Es posible el cambio

JA slide show

La historia de Joseph

E-mail Imprimir PDF

            Nací en Europa y allí crecí y viví durante más de veinte años. Al echar la vista atrás siempre tengo la sensación de NO HABER TENIDO UNA INFANCIA PARTICULARMENTE FELIZ. FUI UN NIÑO MUY SENSIBLE Y POR ESO LA CONFRONTACIÓN CON LA REALIDAD ME RESULTÓ MÁS DIFÍCIL QUE A OTROS. No puedo recordar exactamente cuándo comencé a sentirme atraído por otros chicos. Sin embargo, hace algunos años, descubrí que mi tío había abusado sexualmente de mí. Cuando tenía entre tres y cinco años pasaba mucho tiempo con él. Cuando evoqué por primera vez estos recuerdos, me sentí aterrorizado al recordar los auténticos hechos que una vez tuvieron lugar. Lo más doloroso e intenso fue recordar los sentimientos conectados con el abuso, todos los SENTIMIENTOS ALMACENADOS EN MI CUERPO Y EN MI MENTE DURANTE TANTOS AÑOS. De forma virtual volví a experimentar aquellos sentimientos que tuve siendo niño. Se crea o no, ahora me siento feliz por haber recuperado ese recuerdo, por saber más acerca de todo aquello, puesto que fue un FACTOR QUE ME EMPUJÓ HACIA MIS DESEOS SEXUALES.

            Mi madre estaba en casa con mi hermano y conmigo. Desde que era un infante, mi madre no me daba la oportunidad de tomar distancia de ella y de ir encontrando mi propio camino. ME EDUCARON PARA SER EL CHICO BUENO. Mi padre trabajaba mucho y no estaba casi nunca en casa, así que nadie podía equilibrar el papel de mi madre. Cuando yo tenía nueve años nació mi hermano. Desde el principio me sentí celoso viendo que él era el centro de atención en mi familia.

            La etapa de la adolescencia fue una buena época en mi vida porque tenía un montón de amigos en la escuela, pero en casa seguía sintiéndome infeliz. Lo que pasó fue que MIS AMIGOS SE CONVIRTIERON EN MI FAMILIA. Tuve contactos sexuales con algunos de mis amigos de la escuela. Nos masturbábamos y practicábamos el sexo oral unos con otros, y me empezó a gustar. Por aquel tiempo encontré revistas pornográficas que guardaba mi padre, y LA MASTURBACIÓN EMPEZÓ A CONVERTIRSE CADA VEZ MÁS EN UN AMIGO DENTRO DE LA SOLITARIA VIDA DE MI CASA.

            Nunca llegué a comprender por qué me sentía atraído por los chicos y los hombres. Me parecía que era una de las CARGAS más pesadas de mi vida, ya que también me gustaba estar con mujeres y no tenía duda de que quería formar una familia. Cuando terminé el bachillerato mi vida se volvió aún más CONFUSA. Un buen amigo mío comenzó a vivir abiertamente como un homosexual, en un tiempo en el que estábamos muy unidos. No sabía si yo mismo debía hacer como él.

            Por entonces yo estaba enamorado de una chica que de algún modo me protegía. Pero me sentía confundido y una excursión a los Estados Unidos me ayudó a disipar la confusión. Durante el viaje conviví algún tiempo con una pareja de homosexuales. Aquello me demostró que el tipo de vida homosexual no era para mí. Tener las cosas claras me ayudó, pero seguía sintiéndome atraído por los hombres. En ese momento, en cierto modo, las cosas se pusieron más difíciles para mí, ya que estaba seguro de no querer vivir como un homosexual.

            Comencé a tener encuentros sexuales con hombres, en parques y en baños públicos. Aunque no lo hacía muy a menudo, pensaba que aquello podía calmar mi necesidad de intimidad con varones. NO TARDÉ MUCHO TIEMPO EN DARME CUENTA DE LO TERRIBLE QUE ERA TODO AQUELLO. Intenté evitar aquellos encuentros. En parte lo conseguí porque ME APOYABA CADA VEZ MÁS EN LA MASTURBACIÓN PARA CALMAR MIS NECESIDADES DE INTIMIDAD MASCULINA, usando pornografía gay.

            Por entonces estaba estudiando en la universidad. Conocí a una amiga y ella me ayudó mucho. Gracias a ella supe de un terapeuta especializado en ayudar a personas que tenían exactamente mi problema. Lo conocí en uno de sus viajes dando conferencias por Europa. Por primera vez en mi vida hablé con alguien acerca de mis problemas y de mis deseos. Richard era comprensible y amable.

            ME EXPLICÓ LAS CAUSAS PROFUNDAS DE MI SITUACIÓN. ME DIJO QUE PODÍA CURARME. ENTONCES RECUPERÉ LA ESPERANZA. Dios, que me había ayudado durante todos esos años, me daba un maravilloso regalo.

            Mi plan era marcharme a América y comenzar allí la terapia. Un año después de haber conocido a Richard en Europa, llegué a los Estados Unidos. Comencé a acudir a la terapia con un colega de Richard. Fue magnífico porque nunca antes había compartido mi historia y encontraba mucha comprensión y ayuda. ME SENTÍ COMPRENDIDO Y, POR PRIMERA VEZ EN MI VIDA, NO ESTABA SOLO.

