Ruta: Home SUPERAR AMS Recursos Artículos 1. Qué es la Atracción hacia el Mismo Sexo (AMS) La verdad de la homosexualidad - Joseph Nicolosi y varios

Es posible el cambio

JA slide show

La verdad de la homosexualidad - Joseph Nicolosi y varios

E-mail Imprimir PDF

 ¿Quién te ayuda: El que no te dice la verdad o el que te dice la verdad? El primero puede que te haga sentir mejor. Puede aliviarte y halagarte pero te ama el que te dice la verdad. Te ayudará a llevar una vida más sana, más feliz y con más satisfacción.

Los defensores y promotores de la homosexualidad intentan ocultar la seria promiscuidad documentada científicamente, la incapacidad de mantener la fidelidad sexual, el abuso de pareja y las enfermedades psicológicas y físicas relacionadas con esa forma de vida. Además, a las personas con atracciones hacia el mismo sexo (AMS) les dicen que "es genético," "has nacido así," o todavía peor, "Dios te ha creado gay."

Si la homosexualidad estuviese predeterminada genéticamente, entonces los gemelos tendrían siempre virtualmente la misma orientación sexual. Francis S. Collins, MD, PhD, Director del Instituto Nacional de Investigación del Genoma Humano, NIH, ha afirmado que la posibilidad de que un hermano gemelo de un hombre homosexual sea también homosexual es de alrededor del 20 por ciento, indicando que los genes implicados representan predisposiciones, no predeterminaciones.[1] El análisis de los datos de un estudio mayor del registro de gemelos de Australia encontró que si un gemelo varón tenía AMS había sólo un 11 por ciento de posibilidades de que el otro también la tuviese. [2]

A las personas que padecen AMS se les dice que no hay esperanza de cambio y que intentar cambiar es nocivo para ellos. Numerosos estudios han encontrado que la AMS no es una condición estable.  La mayoría de las personas que experimentan la AMS durante la adolescencia ven que el problema ha desaparecido cuando alcanzan los 25 años sin ninguna intervención.[3] Los que buscan terapia o ayuda espiritual pueden lograr varios niveles de libertad con respecto a la AMS.

La investigación ha documentado los beneficios de la terapia.[4] En efecto, un estudio diseñado específicamente para documentar el daño hecho por la terapia dirigida a solucionar la AMS encontró que cierto número de personas afirmaba que la terapia les había ayudado. [5]

Se les dice a los adolescentes con AMS que "salir del armario" solucionará sus problemas. En efecto, los pone en riesgo. A pesar de la educación intensiva sobre el SIDA, jóvenes de cualquier edad que tengan sexo con hombres corren un riesgo enorme de contraer enfermedades de transmisión sexual, incluyendo HIV/ SIDA, relación con el alcohol y las drogas, en particular meta de cristal y la depresión.[6] La educación del uso del preservativo con esta población ha sido un fracaso. Al mismo tiempo que los preservativos utilizados correctamente proporcionan protección contra ciertas enfermedades de transmisión sexual, la investigación demuestra que la mayoría de las personas en factor de riesgo no utilizan el preservativo en todas las relaciones sexuales. La combinación de las drogas y el sexo de alto riesgo ha vuelto a encender una epidemia de enfermedades de transmisión sexual /HIV entre hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres (MSM). [7]

Al mismo tiempo que se reivindica que la homosexualidad es una variante normal de la sexualidad humana y que las personas con AMS son tan sanos psicológicamente como el resto de la población, la investigación desmiente esta generalización. Cuatro estudios recientes y bien diseñados han encontrado que las personas con AMS tienen índices significativamente más altos de desórdenes psicológicos, problemas de consumo de drogas e ideación de suicidio que la población en general. [8]

Los activistas gays insisten en que todos estos problemas son producidos por las actitudes negativas de la sociedad pero los problemas son tan predominantes en los países extremadamente tolerantes, como es el caso de Holanda y Nueva Zelanda.[9] Así no debería sorprender que cuando vivimos de acuerdo con el designio de nuestra naturaleza, somos más felices y más sanos. Culpar a la sociedad del sinnúmero de dificultades que afrontan las personas con AMS evita el auto-conocimiento y la curación.

