Ruta: Home CULTURA DE MUERTE Artículos 1. Visión Global del Mundo en el que vivimos Ideología de Género, Cultura de Muerte e Imperialismo - Carlos Pascual

Es posible el cambio

JA slide show

Ideología de Género, Cultura de Muerte e Imperialismo - Carlos Pascual

E-mail Imprimir PDF

La Ideología de Género en el Marco de la Cultura de Muerte

 

UN MUNDO EN GUERRA: IMPERIALISMO HOY

Sistema Imperialista totalitario de ámbito planetario

 

Carlos Pascual

 

 

 

"El mundo se divide en tres categorías de gentes: un pequeño número que hace que los acontecimientos se produzcan, un grupo un poco más numeroso que vigila su ejecución y que observa que se cumplan y, finalmente, una amplia mayoría que no sabe jamás lo que ha sucedido en realidad"

 

Nicholas Murray Butler

Premio Nobel de la Paz en 1931

Presidente de la Fundación Carnegie y del CFR (Council Foreign Relations)

 

0.-Introducción

Hablar hoy de Imperialismo puede parecer una extravagancia fruto de una mente afectada por una especie de paranoia. Sin embargo son muchos los hechos que ponen de manifiesto esta realidad. Vivimos en un mundo donde millones de seres humanos son víctimas de una organización política, cultural, económica y social salvaje, inhumana. La conciencia de cualquier hombre normal sería incapaz de soportar  un solo segundo la densidad de dolor del hombre y de los hombres de hoy.

Cada día mueren más de 100.000 personas de hambre habiendo recursos suficientes para mucha más población que la actual. El 60% de la población laboral mundial está en la economía sumergida, carece  de unas condiciones laborales dignas lo que supone explotación, esclavitud, subempleo. Entre 60 y 100 millones de abortos al año en el mundo suponen por un lado un auténtico genocidio, pero también el desgarramiento más radical de aquellas madres y padres que han sido inducidos a este crimen. . Las guerras, entre 30 y 70 conflictos armados en el mundo están engordando no sólo los cementerios sino las arcas de empresas y países exportadores de armamentos, como España. Son innumerables los datos que ponen de manifiesto que la mayoría de la población es víctima del hambre y la miseria, en definitiva de la injusticia. En los últimos años miles de hermanos africanos han muerto ahogados en aguas españolas atraídos por una paraíso material que a ellos se les niega en sus países de origen. Países en muchos casos ricos en recursos, ricos en cultura, ricos en  hombres, mujeres y niños pero que han sido empobrecidos por la codicia, la explotación y la corrupción.

"El  sujeto y el fin de las instituciones sociales debe ser la persona humana".

 Gaudium et spes. 25

 

Si bien es una evidencia, una realidad, que hay una mayoría de la población del planeta que con su trabajo, su esclavitud y su miseria está financiando el bienestar de una minoría, también es cierto que el materialismo, el individualismo y el hedonismo de las  minoritarias sociedades opulentas  (epulonas) suponen una agresión  salvaje a la conciencia del ser humano. En estos días hemos conocido que la primera causa de muerte no natural en España es el suicidio y no los accidentes. En algunos países como Japón, el suicido es una epidemia. Alguien dijo que el suicidio tal vez sea la cuestión filosófica más importante porque si nuestra vida no tiene sentido, es la salida más lógica y coherente. Hoy hay muchas formas de manifestar este desapego por la vida. Desapego inducido por unas determinadas formas de vida y de pensamiento. La tendencia antinatalista, el aborto,  la pasión por la eutanasia y la eugenesia, la alineación y la violencia de la juventud, etc. sin duda manifiestan el sin sentido de una vida cerrada sobre si misma contraria a la naturaleza solidaria del hombre. 

