Ruta: Home CULTURA DE MUERTE Artículos 15. Artículos de Opinión Premio Nobel al pacifismo del relativismo moral y político - Diego Quiñones

Es posible el cambio

JA slide show

Premio Nobel al pacifismo del relativismo moral y político - Diego Quiñones

E-mail Imprimir PDF

Mon, 19 Oct 2009 15:00:00

CAMINEO.INFO.-   Los premios internacionales Nobel, en especial los Nobel de la Paz, de Literatura y de Economía, y no tanto los de Fisiología y Medicina como también los de Química y de Física, se han ido apartando del verdadero sentido humanitario con que nacieron. La Fundación Nobel (1900) es la encargada de gestionar las ganancias de quien fue inventor, el químico sueco Alfred Nobel (1833-1896), de armas mortíferas, como la balística, el explosivo gelignita, y su mayor logro, la dinamita, explosivo plástico del cual, como de los otros, se arrepintió por sus usos destructivos. La Fundación Nobel, ya no premia los méritos, los valores humanos y transcendentes de personajes relevantes como los estadistas y los sabios de las distintas disciplinas científicas y humanísticas, que han demostrado que sus hechos y palabras, han sido beneficiosos para la Humanidad.

El Comité del Parlamento de Noruega, los miembros del politizado[1] Comité Noruego del Nobel, que otorga el Premio Nobel de la Paz, se han olvidado del testamento[2] de Alfred Nobel, en el cual había expresado su última voluntad de premiar a aquellas personas que mostrasen que han entregado su vida a la abolición o a la reducción de los ejércitos y de las armas con el fin de propiciar la paz, y por tanto, la vida y la libertad.

Los premios Nobel de Literatura, de Economía, pero sobre todo, el Premio Nobel de la Paz, se han convertido en medios para adular al poder político, más que en instrumentos benefactores para alcanzar la paz, la justicia, la libertad, la dignidad humana y la verdad en la creación de una cultura científica, humanística y espiritual, que esté al servicio del bien común de los seres humanos de todo el mundo.

Se ha concedido el Premio Nobel de la Paz de 2009, al 44º Presidente de los Estados Unidos de América, Barack Hussein Obama, (1961-), del Partido Demócrata,de profesión abogado y profesor de Derecho Constitucional, perteneciente a la Iglesia Unida de Cristo, una de tantas iglesias congregacionalistas, nacidas en Norteamérica en el siglo XVII de las iglesias protestantes reformadas o calvinistas(presbiterianos, puritanos o congregacionalistas e iglesias anglicanas(baptistas, metodistas, episcopalianos, cuáqueros…) ); que al igual que las iglesias luteranas (anabaptistas y menonitas) y las iglesias anglicanas, surgieron en Europa con la ruptura de la multisecular unidad de la Iglesia de Cristo: el Cisma con la Iglesia Católica en el siglo XVI.

Se ha vuelto a conceder el Premio Nobel de la Paz, a otro político que simboliza el poder omnímodo. Otra forma más de adular al imperialismo norteamericano, que tiene más defectos que virtudes. El Premio Nobel de la Paz, se lo ha otorgado una Europa que desde el siglo XX, viene renegando de su identidad histórica. Es la Europa decadente del relativismo posmoderno, la que rinde pleitesía al poder norteamericano, ya que es incapaz de revitalizarse desde sus raíces judeo-cristianas, griega, romana y la Europa del pensamiento que sabe conjugar la fe y la razón para dar respuestas y soluciones a la vida anodina en la que viven los europeos y la mayoría de los ciudadanos del planeta tierra.

La concesión del Premio Nobel de la Paz al actual Presidente de Estados Unidos, a un neófito de escaso currículum en los mandos del poder nacional e internacional, es aceptar lo que Europa no debería ser desde el siglo XX: dependiente de Estados Unidos en la política económica internacional, en la política geoestratégica y militar, al igual que en la ciencia, la tecnología punta y en la cultura, en las cuales impera el relativismo de la despersonalización del ser humano y de la desintegración de las identidades históricas de las naciones seculares de Europa.

