Ruta: Home CULTURA PRO-GAY Artículos 9. Cultura Pro Gay y Cultura – Educación César Vidal: “La objeción de conciencia frente a la EpC es una obligación

Es posible el cambio

JA slide show

César Vidal: “La objeción de conciencia frente a la EpC es una obligación

E-mail Imprimir PDF


El director y presentador del programa La Linterna de la Cadena COPE ha dedicado el editorial de esta tarde a argumentar la campaña cívica desatada frente a la asignatura Educación para la Ciudadanía, que defiende el derecho de los padres a ejercitar la objeción de conciencia. Por su interés, la reproducimos a continuación. Puedes escuchar el Editorial desde la Web de La Linterna.


COPE.- César Vidal, editorial del Programa La Linterna, Cadena COPE, miércoles, 23 de mayo de 2007:


Corría el año 1989 cuando dos homosexuales norteamericanos llamados Marshall Kirk y Hunter Madsen diseñaron un plan de seis puntos para lograr que toda la sociedad de Estados Unidos aceptara los planteamientos del lobby gay. Estos puntos consistían en:

 • Primero: hablar de la homosexualidad tan alto y tan a menudo como fuera posible.


• Segundo: representar siempre a los homosexuales como víctimas y nunca como personas agresivas o desafiantes.


• Tercero: insistir en que los que protegían al lobby gay luchaban por una causa justa.


• Cuarto: presentar a los homosexuales siempre como "buenos", recurriendo por ejemplo a su papel en una serie de televisión.


• Quinto: presentar a quienes se oponían a las exigencias del lobby gay como "malvados".


• Y Sexto: conseguir fondos de las empresas más importantes de Norteamérica.


El Plan debía además incluir la satanización de las distintas iglesias que existieran en Estados Unidos y la conquista de la enseñanza pública hasta lograr un completo lavado de cerebro de la nación. Llegados a ese punto sería posible imponer normas legales contra los que se opusieran a los planes del lobby gay o reducir la edad para mantener relaciones sexuales con niños en lo que sería una práctica legalización de la pailofilia.

En las últimas horas hemos tenido noticias de los contenidos reales que va a tener la asignatura de Educación Para la Ciudadanía, uno de los proyectos estrella del gabinete que capitanea José Luis Rodríguez Zapatero. Sin ánimo de ser exhaustivos, los hechos son los siguientes:


• Primero: la implantación de Educación para la Ciudadanía ya cuenta con una guía didáctica oficial del Ministerio de Educación.


• Segundo: publicada en su página web, Educar en Valores, ofrece a los profesores recursos documentales, orientaciones y enfoques didácticos que abarcan el índice de contenidos de Educación para la Ciudadanía.


• Tercero: al abordar el tema de la homosexualidad, entre otros recursos didácticos, el Ministerio recomienda a los profesores que programen en clase la lectura de Alí Babá y los 40 maricones.


• Cuarto: la obra aparece descrita en la guía difundida por el Gobierno como "un divertido cómic con las diferentes peripecias de la vida cotidiana que les suceden a los inquilinos de una casa, en su mayoría gays, en la Barcelona actual".


• Sin embargo se oculta que el texto incluye escenas de zoofilia con un asno o que presenta la duda de un homosexual entre acostarse con un moro y contagiarse de ladillas o privarse de ayuntamiento sexual y salvarse del contagio.


• Quinto: igualmente se aconseja a padres y maestros que vean junto a los niños documentales como Guía gay para el sexo seguro, de producción británica, u Homosexualidad, la libertad de amar, de Televisión Española.


• Sexto: también se incluye como material didácticamente relevante Safer Sexy, the gay to gay, una guía gay con artísticas fotografías sobre sexo seguro, según nos explica la página web del Ministerio de Educación.


• Séptimo: en el capítulo educación para la paz, dedicado al pacifismo, el Ministerio de Educación sostiene la tesis del gobierno de Rodríguez Zapatero sobre los acuerdos con la banda terrorista ETA, afirmando que "la única paz posible siempre surge cuando no hay vencedores ni vencidos".


• Octavo: la guía impulsada por el Gobierno considera además que sólo las desigualdades pueden llegar a justificar respuestas desesperadas y violentas de rebelión ante la iniquidad y recuerda que al menos dos tercios de la población humana, para ser optimistas, aún no han conseguido suficientes niveles de libertad e igualdad. Es su desigualdad, y no el terrorismo, o el fanatismo religioso, o las dictaduras totalitarias, lo que según el Ministerio de Educación pone en permanente peligro la paz.


• Noveno: También siguiendo la línea ideológica del gabinete que capitanea Rodríguez Zapatero, la guía didáctica del Ministerio de Educación critica la Transición democrática española, señalando que a veces es preferible la ruptura, aunque sea dolorosa, que las componendas a medias.


• Y décimo: la guía del Ministerio de Educación compara los ejemplos de Iberoamérica y sus perdonadas dictaduras con nuestra propia realidad social, en la que siempre se airea el posible error del consenso político frente a la ruptura social como una duda que envenena y empaña la transición de la dictadura a la democracia.
Durante los últimos meses el Gobierno de Rodríguez Zapatero ha intentado no sólo mantener el desafío de la asignatura de Educación para la Ciudadanía, sino que además ha buscado sumar partidarios a su envite. Algún teólogo despistado, algún filósofo de vía estrecha, incluso lamentablemente la FERE, se han apresurado a anunciar que no había nada peligroso en la asignatura, pero sí en rechazarla. Cuesta creer que se hayan podido equivocar más.

 Al examinar la guía impulsada por el Ministerio de Educación no puede caber la menor duda de que la asignatura de Educación para la Ciudadanía tan solo pretende el lavado de cerebro de los estudiantes españoles. Se trata de un lavado de cerebro con finalidades como crear una generación entregada a los deseos del lobby gay desde los tres años de edad; como crear una generación educada en la cultura de la muerte que presenta la eutanasia como un derecho; y como crear una generación crecida en la visión rencorosa y falaz de cierta izquierda, que reniega ahora de la empresa de la Transición y que sueña con ganar una guerra que perdió hace más de 70 años.

Al fin y a la postre se trata de un monstruoso experimento educativo que solo admite paralelos con lo que pretendió el bolchevismo de Lenin, el nacionalsocialismo alemán de Hitler o la revolución cultural de Mao.

Ayer anuncié desde estos mismos micrófonos mi decisión de objetar frente a esta asignatura pro razones de conciencia. Hoy me permito, humilde pero decidida y conscientemente, invitar a todas las gentes de buena voluntad que anhelan lo mejor para sus hijos, y que no quieren verlos convertidos en robots de una cultura de la muerte, a que den el mismo paso.

Esa es la única salida coherente si no desean que sus hijos sean educados en la idea de que es normal mantener relaciones sexuales con un asno, o en la idea de que la eutanasia es un derecho, o en la que es deseable que una adulto se acueste con un niño; o en la de que es obligatorio deshacer la reconciliación nacional para satisfacer el resentimiento de un puñado de políticos cegados por la ambición y el odio.

La objeción de conciencia es no sólo un derecho, sino también una obligación. Porque la libertad debe ser preservada frente al totalitarismo y porque nuestros hijos y su futuro lo merecen.

www.hazteoir.org

 

 

AddThis Social Bookmark Button
Actualizado ( Viernes, 19 de Diciembre de 2008 13:44 )  

Encuesta

¿Cuál crees que es el aspecto más determinante en la creciente imposición de la Cultura Pro Gay?
 

| Quiénes somos |Mapa del sitio |Recomiéndanos | Quiero Colaborar |Contáctanos |Boletín |