La agresión al hombre y a los hombres hoy en día es radical, integral,  global y  sistémica. Radical porque es una agresión que pretende transformar, manipular la propia naturaleza de lo humano. Pretende el control de lo más íntimo del ser humano, es decir su propio ser. Esto se pone de manifiesto especialmente en todo lo se denomina "ideología de genero". Desnaturalizar lo humano, supone anular su intrínseca capacidad de donación, su intrínseca tendencia a la solidaridad, imagen y semejanza trinitaria. Se trata de un  reducir el ser del hombre  solo a sus tendencias negativas que podemos resumir en: la tendencia a querer ser el primero,  la tendencia hedonista, y  la tendencia a poseer. En segundo lugar la agresión es Integral porque  unifica bajo los principios de lucro y poder una realidad compleja formada por lo económico, lo político, lo cultural y lo social, lo biológico y también lo religioso, generando auténticas estructuras de pecado. Se trata  de que todas las dimensiones de lo humano trabajen coordinadamente en una misma dirección.  La política, la economía, la sociabilidad, la religiosidad y la cultura deben tener una unidad de fondo en esta agresión a la dignidad del ser humano. Querer responder a una sola dimensión sin tener en cuenta la complejidad de la realidad es un absurdo. Por otro lado la agresión imperialista es global, no conoce fronteras  todo el planeta es su campo de actuación, todos los estratos sociales,  todos los países, todas las culturas están bajo su campo de actuación. Finalmente, la  agresión es sistémica. Instituciones, estructuras, organizaciones, forman un sistema dinámico de muy difícil identificación pero que están coordinadas internacionalmente sin que haya un centro rector plenamente identificado. Un sistema que actúa las 24 horas del día, siete días a la semana, 365 días al año. Un sistema  morfológicamente variable pero que actúa bajo los impulsos de una ideología basada en una férrea voluntad de poder de los fuertes sobre los débiles.

Este sistema imperialista de ámbito planetario pretende ser un nuevo totalitarismo donde la vida humana esté controlada absolutamente,...

 

La ambición de controlar la vida humana desde la concepción a la muerte es la máxima expresión del imperialismo integral, tal como hoy se manifiesta. Como vamos a ver, este imperialismo es metapolítico, ya que procede de una concepción particular del hombre. Las expresiones políticas y no políticas de este imperialismo no son más que las consecuencias perceptibles de esta antropología. Esto nos va a llevar a aclarar la dimensión totalitaria de este imperialismo, cuyos efectos todavía no se han mostrado en su totalidad.

Michael Shooyans

El nuevo orden mundial y la seguridad demográfica

El totalitarismo que se nos quiere imponer se basa en tres negaciones intrínsecamente relacionadas.

  •  Negación de Dios (del Dios verdadero).
  •  Negación de la Moral
  •  Negación del hombre

 

No tener conciencia de este nuevo imperialismo creo que puede ser el mayor problema con el que inicialmente nos podemos enfrentar. No podemos combatir contra una Bestia si no tenemos conciencia de que esa Bestia existe y actúa en nuestras vidas  de manera sistemática. Tener en la conciencia la verdadera dimensión de esta guerra contra el hombre, para un cristiano, no es una simple tarea intelectual. Significa la obligación de poner en juego toda la vida en este combate. Si la gloría de Dios es que el hombre viva, ello implica que tenemos que luchar para derrotar a esta Bestia que está asesinando a millones de hermanos nuestros en un verdadero holocausto, una Bestia cuyo mayor anhelo es que le entreguemos nuestro corazón. Por ello el campo de batalla siempre es doble: nuestro corazón y el corazón del mundo. Una perspectiva espiritualista o secularista serían nefastas. Una perspectiva de bueno y malos, todavía peor. Ya decía el cardenal Newman que la buena conciencia es la obra maestra del diablo. ¿Puede ser ese nuestro mal? Solamente la humildad[1], virtud fundamental del militante cristiano, es la actitud adecuada.

 

Permitidme que os haga unas preguntas que, confío, sean el comienzo de una seria reflexión, de un verdadero discernimiento: ¿Sentís de verdad hambre y sed de justicia? ¿Cómo buscáis la paz?

Juan Pablo II

En el aeropuerto el Trompillo de Sta Cruz, Bolivia 1988.

 



[1] La humildad implica pobreza y sacrificio. Las tres forman una trinidad existencial indispensable para el militante cristiano.

Si quieres leer el Artículo, pincha aquí - Formato word

Si quieres leer el Artículo, pincha aquí - Formato pdf

AddThis Social Bookmark Button
 

AUDIO - CULTURA DE MUERTE

solifm

Encuesta

¿Cuál consideras que es el problema más grave de la Humanidad?
 

| Quiénes somos |Mapa del sitio |Recomiéndanos | Quiero Colaborar |Contáctanos |Boletín |