Ruta: Home CULTURA PRO-GAY Artículos 6. Cultura Pro Gay y Poder Político España: Entrevista a Presidente de la Plataforma Gay del PP

Es posible el cambio

JA slide show

España: Entrevista a Presidente de la Plataforma Gay del PP

E-mail Imprimir PDF


ENTREVISTA A CARLOS A. BIENDICHO
PRESIDENTE DE LA PLATAFORMA GAY DEL PP

La declaración pública de homosexualidad del sacerdote de Huelva, José Mantero, y la revelación del presidente de la Plataforma Popular Gay vinculada al PP, Carlos Alberto Biendicho (ha llegado a decir que desvelaría el nombre de tres obisps con los que ha mantenido relaciones sexuales), ha provocado un revuelo en el seno de la Iglesia y la opinión pública. En declaraciones a EL SIGLO, Biendicho asegura que también hay tres ministros homosexuales, aunque no tiene intención de crear polémica sino de demostrar que "no se pueden colgar etiquetas". Además, aborda los logros alcanzados por la plataforma gracias a su buena sintonía con el Gobierno.

Por Virginia Miranda

Carlos Alberto Biendicho, presidente de la Plataforma Popular Gay (PPG) y militante del PP, dice no haber buscado el papel protagonista que adquirió hace poco más de una semana, cuando aseguró que si se tomaban represalias contra el párroco gay de Valverde del Camino, José Mantero, diría los nombres de los obispos con los que mantuvo relaciones sexuales hace 20 años (aunque el cura José Mantero ya ha sido cesado en sus funciones por el obispo de Huelva Biendicho no considera que se hayan vulnerado los derechos del sacerdote). Sin embargo, no niega su intención de aprovechar este envite del destino para denunciar desde los medios de comunicación el "integrismo" católico de los obispos y el daño que algunos destacados miembros de la prelatura del Opus Dei en el Gobierno le están haciendo al partido en el que milita.

En la entrevista que reproducimos a continuación, Biendicho reconoce ser el contrapeso de un partido "que estaba escorando hacia la derecha" y asegura que el XIV Congreso del PP ha dado carta blanca a una de las mayores reivindicaciones de la asociación que preside: alcanzar un marco jurídico donde el matrimonio homosexual esté en igualdad de condiciones que el heterosexual. El representante de la PPG, que relata numerosas anécdotas relacionadas con sus contactos con Aznar y destacados miembros del partido, también dice que tres ministros son gays. Sin embargo, no tiene intención alguna de provocar una nueva polémica y su declaración se enmarca dentro del proceso de normalización que Biendicho desea no sólo para la sociedad; también para un Partido Popular donde él y los cerca de 800 afiliados de la PPG han encontrado en las Nuevas Generaciones del PP un instrumento con el que alcanzar sus objetivos.

—La boda homosexual del ministro Noruego y las declaraciones de Mantero en la revista Zero han animado el debate sobre el colectivo gay entre la opinión pública. ¿Es un paso de cara a la normalización?

—Hemos sido perseguidos por la irracionalidad, la intolerancia y de la intransigencia de integrismo católico que sigue hoy vigente. Ahora se nos está permitiendo en los medios divulgar lo que están secuestrando los talibanes católicos en la sociedad occidental. Los homosexuales fueron exterminados en los campos de concentración igual que los judíos, y ese exterminio contó con la connivencia de la Iglesia católica. Hay muchas cosas que hay que reparar y que hay que hacer públicas.

—Sus declaraciones son muy incendiarias.

—Se está vulnerando los derechos de cuatro millones de personas en España contraviniendo las recomendaciones del Parlamento Europeo y del Consejo de Europa. Afortunadamente estoy teniendo eco para denunciarlo. Es una manera de presionar a una minoría que está intentando esclavizar y manipular nuevamente la libertad de los españoles. Con los convenios suscritos tanto en la declaración de los derechos humanos como en la Europea en la mano estamos realizando estas declaraciones aunque sean incendiarias.

—¿Qué respuesta ha tenido el Gobierno?