La investigación demuestra que el desorden de identidad de género en las infancia pone al niño en camino de la AMS pero los defensores y promotores de la homosexualidad se oponen al tratamiento de esos niños, aunque esa intervención pueda eliminar el aislamiento, la ansiedad y la depresión del niño.[10]

Los profesores de colegios públicos en muchas áreas del país están enseñando a los niños que las conductas homosexuales están determinadas genéticamente y que son tan sanas como las relaciones heterosexuales y matrimoniales. Al mismo tiempo que defienden la forma de vida homosexual, estos profesores no proporcionan las verdades científicas y los administradores /orientadores no sólo no corrigen esas inexactitudes sino que tampoco proporcionan información factual a los alumnos sobre los numerosos peligros psicológicos y médicos de esa forma de vida. Recientemente, alumnos de institutos han sido castigados por orientadores escolares por negarse a asistir /apoyar a eventos que promuevan la homosexualidad, como un día de silencio, mientras que al mismo tiempo se les niega permiso para dirigir eventos de apoyo heterosexual. [11]

Los promotores del "matrimonio gay" afirman que las relaciones de personas del mismo sexo son iguales a los matrimonios y por lo tanto, merecen todos los beneficios del matrimonio pero la investigación demuestra -y los activistas lo admiten- que es irreal esperar que las parejas masculinas vivan en fidelidad. [12]

Los promotores del matrimonio homosexual dicen también a los jueces o legisladores que la investigación demuestra que no existen diferencias entre los niños educados por parejas del mismo sexo y las educadas por su padre y madre biológicos. Los estudios a los que hacen referencia son, virtualmente sin excepción, inválidos tanto interna como externamente.[13] En muchos casos los autores han tergiversado sus propios datos. Dada la literatura extensiva sobre el daño que se le ha hecho a los niños por medio de la ausencia de padre o madre, es falso sugerir que privar a un niño de un padre o una madre a propósito y premeditadamente no tendrá consecuencias para ese niño. [14]

Los activistas gays tienen referencias para apoyar sus otras reivindicaciones pero los que leen ese material encuentran que la mayor parte de su "investigación" tiene serios errores metodológicos y el resto contradice realmente las afirmaciones de los activistas gays.[15] Si la AMS fuese sana y normal, los defensores y promotores de la homosexualidad no tendrían que distorsionar la verdad.

Mientras la verdad vale por sí misma, las distorsiones deben protegerse con más distorsiones. Los activistas homosexuales hacen falsas acusaciones de "odio" y distorsionan las enseñanzas religiosas. Ignoran la verdad de la ira y el "odio." Por ejemplo, la investigación publicada demuestra un alto predominio de abuso de pareja en las relaciones homosexuales[16] pero en vez de abordar este problema serio, los activistas están intentando utilizar la legislación de la homofobia para acosar y castigar a los que desafían la ética de su conducta sexual.

¿Quién ayuda realmente a las personas que padecen AMS? ¿Los que les dicen la verdad o los que intentan distorsionarla?

 

Firmantes:

Dean Byrd, PhD, Presidente electo de la Asociación Nacional para la Investigación y Terapia de la Homosexualidad (NARTH)

Michelle A. Cretella, MD, Consejo de Directores, Universidad Americana de Pediatras.

Joseph Nicolosi, PhD, Presidente de NARTH.

Richard Fitzgibbons, MD, Comité de Asesoría Científica de NARTH 

Dale O'Leary, autor of The Gender Agenda, co-autor de Homosexuality and Hope y de un libro sobre matrimonio que será publicado pronto.

George A. Rekers, PhD, distinguido Profesor Emérito de Neuropsiquiatría y Ciencia Conductual de la Escuela de Medicina de la Universidad de Carolina del Sur. 

Robert Saxer, MD, Presidente de la Asociación Médica Católica.

Philip M. Sutton, PhD, Comité de Asesoría Científica de NARTH

Gerard van den Aardweg, PhD, Holandés, Comité de Asesoría Científica de NARTH

Joseph Zanga, MD, FAAP, FCP, Último Presidente de la Universidad Americana de Pediatría.

www.mercatornet.com, desde www.narth.com


Francis S. Collins (2006). The Language of God: A Scientist Presents Evidence for Belief, New York: Free Press, 260.

