Ruta: Home CULTURA PRO-GAY Artículos 12. Cultura Pro Gay y Ataque a la Iglesia Persecución a la Iglesia por no aceptar la conducta homosexual

Es posible el cambio

JA slide show

Persecución a la Iglesia por no aceptar la conducta homosexual

E-mail Imprimir PDF

Nuevas formas de discriminación



En los días pasados se ha dado otra polémica en la prensa contra la Iglesia con el objetivo de imponer otro derecho que no prevé la Declaración de 1948 y que podría poner en peligro su misma estructura. Varios periódicos han denunciado al Vaticano por ser favorable a los castigos contra las personas homosexuales, por no apoyar la propuesta del Gobierno francés de aprobar la despenalización universal de la homosexualidad. Se llegó a afirmar que el Vaticano estaría a favor de la pena de muerte contra los homosexuales.



El padre jesuita Federico Lombardi, director de la Oficina de Información de la Santa Sede, ha aclarado: «Obviamente nadie quiere defender la pena de muerte para los homosexuales, como alguno quisiera dar a entender. Los conocidos principios del respeto de los derechos fundamentales de la persona y del rechazo de toda injusta discriminación (reconocidos claramente por el mismo Catecismo de la Iglesia católica) excluyen, evidentemente, no sólo la pena de muerte, sino todas las legislaciones penales violentas o discriminatorias en relación con los homosexuales».



Lo que los periódicos no han dicho es que esta propuesta atentaría contra otros derechos fundamentales. En primer lugar, el de la libertad de expresión, que podría incluir, al mismo tiempo, la imposición del matrimonio homosexual en la legislación de los diferentes países. Según esta propuesta, una persona que afirmara públicamente que los actos homosexuales no son éticos o convenientes podría ser denunciado, juzgado y condenado.



Derechos homosexuales



Como explicó el padre Federico Lombardi, la propuesta francesa no busca sólo despenalizar la homosexualidad, «sino además introducir una declaración de valor político que puede derivarse en sistemas de control, según los cuales, toda norma (no sólo legal, sino también relativa a la vida de los grupos sociales o religiosos) que no ponga exactamente en el mismo nivel toda orientación sexual podría ser considerada como contraria al respeto de los derechos del hombre».



En pocas palabras, cuando el Papa, un obispo o un sacerdote expongan desde un púlpito la posición de la Biblia sobre la homosexualidad podrían ser denunciados. Es más, si uno es coherente con la propuesta francesa, la Biblia misma podría convertirse en un libro prohibido, por atentar contra supuestos derechos de los homosexuales.



La falacia



«Esto puede convertirse claramente en un instrumento de presión o discriminación ante quien, sólo por poner un ejemplo muy claro, considera que el matrimonio entre un hombre y una mujer es la forma fundamental y originaria de la vida social y como tal ha de ser privilegiado», ha aclarado el padre Lombardi. «No es casualidad que menos de 50 Estados miembros de las Naciones Unidas se hayan adherido a esta propuesta, mientras que más de 150 no se han adherido. La Santa Sede no es la única», concluyó el padre Lombardi.



Lo más paradójico fue que los medios de comunicación lanzaron una dura campaña en contra de la Santa Sede por este motivo, pero ninguno recordó que Francia está tratando de imponer al resto del mundo medidas que ni siquiera están contempladas en su propio ordenamiento jurídico.


En la celebración del aniversario de la Declaración de los Derechos del Hombre en el Vaticano, estos nuevos derechos se convierten más bien en reivindicaciones egoístas. ¿Cómo saber si un derecho humano lo es? La respuesta es muy fácil: cuando su reconocimiento sirve para fortalecer el resto de los derechos humanos. Cuando se opone a éstos, no será un derecho.



Jesús Colina. Roma



www.alfayomega.es

AddThis Social Bookmark Button
Actualizado ( Domingo, 22 de Febrero de 2009 11:57 )  

Encuesta

¿Cuál crees que es el aspecto más determinante en la creciente imposición de la Cultura Pro Gay?
 

| Quiénes somos |Mapa del sitio |Recomiéndanos | Quiero Colaborar |Contáctanos |Boletín |