Ruta: Home SUPERAR AMS Recursos Libros 2. Mujeres con AMS Restaurar la identidad sexual - Anne Paulk

Es posible el cambio

JA slide show

Restaurar la identidad sexual - Anne Paulk

E-mail Imprimir PDF

INTRODUCCIÓN. ESPERANZA PARA EL VIAJE

En 1982 emprendí un viaje que determinaría el resto de mi vida. Como muchos viajes, éste incluía en el camino unas cuantas curvas y valles. Poco sabía entonces ─ni podía prever─ a dónde me iba a llevar la aventura sólo dos décadas después. No me hubiera podido imaginar que estaría casada y tendría una familia, que estaría rodeada por tantas excelentes amistades femeninas y que me sentiría tan satisfecha siendo una madre hogareña.

Con cada año que pasa, me maravillo de la obra que Dios ha realizado y todavía realiza en mi vida. Las recompensas de este viaje ─paz, alegría, seguridad, satisfacción, amistad y relaciones familiares ricas─ han compensado con creces las dificultades. Mi anterior vida parece un árido desierto comparada con el exuberante paisaje que es mi vida hoy.

Muy temprano experimenté en mi vida el tirón de la atracción sexual hacia algunas mujeres. Recuerdo haber estado a la vez confusa y excitada por esos sentimientos y muy insegura también acerca de lo que hacer con ellos. En el colegio, tras muchos años de atracción hacia otras mujeres, asumí una identidad y un estilo de vida lésbico. Poco tiempo después, tras un encuentro con Dios, comencé mi viaje para salir de la homosexualidad.

A lo largo de este camino, conté con la compañía de pastores, amigos y familia. Algunos de ellos no sabían muy bien qué hacer conmigo, sin embargo, es cierto que todos fueron buenos compañeros. Afortunadamente para mí, al final encontré otras mujeres en el mismo camino, caminé junto a ellas, y encontré apoyo y comprensión en su compañía. Me di cuenta entonces de que no estaba sola. Nos preguntábamos juntas qué nos depararía esta nueva vida y si los resultados merecerían la pena del precio que estábamos pagando. Tú puedes estar preguntándote lo mismo.

O quizá seas un amigo, un familiar o una persona que apoya (pastor, abogado o asesor profesional) a una mujer que está luchando con su identidad sexual. Quizá estés considerando cómo le puedes ayudar mejor mientras recorre el camino a través del laberinto de consejos a veces contradictorios.

Ten la seguridad de que tu apoyo es importante. Aquellas de nosotras que tomamos la decisión impopular de dejar la vida homosexual a menudo encontramos mucha oposición y muy poco apoyo. Algunas mujeres deben dejar atrás un modo de vida que les ha parecido ineludible y una comunidad de mujeres de la misma mentalidad que representaban su único sistema de apoyo.

En las páginas siguientes leerás historias de muchas mujeres haciendo el mismo viaje para dejar el lesbianismo. Dada la naturaleza íntima de este tema, muchas de las historias son recopilaciones y no representan a ninguna persona concreta. Algunas de las experiencias te parecerán particularmente semejantes a las tuyas, otras no. Puede que también te identifiques con algunos de los resultados de una encuesta que realicé a 265 mujeres que habían dejado el estilo de vida lésbico. Son mujeres que han tomado la importantísima decisión de emprender el viaje hacia la salud.

Hace años busqué ayuda cuando dejaba el lesbianismo pero casi no encontré recursos. Afortunadamente, me hablaron de un consejero cristiano estupendo que estaba dispuesto a ayudarme a conseguir mi meta. Pocos años después, me encontré con Exodus International, una organización cristiana que ayuda a las personas a dejar atrás la homosexualidad. En Exodus encontré a otras que había experimentado el tirón de la tracción hacia el mismo sexo pero que habían experimentado un cambio. La esperanza que encontré me motivó a compartir en este libro lo que aprendí y experimenté.

Finalmente, no sé cómo ha ido a parar este libro a tus manos en este momento concreto. Pero si te ha llegado como regalo de un amigo o pariente que te quiere, rezo para que libere en ti el potencial para cambiar en tu vida.

Si lees este libro porque tienes una amiga o familiar luchando contra el lesbianismo, mi propósito es que te ayude a comprender más completamente la lucha diaria a la que se enfrenta tu ser querido.

Para aquellas de vosotras que estáis leyendo esto porque ya os encontráis en el camino de vuestra recuperación como mujeres, mi esperanza es que encontréis mucho ánimo en estas páginas.

No estás sola en el viaje.

 

CONCLUSIÓN

 

Las averiguaciones más fuertes entre las 265 mujeres con atracción hacia el mismo sexo implicaban el hilo común de una infancia dolorosa y el abuso (91%). Las perspectivas comunes de las mujeres parecen conducir a una devaluación externa y luego interna de las mujeres y feminidad claves durante la infancia demostradas por un rechazo definitivo de su madre como modelo de rol, un mayor deseo de emular los modelos de rol masculinos y el hecho de que antes de los 13 años de edad la mayoría se sentía en algún lugar entre la ambivalencia y el no gustarle absolutamente nada ser una chica.

La imagen y las acciones externas acompañaban  a las creencias internas de las mujeres, evidenciadas por el hecho de que una gran mayoría se consideraban marimachos, que otras habían sido tomadas como chicos y por su desconfianza u hostilidad hacia los hombres en general. El problema común de la depresión acompañado por el alcoholismo, las drogas o el comer demasiado parece sugerir un intento de auto-medicarse. Quizás podría considerarse a las relaciones lésbicas como un intento también de auto-medicarse. Incluso el alto índice de intentos de suicidio tiene sentido a la luz de los pasados solorosos sin resolver de las mujeres.

A pesar de los acontecimientos dolorosos de sus vidas, a estas mujeres les motivó enormemente la creencia religiosa personal para cambiar la orientación. Después de todo, la mayor razón para buscar el cambio se dijo casi de forma unánime que era "la relación con Dios." Este grupo de mujeres estaba quizás más comprometido con sus iglesias locales que la cristiana regular.

La mayoría de las mujeres (85%) pudieron hacer la transición de una identidad lésbica o bisexual a una identidad heterosexual o ex-lesbiana (81%) en un promedio de dos años y medio y comúnmente con la ayuda de Exodus International y / o terapia profesional. Pudieron realizar un impacto significativo no sólo sobre su identidad sexual sino también sobre cómo se sentían consigo mismas como mujeres.

Finalmente, la información recogida de este grupo de mujeres asevera fuertemente no sólo que el cambio es posible sino que en una cantidad de tiempo relativamente breve, puede tener lugar un cambio significativo.

 

 PARA LEER EL LIBRO, PINCHA AQUÍ - Formato PDF

PARA LEER EL LIBRO, PINCHA AQUÍ - Formato Word

AddThis Social Bookmark Button
 

TESTIMONIOS

ICONO - TESTIMONIOS EPE

| Quiénes somos |Mapa del sitio |Recomiéndanos | Quiero Colaborar |Contáctanos |Boletín |