John Michael Bailey, & M.P Dunne, N.G. Martin (2000). "Genetic and Environmental Influences Sexual Orientation and Its Correlates in an Australian Twin Sample: Personality Processes and Individual Differences," Journal of Personality and Social Psychology, 78, 524-536.

National Health and Social Life Survey (1994). In. E. O. Laumann, et al, The Social Organization of Sexuality: Sexual Practices in the United States, Chicago: University of Chicago Press, pp. 294-296); Nigel Dickson, C. Paul, P. Herbison, (2002). "Same-sex attraction in a birth cohort: prevalence and persistence in early adulthood," Social Science & Medicine, 56, 1607-1615.

Irving Bieber, et al. (1962). Homosexuality: A Psychoanalytic Study of Male Homosexuals, NY: Basic Books, 276; Robert Spitzer, (2003). "Can some gay men and lesbians change their sexual orientation? 200 participants reporting a change from homosexual to heterosexual orientation," Archives of Sexual Behavior, 32 (5) 403-417; Glenn Wyler (April, 2004). "Anything but Straight: A Book Review," NARTH Bulletin, 32- 45.

Ariel Shidlo & Michael Schroeder, (2002). "Changing Sexual Orientation: A Consumer's Report," Professional Psychology: Research and Practice, 33 (3), 249-259.

Gary Remafedi, et al (1991). "Risk factors for attempted suicide in gay and bisexual youth," Pediatrics. 87 (6), 869-875.

US Centers for Disease Control and Prevention (2004). HIV Testing Survey 2002, Special Surveillance Report Number 1: 1-26.

David Fergusson, L. Horwood & A. Beautrais, (1999). "Is sexual orientation related to mental health problems and suicidality in young people?" Archives of General Psychiatry. 56 (10), 876-888; Richard Herrell, et al (1999). "A co-twin control study in adult Men: Sexual orientation and suicidality." Archives of General Psychiatry, 56 (10), 867- 874; Susan Cochran & Vickie Mays (2000). "Lifetime prevalence of suicide symptoms and affective disorders among men reporting same-sex sexual partners: Results from NHANES III," American Journal of Public Health, Vol. 90, (4) , 573-578; Theo Sandfort, et al (2001). "Same-sex Sexual Behavior and Psychiatric Disorders: Findings from the Netherlands Mental Health Survey and Incidence Study (Nemesis)." Archives of General Psychiatry, 58, 85-91.

Sandfort (ibid); Fergusson. (ibid).

Robert George & David Tubbs, "Redefining Marriage Away," City Journal, (Summer 2004). Quoting "Queer Liberalism?" (June 2000), American Political Science Review; James Nelson (1982). "Religious and moral issues in working with homosexual clients," in Gonsiorek (ed.), Homosexuality and Psychotherapy, NY: Haworth Press, 173.

Allie Martin (May 15, 2007), "Calif. students pay price for refusing to observe pro-homosexual 'Day of Silence'." OneNewsNow.com.

Kenneth Zucker & Susan Bradley (1995). Gender Identity Disorder and Psychosexual Problems in Children and Adolescents, NY: Guilford,

Robert Lerner & Althea Nagai (2001). No Basis: What the studies don't tell us about same-sex parenting, Washington, DC: Marriage Law Project.

George A. Rekers (2005). "An Empirically Supported Rational Basis for Prohibiting Adoption Foster Parenting and Contested Child Custody by Any Person Residing in a Household that Includes a Homosexually-Behaving Member," St. Thomas Law Review, 18 (2), 325-424.

Jeffrey Satinover (2005), "The Trojan Couch: How the Mental Health Associations Misrepresent Science." Narth.com.

Greenwood, G., et al. (2002). Battering Victimization Among a Probability-Based Sample of Men Who Have Sex With Men, Amer. J. Pub Health, 92 (12), 1964-69; Lisa Walder-Haugrad, Linda Vaden Gratch, & Brian Magruder (1997), "Victimization and Perpetration Rates of Violence in Gay and Lesbian Relationships: Gender Issues Explored", Violence and Victims, 12, 173-184.

AddThis Social Bookmark Button
Actualizado ( Miércoles, 21 de Abril de 2010 20:25 )  

TESTIMONIOS

ICONO - TESTIMONIOS EPE

| Quiénes somos |Mapa del sitio |Recomiéndanos | Quiero Colaborar |Contáctanos |Boletín |