—Yo no he tenido ninguna llamada al orden de ningún miembro del Partido Popular. Además no estoy diciendo nada que vaya contra el partido, no he salido ni un ápice de madre. Son cosas que pertenecen a mi intimidad personal que he estado callando hasta estos momentos y que todavía no he hecho públicas. Simplemente he dicho que hace 20 años mantuve con esos sacerdotes relaciones sexuales. Esos sacerdotes son hoy señores obispos; si tomasen algún tipo de represalia en acciones individuales contra el cura homosexual, José Mantero, haré público que son gays.

—También dice que hay tres ministros homosexuales.

—Si, hay tres ministros que son homosexuales. También matizo que yo no voy a decir quiénes son esos ministros en tanto que ellos, además me consta que no lo van a hacer porque los conozco y mantengo unas cordiales relaciones con los tres, no se manifiesten expresamente en contra de los homosexuales o tomen alguna decisión que pudiera perjudicar al colectivo, cosa que no han hecho.

Por tanto, yo no les voy a presionar para que hagan pública su homosexualidad, lo harán cuando ellos crean conveniente, si deciden hacerlo. Personalmente les he dicho que tiene que ser desquiciante que estén continuamente intentando ocultarlo y mantener una doble vida porque eso genera una tensión personal. Pero que quede claro que nosotros, la PPG, ni les vamos a pedir que lo digan ni les vamos a presionar.

—¿No lo declaran por motivos personales o porque les podría perjudicar políticamente?

—Me consta que dentro del PP, lo hiciesen o no lo hiciesen, no lo les iba a traer consecuencias políticas. Sé que ninguna persona con cargos de responsabilidad diría nada ni de ellos ni de la oposición, por supuesto. Creo que estos ministros, o están esperando el momento en el que la sociedad esté preparada, o han decidido no decirlo. Imagina que en un ministro dice, "soy gay"; se le iban a echar encima todos los señores obispos.

—¿En el XIV Congreso del PP se cristalizaron las propuestas de la plataforma?

—En la ponencia de la España del Siglo XXI, que llevaba Pilar del Castillo y Gabriel Elorriaga, estaba previsto y se hablaba explícitamente del contrato de unión civil. Nosotros presentamos una enmienda que recogía Mari Carmen Funes, presidenta de las Nuevas Generaciones del PP (NGPP), una semana antes del congreso. Se proponía hablar sobre qué son las relaciones afectivas en idéntica situación a la de un matrimonio civil.

Esa enmienda no hacía más que explicitar lo que un año antes, en el Congreso Nacional de Nuevas Generaciones en su ponencia política Abriendo camino fruto de una iniciativa de la Plataforma Popular Gay, se aprobó por abrumadora mayoría: la defensa de la reforma de nuestro ordenamiento para que podamos tener plena igualdad jurídica, es decir, matrimonio civil con todo lo que conlleva. No estamos en contra de una ley de parejas, pero antes queremos que todos seamos iguales ante la ley, porque si aceptamos hoy esa norma o un contrato de unión civil estaríamos aceptando un gueto para homosexuales.

Una vez reconocida la necesidad de regular los distintos modelos de familia en esa ponencia política, tengo previsto solicitar una reunión con los tres vicesecretarios generales, con quienes puedo decir que las veces que he hablado he mantenido unas conversaciones cordiales. Es más, con Mariano Rajoy me une un gran cariño. En este encuentro espero que encontremos la fórmula para introducir desde nuestro grupo en el congreso todas las reformas que van a ser necesarias en nuestro ordenamiento en aras de una razonable igualdad ante la ley. Además voy a llevar el aval de la Asociación Internacional de Lesbianas y Gays (ILGA), de la que somos miembros. Esta agrupación la conforman casi 400 asociaciones de todo el mundo y es órgano consultivo del Consejo europeo.

—¿Entonces por qué hay comunidades autónomas gobernadas por el PP donde se aplica la ley de parejas de hecho y a escala nacional no ocurre así?

