Ruta: Home CULTURA PRO-GAY Artículos 8. Cultura Pro Gay y Organismos Internacionales La ofensiva homosexual - Magaly Llaguno

Es posible el cambio

JA slide show

La ofensiva homosexual - Magaly Llaguno

E-mail Imprimir PDF


Dentro del conjunto de agresiones que buscan romper el orden natural y las esencias del ser humano, junto al aborto, la etanasia, la esterilización, la extensión de las drogas, etc…, especial acometividad tienen las campañas homosexuales que provenientes de Estados Unidos y con el apoyo de los organismos internacioneles estamos sufriendo.

En los siguientes epígrafes la autora, Magaly Llaguno, Coordinadora para Hispanoamérica de Vida Humana Internacional, señala algunos de los métodos que usan los activistas homosexuales para establecer sus ideas y los peligros que supone para una sociedad que puede perder su salud si sigue accediendo a sus imposiciones. Algunos casos nos pueden parecer ajenos pero debemos recordar que lamentablemente los fenómenos sociales que suceden en Estados Unidos, más tarde o más temprano terminan por afectarnos.

1. Avanza el homosexualismo en EE.UU.

2. La ONU le abre las puertas a organizacion internacional de homosexuales, pederastas y sadomasoquistas

3. Continúa avanzando el homosexualismo en los países hispanos

Avanza el homosexualismo en EE.UU.

Una de las mayores amenazas que se ciernen sobre EE.UU. en la década de los noventa, es el avance del activismo homosexual. Los activistas en pro del homosexualismo constituyen ya un fuerte movimiento a nivel nacional e internacional. Tienen su propio plan de acción muy bien trazado y se mueven a los más altos niveles.

Entre los objetivos de los activistas del movimiento homosexual están primeramente que se acepte el homosexualismo como un "derecho humano" más y que se proteja legalmente esta conducta en los diferentes estados, comenzando con las ciudades. Por ejemplo, en la ciudad de Miami Beach, Estado de la Florida, se aprobó una ordenanza condenando la discriminación por motivos de raza, sexo, origen, religión o "preferencia sexual", como le llaman al homosexualismo.

Segundo, quieren lograr que se legalice el "matrimonio" de estas "parejas". Ya en Nueva York y San Francisco se les cataloga como verdaderos "matrimonios" en cuanto a la vivienda, visitas a hospitales y cárceles, permisos de ausencia laboral, seguros médicos, etc.

Estas medidas tienen un limitado alcance en el presente, pero sus implicaciones políticas y legales son inmensas. Según Gary Bauer, del Family Research Council (de la organización evangélica Enfoque a la Familia), "el campo de batalla es el intento de llevar el homosexualismo a la misma categoría social y moral de la familia heterosexual."

Tercero, planean tratar de lograr que "parejas" de homosexuales o lesbianas puedan casarse y tener derechos idénticos a los de los matrimonios de personas de distintos sexos, especialmente en lo que concierne a la adopción de niños.

El 25 de abril de 1993, los activistas homosexuales llevaron a cabo una marcha para mostrar su poder y su "orgullo homosexual" en Washington, D.C. Las cámaras de televisión del Club 700 (programa de TV cristiano) captaron escenas obscenas y blasfemas, que la mayoría de la prensa norteamericana pasó por alto.

En plena vía pública las parejas de homosexuales simularon el acto sexual, marcharon semidesnudos y presentaron su "plataforma" para cambiar las leyes de la sociedad para que se acepte el homosexualismo.

Después del "preámbulo", el cual alega que "el movimiento de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales" es el equivalente de los movimientos que luchan contra la discriminación y por la justicia social ("contra el racismo, la injusticia económica, la intolerancia religiosa"), los homosexuales lanzaron un grito de batalla a favor de 55 "exigencias".

Según el periódico católico The Wanderer el término "igualdad de derechos civiles" de la plataforma exige la aprobación de una ley nacional que incluya la "orientación homosexual"; la derogación de la prohibición de homosexuales en las Fuerzas Armadas y de todas las leyes estatales que prohíben la sodomía; la aprobación de una ley para matrimonios de parejas del mismo sexo; y la implementación de leyes que reconozcan las relaciones sexuales entre los jóvenes que den su consentimiento. Durante la marcha, 2.000 homosexuales se "casaron", el Rvdo. Troy Perry, fundador del "Universal Fellowship" de las Iglesias Comunitarias Metropolitanas de Los Angeles, llevó a cabo "las ceremonias" en masa.