            Después de llevar un par de meses en Estados Unidos, regresé a Europa para acabar la universidad. Tenía decidido regresar a Estados Unidos y pasar un período mayor para profundizar en la terapia y FORMAR UN GRUPO DE APOYO. En mi país de origen encontré buenos amigos que me apoyaron de forma incondicional y en especial un buen amigo que conocía mi historia y que, literalmente, estaba dispuesto a ayudarme en todo lo que necesitara. Me tuvo en sus brazos y practicó deporte conmigo, salimos juntos y también juntos trabajamos en algunos proyectos en el campus de la universidad.

            Por aquel tiempo también conocí a la que iba a ser mi mujer y desde el principio le hablé de mi atracción hacia los hombres. Me dijo: "Juntos lo superaremos". Me acompañó de vuelta a los Estados Unidos. Me puse en terapia con Richard y me uní a su grupo de apoyo. También conocí a un "compañero curativo", que me ayudó mucho. A veces era muy duro, pero aprendí cada vez más acerca de mí mismo. DESCUBRÍ MI NIÑO INTERIOR, lo que me ayudó enormemente a CURAR LAS HERIDAS DE MI PASADO.

            Hoy me doy cuenta de que he recorrido un largo camino. En raras ocasiones todavía siento atracción hacia algún hombre. Pero he aprendido que eso es sólo un INDICADOR de que hay algo que no funciona, algo de lo que no me estoy haciendo cargo de modo correcto. Cuando afronto esos temas, esas atracciones desaparecen de inmediato. Me siento muy bien. Estoy agradecido a los que abrieron el camino para este tipo de transición personal.

 

COMENTARIOS

            Trabajé con Joseph durante dos años. En aquel período consiguió unos progresos enormes. Una de las partes más importantes de su terapia fue el COMPRENDER A SU NIÑO INTERIOR. Joseph no sólo tenía problemas con la MASTURBACIÓN COMPULSIVA y los COMPORTAMIENTOS SEXUALES ANÓNIMOS, también tenía un trastorno en la alimentación. LA COMIDA Y EL SEXO ERAN SUS MODOS DE CALMAR EL DOLOR. COMIDA Y SEXO SIGNIFICABAN AMOR.

            Cuando puso en práctica el método que se recoge en el libro de Capacchione descubrió un mundo completamente nuevo. Por su disciplina a la hora de poner en práctica el trabajo de su curación, SU VOZ INTERIOR EMPEZÓ A DESENTERRAR CADA VEZ MÁS COSAS DE SU PASADO Y DE SU SITUACIÓN ACTUAL. Joseph se convirtió en un buen padre para su "familia interior". CUANTO MÁS ESCUCHABA, MÁS APRENDÍA. Debido a esto y a sus relaciones sanas con otros hombres, sus deseos homosexuales desaparecieron con naturalidad.

            Joseph también tuvo que descubrir una nueva palabra fantástica, que no formaba parte de su vocabulario ni en inglés ni en su lengua nativa. Esa palabra era "no". Como él mismo ha contado, CRECIÓ SIENDO EL "NIÑO BUENO" DE SU MAMÁ Y DE LOS DEMÁS. Dentro de su trabajo de recuperación, hicimos un montón de actividades bioenergéticas para despertar su energía masculina. Cuando al fin Joseph dio rienda suelta a sus sentimientos, océanos de rabia y dolor contenidos se liberaron. El grupo de apoyo supuso un tremendo beneficio para él, y también él resultó ser un don para el grupo, COMPARTIENDO SU INTERIOR CON LOS DEMÁS. Así, él mismo se convirtió en mentor de otros recién llegados.

            Cuando nos acercábamos al final de nuestro trabajo, Joseph invitó a toda su familia a que fuera a América para tener una maratoniana sesión en la que debían abrazarse. Fue capaz de estar en los brazos de su madre y de decirle cuánto dolor había experimentado por su carácter sobreprotector. Lloraron juntos. Ella le pidió perdón por no haberse dado cuenta de que lo que había hecho había lastimado a su hijo profundamente.

            También su padre lo tuvo en sus brazos, y Joseph lloró como un niño que había anhelado el afecto y la atención de aquél. Le contó cuánto le había echado en falta cuando estaba fuera de casa trabajando y con sus amigos por las noches. "¿Por qué no me llevaste nunca contigo al trabajo?" También ellos lloraron. Su padre se disculpó y por fin Joseph pudo sentir los fuertes brazos de su padre abrazándole. Ahora su relación profundiza cada vez que se ven. Joseph le ha pedido a su madre que durante un tiempo se retire un poco para permitir esa profundización entre él y su padre.

            Durante la sesión en la que toda la familia se abrazó, también tuvo lugar otro acontecimiento sorprendente. Joseph fue capaz de pedir perdón a su hermano pequeño por la forma abusiva en la que le había tratado motivado por los fuertes celos que sentía hacia él. Su hermano también liberó su dolor y expresó todo lo que había sufrido por eso. Se abrazaron, doliéndose juntos y recuperando la unión entre sus corazones. Por último, el hermano pequeño compartió con sus padres el dolor que le habían provocado con sus peleas entre ellos. TODA LA FAMILIA SE ABRAZÓ, TODOS LLORARON, LIBERANDO ASÍ AÑOS DE DOLOR SILENCIADO.

            Para esta familia fue un NUEVO COMIENZO. Hoy, Joseph está cada vez más enamorado de su mujer. Tienen una buena vida sexual, sus deseos por los hombres han desaparecido y están esperando su primer hijo.

 (Contado por Richard Cohen) 

AddThis Social Bookmark Button
 

TESTIMONIOS

ICONO - TESTIMONIOS EPE

| Quiénes somos |Mapa del sitio |Recomiéndanos | Quiero Colaborar |Contáctanos |Boletín |