El Premio Nobel de la Paz del año 2009, no se ha dado a un personaje con una acreditada trayectoria política de hechos consumados en favor de la paz, los Derechos Humanos y la libertad. En la Historia Universal ha habido personajes que se lo merecieron y se les negó. En el siglo XX, no se otorgó al Papa bueno y sabio, al Santo Padre Juan XXIII(1881-1963), que trajo el viento del Espíritu Santo de la obediencia y la paz a los hombres y mujeres del siglo XX, siglo éste que se había desangrado con dos guerras mundiales: la I Guerra Mundial(1914-1918) y la II Guerra Mundial (1939-1945).

El beato Juan XXIII, actúo como mediador entre los dos grandes bloques, el capitalista y el comunista, en los que quedó el mundo dividido tras la II Guerra Mundial. Entre Estados Unidos y la URSS, se desarrolló no sólo una guerra fría, sino multitud de guerras calientes por todo el planeta. Uno de sus más importantes mediaciones providenciales, fue la de evitar una guerra atómica entre ambas potencias mundiales, cuando la crisis provocada por la presencia de los misiles soviéticos en Cuba. Juan XXIII medió entre el Presidente John Fitzgerald Kennedy (1917-1963) yel Presidente de la URSS, Nikita Sergueievich Kruschev (1894-1971). Por esta trayectoria, el Papa Juan XXIII recibió en 1963 el no menos prestigioso Premio Balzan que otorga la Fundación Balzan con sede en Zúrich (Suiza). Es el premio por la paz, la humanidad y la fraternidad entre los pueblos.

Uno de los más grandes personajes[3] de los dos últimos siglos de la Edad Contemporánea, según la opinión unánime de los historiadores, ha sido otro Papa tan digno como Juan XXIII, de haber recibido el Premio Nobel: Juan Pablo II (1920- 2005), el Papa viajero perseguido por las tiranías del terrorismo del estado ateo: el nazismo y el comunismo. Con la fuerza del Espíritu Santo, llevó el Evangelio de la paz, de la vida y de la libertad por todos los rincones del mundo, y logró, junto al 40º Presidente de los Estados Unidos, Ronald Reagan (1911-2004), que se derrumbara el totalitarismo socialista y comunista de la URSS, al contribuir a la caída del Muro de Berlín (1989), símbolo de la Guerra Fría que dividió durante cuarenta años a Europa y al mundo, en dos bloques ideológicos.

El Comité Noruego del Nobel, en cambio, sí que ha concedido el Nobel de la Paz, a quienes no se lo merecían. Entre ellos descuella quien en su trayectoria política empleó el terrorismo islámico contra el pueblo y el Estado de Israel, el líder palestino Yasser Arafat (1929-2004), que lo recibió en 1994 junto a dos políticos israelitas: el ministro de Asuntos Exteriores, luego Primer Ministro, Shimon Peres(1923-) e Isaac Rabín(1922-1995). Ambos son del Partido Laborista, de ideología socialdemócrata y sionista. Shimon Peres es considerado el padre de la bomba atómica de Israel.

La maniobra política del Comité del Nobel de la Paz, reconciliar a quienes no quieren, no sirvió para nada. El Primer Ministro de Israel, Isaac Rabín, fue asesinado en 1995 por un ortodoxo radical judío, y en cuanto a los terroristas islámicos de Palestina, siguieron y siguen con sus asesinatos contra Israel. Por tanto, la guerra entre los israelitas y los árabes palestinos, aún no se ha resuelto para alcanzar una convivencia en paz en Oriente Medio.

El politizado Comité Noruego del Nobel, ha concedido el Nobel de la Paz a quien representa en la actualidad el pacifismo del relativismo moral y político. Ellos, los representantes[4] del Comité Noruego del Nobel, de igual modo también reflejan el relativismo moral y político, pues, lo compone una mayoría de cuatro, de los cinco componentes, socialdemócratas progresistas, con una minoría, de tendencia conservadora.

El pacifismo relativista del Presidente de Estados Unidos, Barack Hussein Obama, es lo más opuesto al Espíritu pacífico del Evangelio de Cristo y de su única Iglesia, por razones teológicas e históricas, la Iglesia Católica. El pacifismo relativista, lo mismo defiende la rendición pactada o consensuada con el enemigo actual de la libertad y la paz del mundo, el terrorismo islámico (como puede ser que ocurra con la entrega paulatina de Irak y Afganistán a Irán), que, la guerra solapada con intervenciones secretas o la guerra directa con intervenciones directas en las zonas calientes del planeta de las cuales dependen los recursos naturales imprescindibles, tales como el petróleo y el gas, para que de este modo el mundo se balancee y dormite complaciente en las ensoñaciones del relativismo de las sociedades del estado del bienestar hedonista y consumista.