Bajo la sección "Personas de Color", la plataforma homosexual exige apoyo para "normas que no sean racistas...todos los derechos reproductivos [anticoncepción, esterilización y aborto]; más facilidades para la inseminación artificial para lesbianas y mujeres de color que son bisexuales"; y la prohibición de la discriminación de cualquier otra persona basada en su "orientación sexual".

Bajo la sección "Educación/Estudiantes", la plataforma exige que los colegios ofrezcan "programas de estudio", información sobre el lesbianismo, el homosexualismo, el bisexualismo, el aborto, el cuidado de los niños, el SIDA/HIV y la sexualidad, en todos los niveles educativos. También exige que en las universidades se implementen "programas dirigidos a las necesidades especiales de estudiantes lesbianas, gay, bisexuales y transexuales". En la sección sobre el cuidado médico, la plataforma alega que se le debe dar otra definición a las operaciones de cambio de sexo, por ejemplo "como tratamiento médico" y no como "cirugía cosmética".

En la sección "Libertad/Reproductiva/Decisiones", los homosexuales exigieron "inseminación artificial, abortos baratos y seguros, así como anticonceptivos sin restricciones y a petición, sin importar la edad".

Bajo la sección "Familia", exigieron que se les otorgue la protección de la ley y los mismos derechos a todo tipo de estructura familiar y pidieron "la legalización de matrimonios del mismo sexo y de varias personas." También solicitaron que se implementen las recomendaciones del informe emitido por el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS).

Dicho informe, que estudió los suicidios entre los adolescentes, afirma que la Iglesia Católica y las demás iglesias cristianas deben cambiar sus enseñanzas acerca del homosexualismo, ya que supuestamente el llamarlo un pecado es una de las causas principales de la depresión de los jóvenes homosexuales.

La presión de los grupos radicales de homosexuales es tan fuerte actualmente, que éstos han llegado a obtener altos puestos políticos para poder introducir sus leyes. Inclusive el Presidente Clinton prometió apoyar una ley federal que fue introducida en el Congreso, para garantizar el falso "derecho" a las prácticas homosexuales. (The Miami Herald,.)

Por añadidura, hay activistas homosexuales que están utilizando los programas de prevención del SIDA en las escuelas y universidades, para promover su inmoral "estilo de vida". En algunas escuelas públicas de EE.UU. se les enseña a los niños que el homosexualismo no es más que una "preferencia sexual", algo muy "natural" y "normal".

Inclusive en Nueva York introdujeron libros en las escuelas elementales que hablan de cómo ciertos niños tienen dos mamás (lesbianas), o dos papás (homosexuales), y cómo esto es simplemente otro tipo de "amor diferente".

A este programa "educativo" le llaman "Project Ten" ("Proyecto Número 10"). La rápida intervención del Cardenal O'Connor de Nueva York y de incontables padres (especialmente los hispanos), logró que se retirara el programa y se despidiera a su promotor, el Dr. Joseph Fernández, quien era Superintendente de las Escuelas Públicas de esa ciudad.

Se ha demostrado que las relaciones homosexuales y el uso de drogas intravenosas constituyen las conductas de más alto riesgo con respecto al SIDA. ¿Cómo podemos esperar detener el contagio masivo de esta enfermedad y la muerte de incontables personas (incluyendo niños y adolescentes), si permitimos que se promueva una conducta sexual que es una de las principales maneras en que se transmite el SIDA?

¿Cómo podemos permitir que se les diga a los jóvenes y adolescentes en nuestras escuelas públicas que la manera de evitar contraer el SIDA es usar el preservativo, cuando éste tiene una tasa de falla como anticonceptivo de cerca del 15% y cuando se utiliza en relaciones homosexuales el riesgo se duplica al 30%?

Actualmente se promueve el preservativo como una "panacea" que se entrega a muchos niños en escuelas públicas, y cuando éste falla y sigue aumentando el número de casos de SIDA, se culpa injustamente a la Iglesia Católica por su oposición al uso del preservativo.

La mayoría de las campañas contra el SIDA, que actualmente se llevan a cabo en EE.UU. y en muchos países, alegan falsamente que lo que causa el SIDA no es el homosexualismo y la promiscuidad, sino la falta de "protección" por medio del preservativo y los obstáculos al uso de éste.