—Si queremos que exista seguridad jurídica es importante que en cualquier ley que se promulgue se sigan los cauces oportunos. ¿Por qué el PP, cuando se presentan las proposiciones de ley del PSOE, de IU y del Grupo Mixto para reformar el código civil, vota en contra? Porque mis compañeros podían hacer dos cosas, o romper la disciplina de partido o respetarla y aguardar a que el Congreso Nacional abriese una vía para que existiese un proyecto. La situación política y legal ya es propicia y ya no existe ningún impedimento para que se reforme lo que haya que reformar. Si no se hace ahora sí que será imputable pero tengo plena confianza en que en unos meses se vaya a materializar.

—¿Los miembros del Opus en el Gobierno podría poner trabas?

—Los políticos que forman parte del Gobierno y pertenecen a la prelatura del Opus Dei afortunadamente son muy pocos, pero desgraciadamente se han preocupado de ocupar cargos importantes. El peligro comienza cuando se les toma juramento. En voz alta dicen que juran la Constitución pero hay una restricción mental: "excepto lo que me ordene el Papa o el padre", me refiero a Javier Echevarría. Por tanto surge un problema de conciencia entre lo que ordena el Vaticano y la Carta Magna.

Los cardenales del Vaticano están gobernando a personas que incumplen su función pública y que presuntamente, en un momento determinado, cometen un delito de prevaricación. En tal caso habría que procesarles y apartarles del cargo público. El Opus Dei busca espacios políticos para tener cotas de poder, pero quiero que quede claro que es lo que hace una inmensa minoría y no se puede extrapolar a la totalidad de mis compañeros.

—¿El Opus está dañando al partido?

—Muchísimo. Me parece peligroso cuando el integrismo católico, disfrazado de oveja, actúa como el lobo. En el verano de 1997, El País y El Mundo publicaban en portada que el parlamento belga en una Comisión había dicho que el Opus Dei era una secta destructiva en análogas condiciones que los testigos de Jehová. Si hoy el pueblo español la constituyese, llegaríamos a la misma conclusión. Muchas personas podríamos aportar pruebas concluyentes de cómo se utilizan de forma psicológica muchos mecanismos para torturar, chantajear, secuestrar y presionar las voluntades de las personas.

—Regresando a los logros de la PPG, ¿qué otras propuestas han sacado adelante?

—Hemos sacado tres proposiciones de ley en la Asamblea de Madrid, el Parlamento Vasco y el Catalán por unanimidad por las que se insta a los Gobiernos autonómicos a crear un Servicio de Información, Asesoría y Ayuda a Gays, Lesbianas, Transexuales y Familiares y Allegados. La Asamblea de Madrid ya ha dotado presupuestariamente el servicio con 35 millones de pesetas. La ley de identidad sexual llegó tras una reunión de la junta de la federación de asociaciones de transexuales de España. Estuvimos hablando con el portavoz del grupo popular en el Senado y a raíz de aquello nació la ley después del trámite parlamentario correspondiente.

—¿Qué opina Aznar de todo esto?

—Nos presentaron oficialmente en el salón de los pasos perdidos del Senado y estuvimos charlando como dos compañeros de partido. Cuando nos constituimos como plataforma le informamos por carta y no hubo ningún problema. De él recuerdo palabras muy entrañables. En un encuentro en el Senado le dije que íbamos a conocer a Manuel Fraga y me contestó que le parecía muy bien que fuera a ver al presidente fundador en nombre de la plataforma para presentarle mis respetos y explicarle lo que estamos haciendo. Aquel mismo día, la Reina se encontraba en la Cámara Alta y su presidenta, Esperanza Aguirre, me presentó a la Reina. Puedo decir con gran orgullo que he sido el primer presidente de asociación gay presentado a la Casa Real oficialmente.

