta: Home IDEOLOGIA DE GENERO Artículos 20. Autores: Dale O´Leary Encajando el puzzle de la locura judicial - Dale O'Leary

Es posible el cambio

This folder doesn't exsits.

Encajando el puzzle de la locura judicial - Dale O'Leary

E-mail Imprimir PDF

Durante años he advertido lo que parecían ser actos casuales de locura en los jueces y me preguntaba: “¿De dónde está viniendo todo esto?” Me quedé horrorizada ante la decisión de un juez de Colorado de conceder a la ex-pareja de una madre lesbiana los derechos sobre la hija adoptada de la ex-lesbiana –una niña con la que la ex-pareja no tenía ninguna relación biológica ni legal- y me indignó cuando el juez ordenó a la madre adoptiva que no expusiera a la niña a una instrucción religiosa “homófoba”.

Leí la decisión de Vermont que obligaba al estado a legalizar las parejas de hecho del mismo sexo, la decisión de Massachussets de forzar una redefinición del matrimonio y la decisión de Nebraska que revocaba un referéndum de estado que defina al matrimonio. Con cada lectura, sentía que, como Alicia, había atravesado un espejo y había pasado a otra realidad sustituta. Veía la promoción frenética de la “diversidad” por activistas de izquierdas y sabía que buscaban algo más que simplemente la tolerancia de las diferencias. Estaba convencida de que los activistas gays estaban siendo poco sinceros cuando afirmaban que todo lo que querían era ser como los matrimonios. Era improbable que estuvieran poniendo todo su esfuerzo en cambiar la ley para llegar a ser normales. Veía todo esto como se ven las piezas de un rompecabezas.

Y entonces leí un informe del Consejo de Ley de la Familia, “El Futuro de la Ley de la Familia: La Ley y la Crisis del Matrimonio en Norteamérica”, y todas las piezas encajaron.

Este documento es una lectura absolutamente imprescindible para cualquier persona a la que le importen los niños y el futuro de la familia. “El Futuro de la Ley de la familia” analiza las tendencias peligrosas del pensamiento legal, criticando los “Principios de la Ley de la Disolución de la Familia” (2002), emitido por el prestigioso Instituto de Ley Americana y “Beyond Conjugality: Recognizing and Supporting Close Personal Adult Relationships” (2001) de la Comisión de Ley de Canadá.

“El Futuro de la Ley de la familia” revela cómo la izquierda está utilizando los tribunales de Estados Unidos y Canadá para promover una agenda social radical. Bajo este esquema el valor más alto es la diversidad. Cada persona puede mantener cualquier relación sexual que desee y el gobierno debe tratar a todas las relaciones de la misma forma. A los tribunales ya no se les permite hacer juicios morales. Los estándares objetivos para decidir cuáles son los mejores intereses del niño, incluso cuando se basa en una evidencia abrumadora, deben dejarse de lado porque el uso de un estándar “restringe innecesariamente la diversidad y el pluralismo cultural”.

Hoy tenemos un enorme cuerpo de investigación de ciencias sociales que demuestra que lo mejor para los niños es ser educados por sus padres biológicos dentro del matrimonio. Cualquier otra disposición incrementa el riesgo de un resultado negativo. Por tanto, la ley ha “privilegiado” al matrimonio entre un hombre y una mujer. Esto no es aceptable para los autores de “Principles” y “Beyond Conjugalty”. Quieren que cualquier cosa de la sociedad que favorezca al matrimonio con hijos sea eliminado. “Beyond Conjugality” insiste en que “los valores y principios de autonomía y neutralidad del estado requieren que la gente sea libre para elegir la forma y la naturaleza de sus relaciones adultas íntimas”. Según escribe Helen Rhoades en el Diario Canadiense de Ley familiar, “privilegiar la “paternidad biológica” representa una restricción “heterosexual” sobre la amplia gama de formas y prácticas familiares”.

Pero el problema de “suprimir el privilegio” del matrimonio es que no todas las formas familiares son iguales. Sí, la sociedad concede privilegios a las personas que se casan, que permanecen casadas y crían hijos, y debe hacerlo. Si hay algo a lo que la sociedad debe conceder más privilegios es a la familia porque el Estado debe anteponer los intereses del niño a los impulsos sexuales de los adultos.

“El Futuro de la Ley de la Familia” revela cómo la batalla sobre el matrimonio es mayor que la cuestión de conceder licencias de matrimonio a las parejas del mismo sexo. Si se cambia la definición de matrimonio, cambia todo. El matrimonio no es algo creado por abogados o jueces. El hombre y la mujer unidos en matrimonio y que crían a sus hijos biológicos no es una creación social. Es la base de una sociedad sana.

Los que quieren sustituir la comprensión tradicional del matrimonio con la “diversidad” han estado empleando una estrategia de progresión –haciendo calladamente pequeños cambios- esperando pasar bajo el radar y evitar el debate público de su agenda. Esto no se puede permitir que suceda. Los institutos que promueven estas teorías han renunciado al respeto que habían conseguido en el pasado. Debe examinarse el historial de todos los candidatos para la oficina judicial para ver si ha sufrido la influencia de este pensamiento.

Los promotores de la “diversidad” se han declarado enemigos de los mejores intereses para el niño. Deben ser rechazados.

 

AddThis Social Bookmark Button
 

Encuesta

¿Crees que la ONU es una institución clave en la estrategia de imposición de la Ideología de Género?
 

| Quiénes somos |Mapa del sitio |Recomiéndanos | Quiero Colaborar |Contáctanos |Boletín |