Debemos enseñarles a nuestros hijos que deben respetar a los homosexuales como personas, orar por ellos y oponernos a que se les discrimine en sus derechos humanos básicos (algunos de los cuales, los que no son absolutos, como el derecho al empleo, pueden, sin embargo, ser limitados por desórdenes de conducta).

Debemos enseñarles a condenar el acto homosexual y no a la persona que tiene inclinaciones homosexuales. Pero nuestros niños tienen que saber que el homosexualismo es un grave desorden moral que se opone a las enseñanzas cristianas y a la moral natural. Enseñarles estos principios constituye nuestro derecho y nuestro deber como padres, así como protegerlos de enseñanzas equivocadas e incluso de personas que intentan dañar su integridad física y moral.

Sin embargo, hay grupos de homosexuales activistas, que en muchos casos cuentan con el apoyo de la prensa, que nos tildan a los que así pensamos de "radicales" y "anticristianos", y han acuñado el término "homofóbicos", para referirse a los que opinamos que el homosexualismo está en contra de las leyes de Dios y de la naturaleza.

Fomentemos los valores morales y espirituales y veremos desaparecer poco a poco la plaga del SIDA de nuestro planeta. "La Nueva Evangelización", de la cual nos habla el Santo Padre Juan Pablo II, debe incluir una campaña de ayuda moral y espiritual dirigida a los homosexuales y lesbianas, para que puedan vivir una vida casta, absteniéndose de las relaciones sexuales si no pueden sobreponerse a su orientación; o llegar a rehabilitarse por completo como lo han hecho muchos que ahora forman parte de una familia tradicional. Así no sólo se salvaran sus almas, sino sus vidas y las vidas de incontables personas. Oremos y trabajemos para que así sea.

La ONU le abre las puertas a organizacion internacional de homosexuales, pederastas y sadomasoquistas

EE.UU. y otras 21 naciones votaron a favor de darle status consultivo a la Asociación Internacional de Homosexuales y Lesbianas o ILGA (International Lesbian and Gay Association) ante el Consejo Económico y Social o ECOSOC (Economic and Social Council) de la Organización de Naciones Unidas (ONU). ECOSOC agrupa a 54 naciones, cuyos representantes deliberan sobre asuntos económicos y sociales y hacen recomendaciones no vinculantes a la Asamblea General de la ONU sobre los derechos humanos, el status de la mujer, la población, el bienestar social, el crimen y otros asuntos.

Entre los países hispanos que votaron a favor de admitir en la ONU a las organizaciones de homosexuales y lesbianas estuvieron: Argentina, Brasil, Chile, Cuba, México, Perú y España. La organización cristiana The Report, que informa sobre las actividades del movimiento homosexual, envió una carta de protesta a Madeleine K. Albright, en aquel entonces embajadora de EE.UU. ante la ONU, solicitando una investigación a nivel mundial de la organización ILGA, y pidiéndole que EE.UU. anule su voto a favor de ella.

ILGA consiste en una red internacional, con sede en Bélgica, que agrupa varias organizaciones que operan en pro del "derecho" al homosexualismo. Entre las organizaciones que pertenecen a ILGA está la Associación Norteamericana para el Amor entre Hombres y Niños o NAMBLA (North American Man/Boy Love Association). Esta organización promueve la pedofilia, es decir, las relaciones sexuales entre adultos y menores del mismo sexo.

En 1990, NAMBLA logró que ILGA, en uno de sus congresos mundiales, aprobara un acuerdo que exige reconocer legalmente a los pederastas (adultos que practican la pedofilia) como "minoría sexual". Esta exigencia tiene como objetivo la legalización de esta perversión. De esta manera los pederastas esperan conseguir el reconocimiento de sus "derechos", al igual que los homosexuales.

Entre estos "derechos" está el poder tener relaciones sexuales, con "consentimiento", con niños de cualquier edad, para lo cual buscan derogar las leyes que exigen un mínimo de edad para el consentimiento a las relaciones sexuales y que protegen a los niños contra el abuso sexual.

NAMBLA también acepta, gratuitamente, como miembros, a pederastas que han sido encarcelados por cometer crímenes sexuales contra menores y aconseja a los lectores de su boletín (el NAMBLA Bulletin) sobre cómo evitar la vigilancia de la policía y de los padres de sus víctimas. En ese mismo boletín, esta organización publica regularmente fotos de niños para atraer el interés de sus lectores, así como los "testimonios" de pederastas, algunos de los cuales afirman haber tenido relaciones sexuales con niños de hasta 6 años de edad. Uno de los acuerdos de ILGA recomienda que "se erijan las infraestructuras necesarias para aconsejar a jóvenes homosexuales y lesbianas y ayudarlos en el proceso de salir"; es decir, de declarar públicamente su homosexualidad.