Detrás de la concesión del Premio Nobel de la Paz, descubrimos otra trama trágica y terrible, que se está ejecutando con la imposición de leyes ideologizadas que atentan contra los Derechos Fundamentales, que dinamitan noche y día la dignidad de las personas en las sociedades civiles. Basta con acudir a la ingente documentación historiográfica, como puede ser los medios de información, para colegir que la política del imperialismo relativista de Barack Hussein Obama y otros políticos de su cuerda, comienza con la persecución del ser humano desde que es feto o embrión hasta que alcanza el fin de la vida, bien por enfermedad terminal o por la llegada de la ancianidad.

La paz de las sociedades civiles y políticas del siglo XXI, no se logra con el pacifismo del relativismo laicista desintegrador del derecho a la vida. Es en el seno materno donde comienza la paz. Ésta nunca será realidad mientras se asesine al ser humano aún no nacido pero sí concebido. En el vientre materno, el pacifismo relativista, actúa con las tácticas traidoras de la guerra del terrorismo narco-médico quirúrgico, tan terroríficas y trágicas como las tácticas del terrorismo fundamentalista islámico o del terrorismo de estado de los regímenes nazi, comunista y socialista, bien soviético o el maoísta de la República Popular de China.

Barack Hussein Obama, y sus seguidores del pacifismo del relativismo moral y político, nunca permitirán la paz en la Tierra, porque sus políticas nacionales e internacionales, emplean la guerra del terrorismo abortivo contra el derecho fundamental a la vida. La paz sin el derecho a la vida y sin la libertad en el seno materno y en las sociedades civiles y políticas, es un pacifismo inhumano que emplea el relativismo de la multilateralidad y el multiculturalismo, que emplea el relativismo del laicismo radical de las democracias totalitarias consensuadas del siglo XXI.

Hay que recordar a la opinión mundial, que Barack Hussein Obama, y los que le siguen en las sociedades del bienestar materialista, defienden el inexistente derecho al aborto libre. Para ello han declarado la guerra ideológica, científica y tecnológica a la antropología natural (que siempre ha dado un sólido fundamento al matrimonio y a la familia hombre y mujer, que siempre ha permitido y sustentado la Civilización humana) al favorecer y proteger las minoritarias tendencias sexuales de la radical y anacrónico-neomarxista ideología de género: homosexualismo y feminismo radicales, lesbianismo, la bisexualidad y la transexualidad.

Las políticas y campañas pro abortistas y pro homosexuales de Barack Hussein Obama, son bien conocidas. Él mismo ha premiado con la condecoración civil más relevante de Estados Unidos, a personas y grupos abortistas y homosexuales. Algunos de ellos, tienen la desfachatez de calificarse católicos, y aprobar las políticas abortivas, feministas radicales u homosexuales de Barack Hussein Obama. El relativismo moral y político de Barack Hussein Obama, emplea las mentiras del eufemismo demagógico, como es el del terreno común[5], para, según él, encontrar una base común para el diálogo entre abortistas y no abortistas. El terreno común es una mentira retórica más que choca con el bien común, el bien común que protege la vida y la dignidad de la persona.

Después de lo dicho, resultan sarcásticos los motivos[6] por los cuales el Comité Noruego del Nobel, ha otorgado el Premio Nobel de la Paz a Barack Hussein Obama. Los motivos son los que siguen: a) Por los esfuerzos extraordinarios para fortalecer la diplomacia internacional y la cooperación entre los pueblos; b) A su visión por trabajar en pro de un mundo sin armas nucleares, a través de la diplomacia de la multilateralidad; c) Por sus negociaciones en pro del desarme y del control de las armas; d) Por los grandes retos climáticos, como el cambio climático, así como por la democracia y los Derechos Humanos, que deben ser fortalecidos.