Ha habido temas sobre el Sida que he tratado directamente con él. Es más, una vez me llegó a decir, "cuando quieras algo urgente mío dirígete a Alfredo Timermans", que es quien le lleva la agenda, y me facilitó su teléfono y su correo electrónico. Por otra parte, ILGA está haciendo un estudio sobre la vulneración de derechos humanos de las minorías sexuales en Latinoamérica financiado por la UE. Para este informe, que requiere cinco años de trabajo, se había liberado parte de esos fondos, pero no podíamos acceder al 60% para poder acabarlo. Le mandé a Aznar el informe para ver si él podía interesarse por el tema. En 24 horas los fondos fueron liberados. Me dijeron en Bruselas había llegado una instrucción de la presidencia de la UE para hacerlo.

—¿Con qué otros miembros del PP mantiene buena relación? Dice que conoce a Agag.

—A Alejandro Agag le conozco personalmente. Es una excelente y fantástica persona. También tengo trato con el actual presidente de Nuevas Generaciones en el País Vasco, Santi Abascal, con Carlos Núñez que es diputado y es presidente de Nuevas Generaciones de Andalucía, con la presidenta de la comisión mixta congreso-senado de los derechos de la mujer, Isabel San Baldomero Ochoa. Ella es una de nuestras fans. También Ana Mato, con Alberto Ruiz-Gallardón, con Eduardo Zaplana. Desde que era alcaldesa en Zaragoza me une una gran amistad con Luisa Fernanda Rudí.

Tengo que recordar con gran cariño que mientras Luisa, y la trato de Luisa porque como dicen los andaluces, "la quiero, coño", estaba de alcadesa en Zaragoza, con dinero del gabinete de alcaldía para sus gastos se organizó el primer, segundo y tercer Encuentro de la Juventud de Gays y Lesbianas de España. Con Celia Villalobos la relación es fantástica, y con Rita Barberá lo mismo. También con el alcalde de Vitoria, Alfonso Alonso. Hace unas semanas organicé una entrevista suya que se publicó en la revista Zero. También tengo trato con Gabriel Cisneros. Cuando se presentó el programa político del partido me cogió del brazo con Mariano Rajoy y me dijo: "vente a Aragón a trabajar conmigo", porque es diputado por Teruel, pero rechacé su oferta para seguir trabajando desde Madrid.

Estos son sus poderes

Hace poco más de dos años, un grupo de unos 500 militantes y simpatizantes del PP constituyó la Plataforma Popular Gay, una asociación que ni pertenece a la estructura orgánica del PP ni recibe subvención alguna, pero que sin embargo, gracias a sus buenas relaciones con destacados miembros del partido y, sobre todo, su influencia sobre los votantes del PP gays y lesbianas, estimados por la propia plataforma en un millón de personas, la convierte en una importante corriente de opinión que poco a poco ha ido alcanzando un poder de influencia nada desdeñable.

Hoy ya está integrada por cerca de 800 personas entre militantes y simpatizantes (tanto del PP como del colectivo homosexual) y algunos de sus miembros más destacados ocupan cargos de responsabilidad en el partido. Carlos A. Biendicho dice que junto al vicepresidente, Gonzalo Trenor, miembro de la ejecutiva de las Nuevas Generaciones de Galicia y del consejo de la Juventud de esta comunidad, se encuentran Javier Núñez, concejal en Eibar; Daniel Sirera, portavoz adjunto del PP en el Parlament de Cataluña y José Luis Ayllón, que fue presidente de Nuevas Generaciones del PP en Cataluña y ahora es diputado en el Congreso.

Sus logros más destacados son la Ley de Identidad Sexual o el Servicio de Información Asesoría y Ayuda a Gays, Lesbianas, Transexuales y Familiares y Allegados en Madrid, Cataluña y Euskadi. Ahora, el objetivo más ambicioso de la Plataforma Popular Gay es la equiparación en igualdad de condiciones del matrimonio civil heterosexual y el homosexual. Por el momento son optimistas. En la ponencia de Pilar del Castillo y Gabriel Elorriaga del XIV Congreso del PP, llamada El Estado del Siglo XXI. Nuevas responsabilidades, se introdujo una enmienda presentada por las Nuevas Generaciones del PP a propuesta de la plataforma, en la que se plantea una reforma legislativa para permitir la plena equiparación de derechos entre gays y lesbianas y heterosexuales. Ésta había sido aprobada anteriormente en el Congreso Nacional de las NG celebrado el pasado año.