ILGA también incluye entre sus miembros a organizaciones sadomasoquistas, como la de Activistas Homosexuales Sadomasoquistas o GMSMA) (Gay Male S/M Activists). La víspera de la Marcha de homosexuales en Washington, la GMSMA tuvo un congreso en esa ciudad en un edificio del gobierno federal, donde puso a la venta diferentes artefactos y "juguetes sexuales" para la práctica del sadomasoquismo. También hubo sesiones de sadomasoquismo entre homosexuales.

Los activistas homosexuales alabaron la decisión de la ECOSOC y de la ONU de aceptar a ILGA entre sus organizaciones no gubernamentales. Micha Ramakers, que coordina las actividades de ILGA, ha dicho: "Ahora tenemos acceso directo a la maquinaria de la ONU, mientras que antes siempre permanecíamos fuera, tocando a la puerta.

Ahora estamos dentro del sistema." De hecho, el obtener status consultivo tiene un gran alcance propagandístico, pues le permite a la organización agraciada hacer recomendaciones que son publicadas a través de todo el mundo.

John Blaney, enviado de EE.UU. ante la ONU, expresó el bochorno de este país por haber votado, sin saberlo, por una organización que tiene vínculos con NAMBLA. "Los objetivos de NAMBLA, como lo indica su nombre, son reprensibles y no tienen lugar en ningún foro de la ONU," expresó el funcionario.

Y añadió que si EE.UU. hubiera sabido acerca de la conexión entre NAMBLA e ILGA nunca hubiera votado a favor de la obtención del status consultivo. Sin embargo, de todos modos la administración del Presidente Clinton favorece los "derechos" de los homosexuales y ha nombrado a varios de ellos a altos puestos del gobierno.

Gran Bretaña y muchas otras naciones que votaron a favor de este status también desconocían que NAMBLA estaba asociada a ILGA.

El hecho de que el Consejo Económico y Social de la ONU haya estado dispuesto a darle un status especial de organización no gubernamental (ONG) a los homosexuales militantes, que le fue negado de forma insultante a la organización a favor de la vida y la familia, Human Life International (HLI) - Vida Humana Internacional, dice mucho acerca de sus objetivos.

No es de sorprenderse que se le haya otorgado dicho status al movimiento homosexual internacional, pues los que proponen el control sobre el crecimiento de la población consideran que el homosexualismo ayudará a lograrlo.

En efecto, hace 24 años, Frederick S. Jaffe, en aquel entonces Vice Presidente de la organización proabortista que ostenta el engañoso nombre de Federación de Planificación de la Familia de EE.UU. (Planned Parenthood Federation of America) o Paternidad Planificada, lo propuso como medida para reducir los nacimientos, ya que es obvio que dos personas del mismo sexo no pueden reproducirse.

Y quizás por este mismo motivo el Comité Regional de Educación Sexual para América Latina y el Caribe (CRESALC), que está vinculado a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), ha patrocinado un folleto de educación sexual para adolescentes, jóvenes y adultos con una sección sobre la homosexualidad, donde enseña que "el sexo entre dos personas es el enriquecimiento de una relación, no importando quiénes sean" (énfasis añadido).

Continúa avanzando el homosexualismo en los países hispanos

La actitud hacia las personas que tienen inclinaciones homosexuales debe ser una de respeto y amor. Pero esto no implica de ningún modo la aceptación de la práctica homosexual, la cual es gravemente inmoral y dañina para la salud. Precisamente al final de este artículo ofrecemos los datos de organizaciones que ofrecen una eficaz ayuda a estas personas. Lo que sigue a continuación, pues, no constituye un rechazo hacia estas personas, sino hacia una ideología y un estilo de vida que llevan a la destrucción.

Somos conscientes también de que muchas de las personas que tienen estas inclinaciones no están involucradas en el homosexualismo militante, que es a lo que aquí nos estaremos refiriendo. Se trata de un asunto que amerita nuestra urgente atención, debido a la amenaza que constituye para la vida y la familia.