Si sarcásticos son estos méritos, entre ellos, la de su visionaria ilusión del desarme nuclear y el control armamentístico, en los cuales Estados Unidos es el líder, sarcásticas son las opiniones de los enemigos de Estados Unidos y de medio mundo sobre la concesión del Nobel de la Paz a Barack Hussein Obama. El Presidente de la República Islámica de Irán, del Irán del fundamentalismo islámico de las armas pronucleares, Mahmoud Ahdmadinejad(1956-), acepta la concesión del Premio Nobel de la Paz a Barack Hussein Obama, siempre y cuando sirva para que retire las fuerzas de ocupación aliadas que luchan contra el terrorismo islámico de los talibanes y ayatolás en Irak y Afganistán. Si no es bajo esta condición, lo considerarán como una forma más de confabulación política de los cristianos y judíos contra la yihad o guerra santa del islam que quiere gobernar al mundo; y también, hasta el enemigo geográficamente más cercano de Estados Unidos, el sanguinario dictador comunista de Cuba, Fidel Castro (1926- ) reconoce que ha sido una decisión positiva de la Academia; y por lo que respecta al Estado de Israel, el aliado geoestratégico de Estados Unidos en Oriente Medio, desconfía de la concesión del Premio Nobel de la Paz a Barack Hussein Obama. Su Ministro de Asuntos Exteriores, Avigdor Lieberman (1958-) dice que el objetivo actual de Estados Unidos de una paz global, es una ilusión.

Para Barack Hussein Obama, y sus fieles seguidores del relativismo moral y político, el fortalecimiento de los Derechos Humanos, no es otra cosa, que la aniquilación y sustitución de los mismos por falsos derechos inexistentes, que chocan con los Derechos Humanos donde están los principios innegociables que salvaguardan la familia basada en el matrimonio entre la mujer y el hombre, así como la vida y la dignidad de todo ser humano. Estos principios innegociables es lo que siempre han tenido y tienen la inmensa mayoría de las naciones de la Tierra. No es cierto, como se ha demostrado en lo que hemos dicho, que Barack Hussein Obama, y los líderes políticos del mundo que le siguen, basen su diplomacia[7] en la defensa de los valores y de las actitudes que comparten la inmensa mayoría de la población mundial.

Es imposible la paz, la libertad, la verdad, la dignidad y el derecho a la vida del ser humano, usando una retórica huera basada en eufemismos ambiguos, ambiguos por relativistas, como el multilateralismo y el multiculturalismo de la desintegración de las identidades y las culturas históricas, pues, nos conduce en lo que estamos, a una crisis, a un caos de negociaciones, encuentros, consensos y diálogos inacabables; a reuniones en cumbres sin alturas de avances globales donde se llegan a acuerdos financieros, económicos y medioambientales que tienen como fin el intervencionismo paternalista sin límites para acabar con el libre mercado, con el desarrollo integral y con la libertad de las personas que quieren vivir en paz, y no en la inseguridad jurídica, política, moral, espiritual, social, científica y económica.


 

[1] Committee membersNobels fredspris, en www.nobelprize.org

[2]Nobelprize.org, ´´ Extracto de la voluntad de Alfred Nobel", en www.nobelprize.org

[3] Paredes, Javier, Barrio, Maximiliano, Ramos-Lissón, Domingo, y, Suárez, Luis, "Juan XIII" y "Juan Pablo II", en Diccionario de los Papas y de los Concilios, Editorial Ariel Referencia, Madrid,1998 1ª, ps 527-547; 577-603.

[4] Committee membersNobels fredspris, en www.noberprize.org

[5]NG-NOTICIAS GLOBALES, "USA: OBAMA PREMIA A ABORTISTAS Y HOMOSEXUALES",en www.noticiasglobales.org. , 10 de Agosto de 2009.

[6] Committee membersNobels fredspris, en www.nobelprize.org

[7] Nobelprize.org, ´´ EL PREMIO NOBEL DE LA PAZ PARA 2009", en www.nobelprize.org, Oslo, 9 de Octubre de 2009.

http://www.camineo.info/news/193/ARTICLE/4073/2009-10-19.html 

AddThis Social Bookmark Button
Actualizado ( Martes, 10 de Noviembre de 2009 12:31 )  

AUDIO - CULTURA DE MUERTE

solifm

Encuesta

¿Cuál consideras que es el problema más grave de la Humanidad?
 

| Quiénes somos |Mapa del sitio |Recomiéndanos | Quiero Colaborar |Contáctanos |Boletín |