El presidente de la plataforma confía en que de aquí a dos años la enmienda se haya hecho efectiva. Sin embargo, advierte de que si en lo que queda de legislatura no se llega a ver en el Congreso dicha reforma, comenzarán a hacer una campaña para instruir al millón de votantes homosexuales del PP y pedirles que voten en blanco en las próximas elecciones generales. "Nosotros lo que queremos es forzar un compromiso real porque el PP está gobernando con un millón de votos homosexuales", asegura Biendicho.

Las NGPP han jugado una baza fundamental en la aceptación de las propuestas de la plataforma. Son ellas las que, a partir de este momento, tienen que llevar esta iniciativa a las administraciones locales y autonómicas gobernadas por los populares. Además, en la PPG son conscientes de que sus buenas relaciones con los cachorros del partido garantizan la continuidad de esta sintonía con los que a medio plazo ocuparán cargos de mayor responsabilidad dentro del PP e incluso en las diferentes Administraciones.

Biendicho, una pincelada rosa en el PP

La historia de su vida podría haber salido de una novela, pero en realidad surgió hace 55 años en la ciudad brasileña de Sao Paulo, donde recalaron sus padres zaragozanos tras escapar de la dura posguerra española. Diez años después llegó por primera vez a su país (su partida de nacimiento fue inscrita en el consulado español), donde cursó estudios en el colegio La Salle y en un instituto antes de comenzar a estudiar la carrera de Veterinaria. Sin embargo, los abandonó nada más comenzar el servicio militar, donde a través de los procesos de formación del ejército llegó a ser oficial en activo. Diez años después su vocación sacerdotal le llevó al seminario de Madrid de la mano de la prelatura del Opus Dei, donde estudió Filosofía y Teología.

Cuando entró en vigor el actual código de derecho canónico y se constituye la prelatura personal de la Santa Cruz y del Opus Dei, pidió la admisión a la sociedad sacerdotal de la Santa Cruz, donde fue el primer aspirante a agregado. Poco después, su nueva responsabilidad le hizo sentirse obligado a confesar su homosexual al director espiritual de la prelatura. Lo que más lamenta Biendicho son las presiones del sacerdote para que confesara el nombre de las otras personas con los que había mantenido relaciones sexuales.

En aquel momento no delató a nadie y tras permanecer recluido en una parroquia del Parque de las Avenidas (Madrid) en 1987, decidió comenzar de cero en la vida civil. Poco después, en 1990, le diagnostican el virus del VIH y decidió acudir a la asociación antisida OMSIDA, donde entró a formar parte de la misma como secretario de la junta. Fue allí donde se dio cuenta de que la Administración tenía que implicarse en la problemática del Sida y propuso solicitar una comparecencia ante la Comisión de Petición de Derechos Humanos de las Cortes de Aragón. Antes de esta primera comparecencia pública ya se había afiliado al Partido Popular porque considera que "las personas no pueden permanecer asépticas" y deben implicarse " ya sea en un partido, una asociación o un sindicato", para alcanzar sus metas. La suya, en este caso, hacer uso de la visibilidad para trabajar por la plena igualdad de las personas.

Fuente:http://www.losgenoveses.net/Opinion/Los20dossieres/biendicho.html

Advierto a los que lean este articulo que esta copiado literalmente, y sin criticas añadidas, ni censuras eliminadas. Con lo que no me hago responsable, ni la pagina de EPC, del contenido, muchas de las cosas que se dicen, las creo falsas (sobre todo las cifras).

 

AddThis Social Bookmark Button
 

Encuesta

¿Cuál crees que es el aspecto más determinante en la creciente imposición de la Cultura Pro Gay?
 

| Quiénes somos |Mapa del sitio |Recomiéndanos | Quiero Colaborar |Contáctanos |Boletín |