El pasado 21 de junio de 1998, día de los padres, escuché en Miami una entrevista en la radio pública a dos "padres" homosexuales que cuidaban a "su" bebé recién nacido (1). No pude oír el comienzo del programa, pensé que quizás lo habían adoptado. Pocos días después leí horrorizada un artículo del New York Times acerca de muchas parejas de homosexuales que están pagándoles a "madres de alquiler" para que les conciban un hijo (2). El costo total de esta "compra y venta" es de $30,000 a $70,000 (3).

Lamentablemente, ya se ha establecido un precedente legal a favor de estas inmorales prácticas, pues un juez de California accedió a que dos hombres homosexuales aparecieran como "padres" en el certificado de nacimiento de una niña, concebida con la "colaboración" de uno de ellos mediante la inseminación artificial (4).

Estas son las lógicas consecuencias del uso generalizado de los anticonceptivos y abortivos y de la legalización del aborto. La pérdida del respeto a la vida humana, que se originó debido a esa situación, convirtió al niño en un producto de consumo que cualquiera puede adquirir o rechazar según desee.

Por otro lado, el movimiento homosexual militante se está extendiendo cada día más a los hispanos de EE.UU. y de Hispanoamérica. Este movimiento, que tiene ya muchos adeptos, se vanagloria de sus "triunfos" en los países hispanos en su sección en Internet del grupo hispano pro homosexual "Arenal".5 Según los activistas homosexuales, sólo unos pocos países de Latinoamérica, como Nicaragua, Ecuador y Chile, tienen leyes que prohíben las prácticas homosexuales.

Varios países hispanoamericanos ya están sufriendo un fuerte ataque por parte del homosexualismo militante. Por ejemplo, el Movimiento Homosexual de Lima (MHOL), fundado en l983, se ha convertido en una influyente organización para promover el falso "derecho" a practicar el homosexualismo y el lesbianismo en el Perú.

Por otro lado, Buenos Aires se ha convertido en la primera ciudad de Latinoamérica en aprobar leyes que prohíben la "discriminación" (como le dicen los activistas homosexuales) basada en la "orientación sexual" (eufemismo para referirse al homosexualismo).

En Chile es probable que el Senado apruebe la liberalización de la ley que prohíbe la práctica homosexual "para que ésta sea aplicada sólo a personas menores de l8 años" (6). En el Ecuador los activistas homosexuales lograron eliminar del código penal el artículo que sancionaba la práctica homosexual (7).

En ese país, los maltratos sufridos por homosexuales, supuestamente perpetrados por policías en Cuenca, según parece contribuyeron a que se lograra este "triunfo" (8). Y en el Brasil, un grupo de parlamentarios presentó dos proyectos de ley al congreso nacional, para prohibir la "discriminación" de los homosexuales y autorizar la unión civil entre parejas del mismo sexo (9).

En México se ha desatado una campaña muy fuerte en pro del homosexualismo que cuenta con el apoyo del Partido Revolucionario Democrático (PRD). Los activistas homosexuales y lesbianas de ese país están exigiendo, entre otras cosas, que se legalicen los "matrimonios" entre personas del mismo sexo y que éstas puedan adoptar niños (10). Incluso, los activistas homosexuales y lesbianas llevaron a cabo una marcha (como las que hacen en EE.UU.) en junio de 1998. Algunos desfilaron semidesnudos, hubo hombres vestidos con ropas femeninas y otros disfrazados de religiosas o sacerdotes (11).

La publicación NACLA dice que también "se han constituido redes regionales e internacionales". Y añade que "muchas organizaciones de la región [hispanoamericana] son ahora miembros de la Organización Internacional de Homosexuales y Lesbianas o ILGA (International Lesbian and Gay Association), la primera organización internacional en pro de los derechos de los homosexuales que ha obtenido status de consulta ante la ONU [Organización de Naciones Unidas].

Los activistas de ILGA han trabajado muy de cerca con Amnistía Internacional, el IGLHRC [Comisión Internacional para los Derechos Humanos de Homosexuales y Lesbianas -- International Gay & Lesbian Human Rights Commission] y otras organizaciones regionales, para introducir la orientación sexual como un derecho humano en la ONU...

