Ruta: Home IDEOLOGIA DE GENERO Artículos 11. I. de G. y Feminismo radical Barak Obama y el feminismo radical

Es posible el cambio

This folder doesn't exsits.

Barak Obama y el feminismo radical

E-mail Imprimir PDF

No es necesario decir que la lucha entre Barack Obama y Hillary Clinton por conseguir la candidatura para las elecciones presidenciales de Estados Unidos por el partido demócrata está cada vez más reñida por la corta distancia que les separa en el número de delegados necesarios para su designación, aunque todo parece indicar que serán los "superdelegados" del partido los que al final decidirán cuál de los dos será el candidato del partido.

Sin embargo, Obama acaba de lanzar unos mensajes explícitos de la ideología de género al movimiento feminista para intentar arrebatarle votos a Hillary Clinton en los estados en los que todavía tienen que someterse al plebiscito popular.

Según recoge la página web de noticias católicas ACIPRENSA el día 3 de abril de 2008, Barak Obama había hecho las siguientes afirmaciones: "Tengo dos hijas de 9 y 6 años de edad. Lo primero que les voy a enseñar son los valores y la moral. Pero si cometen un error, no quiero que sean castigadas con un bebé, ni quiero que sean castigadas con una enfermedad de transmisión sexual a los 16 años".[1] 

Si bien es cierto que no pueden juzgarse las intenciones con que se expresan ciertas afirmaciones o con las que se llevan a cabo ciertas acciones, no se puede negar que Obama, con estas palabras, asume los presupuestos del feminismo más radical, al igual que en España haría el Sr. Zapatero, con el fin de promover la agenda de la ideología de género manipulando a toda una población sobre la realidad del aborto.

Es sorprendente la frase con que el Sr. Obama expresa la defensa del derecho al aborto que piensa que debe tener toda mujer. Sus palabras no son a favor del aborto sino en contra de la maternidad y de la vida. Según sus propias palabras, la maternidad es un castigo. Utiliza la agresividad contra la maternidad para dar la imagen de que, aunque su rival es nada más y nada menos que Hillary Clinton, él es más feminista que ella y así poder "ganarse" el voto de las feministas más radicales.

Sin embargo, no sólo tiene importancia el contenido de las afirmaciones del Sr. Obama sino que en este caso es tan importante que sea él mismo el que se erija en portavoz del feminismo radical. A pesar de la agresividad de sus afirmaciones, los asesores de imagen de Obarak Obama han hecho que muchos americanos perciban en él un nuevo John F. Kennedy, un hombre de valores, tal y como él mismo se define al inicio de sus palabras.

Este hecho, que es paradigmático en España con el Sr. Zapatero, que ha sido presentado como un hombre de talante, tolerante y progresista, es importante porque refleja la esencia del feminismo radical, que como se ha dicho anteriormente, se ha apoderado del concepto de feminismo, no aceptando que se les denomine feministas radicales sino simplemente feministas, cuando son muy conscientes de su radicalidad y de los grandes apoyos que tienen en organismos internacionales para promover su agenda bajo una imagen mesiánica a favor de la mujer, cuando su ideología ataca a la esencia misma de la feminidad.[2] 

El ataque a la maternidad ha sido una constante en la ideología feminista radical. En agosto de 2007 la organización pro-abortista colombiana Profamilia, filial colombiana de la trasnacional abortista International Planned Parenthood Federation (IPPF) consideraba la maternidad como una enfermedad.[3] 

Las feministas radicales afirman que el meollo de la opresión de las mujeres se encuentra precisamente en su rol de gestación y de educación de los hijos.[4] No perciben la maternidad como un don característico y exclusivo de la mujer que la dignifica y que le ayuda en su realización personal sino que en su idea obsesiva de conseguir la igualdad con el hombre a cualquier precio, atacan a la maternidad de forma despiadada como un obstáculo para la realización de la mujer y como una carga injusta que no tienen por qué soportar.

Así, la afirmación de Obama muestra el desprecio más vil hacia la maternidad que comparten los movimientos feministas y pro-abortistas. Un hijo es un castigo. En vez de defender la educación sexual responsable y seria para los adolescentes, expresa la salida más fácil a un posible embarazo: el aborto. Según afirman las feministas y recoge Obama, el mal no es el aborto sino que el verdadero mal es el bebé, la maternidad. Así, las feministas atacan frontalmente la raíz de la verdadera feminidad apropiándose paradójicamente de la idea de la defensa de la mujer.

Así, tal y como lo expresa María LaCalle, "el rechazo a la maternidad es lo que lleva a las feministas a hacer de los llamados "derechos reproductivos" su bandera. Se trata de un conjunto de "derechos" cuyo objeto es que la mujer controle por completo la fertilidad, y que tienen como núcleo central la reivindicación del aborto libre, gratuito y universal, lo cual es considerado fundamental para la potenciación del papel de la mujer.

Las organizaciones feministas denuncian la prohibición del aborto como un atentado contra los derechos humanos y una agresión a los principios de justicia social. Es más, consideran que el aborto es un derecho de las mujeres".[5] 

Por tanto, se defiende la ideología de género como signo de progreso, de consecución de derechos, etc., manipulando la realidad con el fin de conseguir el poder. Como se ha dicho, la esencia del feminismo radical es el odio a la identidad femenina, intentando recrear una imagen de mujer muy diferente a lo que la mujer es por naturaleza. Porque un niño no es ningún castigo y el aborto, por mucho que se enmascare, siempre será el asesinato de una persona inocente.


[1]www.aciprensa.com/noticia.php?n=20662

[2]Dale O'Leary, The Gender Agenda, Redefining Equality, Vital Issues Press, Lafayette, Louisiana, 1997. p. 22

[3]www.aciprensa.com 23 de agosto 2007

[4]Shulamith Firestone, The Dialectic of Sex, Bantam Books: NY, 1970, 72.

[5]María Lacalle Noriega, "La Deconstrucción de la Sociedad a través de la Legislación, Mujer y Varón ¿Misterio o Autoconstrucción?, editado por CEU, universidad Francisco de Vitoria y UCAM, 2008, p. 244.

__________________

 

AddThis Social Bookmark Button
 

Encuesta

¿Crees que la ONU es una institución clave en la estrategia de imposición de la Ideología de Género?
 

| Quiénes somos |Mapa del sitio |Recomiéndanos | Quiero Colaborar |Contáctanos |Boletín |