Los fondos (obtenidos) para los proyectos relacionados con los derechos humanos y con el SIDA, recibidos por organizaciones no gubernamentales homosexuales y lésbicas, han contribuido a que estas instituciones se hayan fortalecido..." (12)

Es triste ver cómo los mismos errores de los países del norte, han comenzado a extenderse a los países hispanoamericanos. La fecundación in vitro, la cual viola las leyes contra el aborto de esos países, también se practica impunemente ahora en muchos países hispanoamericanos. ¿Qué impedirá entonces que los homosexuales militantes hispanoamericanos también "conciban" hijos mediante este inmoral procedimiento que también destruye la vida de innumerables embriones humanos?

(Nota: Por supuesto, los embriones humanos que son producidos por la fertilización in vitro y por otros medios artificiales deben ser respetados y se les debe permitir desarrollarse, aunque los medios que los produjeron son gravemente inmorales.)

Por todo ello es necesario que nosotros los hispanos iniciemos una campaña educativa para los latinos en EE.UU. y en Latinoamérica sobre lo que está sucediendo en los países ricos que influyen en los hispanos y sobre las actividades del movimiento homosexual hispano.

Es imprescindible también que se les proporcione ayuda a los homosexuales para que salgan de esa triste vida. Para ello existe en EE.UU. una organización de psiquiatras y psicólogos que se dedica a la terapia para curar la homosexualidad. La organización se llama National Association on Research and Therapy on Homosexuality (NARTH).

La institución no se suscribe a ninguna religión en particular, sin embargo, sus profesionales respetan a todas las tradiciones religiosas e incluso a todas las personas que no profesan ninguna religión. Los miembros de NARTH están convencidos, por su experiencia clínica, de que la homosexualidad se puede curar o al menos controlar de tal manera que la persona pueda vivir una vida feliz, sin caer en la práctica del homosexualismo y viviendo castamente, tanto en su mente y en su corazón, como en su cuerpo. Para hacer contacto con NARTH, diríjase a: 16633 Ventura Blvd., Suite 1340, Encino, CA 91436-1801, U.S.A., (818) 789-4440.

La Iglesia Católica también cuenta con la organización Courage, que ofrece atención pastoral, espiritual y psicológica a las personas con inclinaciones homosexuales. La combinación de una buena terapia y de la espiritualidad católica ha tenido un gran éxito en curar o al menos ayudar a estas personas a vivir felices y fieles al Evangelio. Para hacer contacto con Courage, diríjase a: Courage, 210 W. 31st St., New York, NY 10001, U.S.A. (212) 268-1010 Fax: (212) 268-7150 página web: http://world.std.com/~courage.

Por último, se necesitan urgentemente leyes para penalizar las técnicas de reproducción artificial, como la fecundación in vitro, tanto en EE.UU. como en América Latina. La fecundación in vitro implica la destrucción de incontables embriones humanos y se presta para las prácticas que ya hemos señalado.

Vemos entonces cómo el desprecio por la vida, engendrado por el aborto, se ha extendido al abuso y la degradación de la sexualidad humana. Pero gracias a Dios tenemos la fuerza del Espíritu Santo y la ayuda de la Iglesia Católica y de otras organizaciones para vencer el pecado y vivir una vida nueva.

Magaly Llaguno

Notas: l. U.S. Public Radio News, 21 de junio de l998. 2-4. The New York Times, 25 de junio de l998. 5. www.indiana.edu/~arenal. 6. NACLA Report on the Americas, (marzo/abril de 1997), en www.nacla.org. (Según parece, NACLA es una publicación pro homosexual y pro aborto.) 7. Pronacer Informativo, Quito, Ecuador, diciembre de 1997. 8. Diario Las Américas, 25 de julio de 1998. 9. Asociación Nacional Pro Vida y Pro Familia del Brasil, enero-febrero de 1995 (no tiene nada que ver con organizaciones que promueven los anticonceptivos -- incluyendo los que son abortivos -- en América Latina y que utilizan el nombre de "Profamilia"). 10. José Manuel Cruz, "Frente al problema de la promoción del homosexualismo," Comité Nacional Provida, A.C., México, D.F., 14 de mayo de 1998. 11. Información suministrada a Vida Humana Internacional por el Sr. José Manuel Cruz, miembro del Comité Nacional Provida de México, el 25 de agosto de 1998. 12. Véase otra vez la nota 5..

www.arbil.org

AddThis Social Bookmark Button
 

Encuesta

¿Cuál crees que es el aspecto más determinante en la creciente imposición de la Cultura Pro Gay?
 

| Quiénes somos |Mapa del sitio |Recomiéndanos | Quiero Colaborar |Contáctanos |Boletín |