Ruta: Home SUPERAR AMS Recursos Artículos 4. Cómo salir de la AMS El Proceso Curativo: Las cuatro etapas de la sanación - Richard Cohen

Es posible el cambio

JA slide show

El Proceso Curativo: Las cuatro etapas de la sanación - Richard Cohen

E-mail Imprimir PDF

              A través de mi propio itinerario y en los catorce años que he ayudado a otros a realizarlo, he desarrollado un MODELO DE RECUPERACIÓN. Ha demostrado su eficacia para aquellas personas que SINCERAMENTE DESEAN CAMBIAR. Este proceso es útil para quienes han sido homosexuales activos pero también para quienes no se han involucrado en este tipo de actos pero sin embargo experimentan una atracción hacia las personas de su propio sexo.

            El matrimonio no es la solución para nadie que tenga sentimientos homosexuales, ya que una mujer no puede satisfacer las necesidades homo emocionales de un hombre, y de igual modo, un hombre nunca satisfacerá las necesidades homo emocionales de una mujer[1]. Dentro del proceso de recuperación lo primero es que un hombre se cure con otro hombre y del mismo modo una mujer debe curarse con otras mujeres.

Antes de que alguien me ayudara eficazmente, algunos amigos bien intencionados me decían: "Richard, busca la mujer adecuada y ella te devolverá a la normalidad", o también: "Reza intensamente y Dios te quitará la homosexualidad. Si no es así, entonces es que estás haciendo algo mal". Ojalá hubiera sido tan sencillo. Pero no lo fue. Recé y recé para que Dios me quitara aquellos deseos, pero no lo hizo. Me casé, confiando que eso ordenaría mi interior, pero mis deseos hacia los de mi sexo se intensificaron. Descubrí que había estado rezando la oración equivocada durante casi veinte años. Lo que en realidad debía pedir era: "Dios, por favor, muéstrame el significado de mis deseos hacia los hombres". Mas tarde llegué a comprender que Dios nunca me quitaría aquellos sentimientos porque tenían un significado profundo que yo debía COMPRENDER, SANAR y en última instancia CUMPLIR DENTRO DE UNAS RELACIONES SANAS Y NO SEXUALES.

            He dividido el PROCESO DE CURACIÓN en CUATRO ETAPAS:

 

1. ETAPA UNO: TRANSICIÓN.

2. ETAPA DOS: ARRAIGO.

3. ETAPA TRES: CURACIÓN DE LAS HERIDAS HOMO EMOCIONALES.

4. ETAPA CUATRO: CURACIÓN DE LAS HERIDAS HETERO EMOCIONALES.

 

            Es un modelo lineal y de desarrollo. De todos modos no funciona tan limpia y claramente como lo voy a describir. La persona que está en transición puede saltar desde  la primera etapa a la tercera y luego regresar a la segunda, para luego volver de nuevo a la primera. Todo depende del crecimiento, de la maduración y de las necesidades de cada persona en tratamiento.

            La ventaja de tener este modelo en cuatro etapas está en que representa un mapa de carreteras, un itinerario para la recuperación. Si alguien salta de la etapa primera a la tercera, en algún momento deberá regresar a la etapa previa y continuar trabajando en aquellas tareas que son obligatorias. Es como hacer una excursión en automóvil desde Sevilla hasta Barcelona. En algún lugar de Madrid, el viajero recuerda una experiencia dolorosa que tuvo cuando vivía en Santander, así que  coge un avión hacia Santander, cura esa herida y toma un vuelo de regreso de nuevo hacia Madrid. Entonces continúa su camino por carretera desde Madrid hacia Barcelona.

            Si pudo volar desde Madrid a Santander, entonces, ¿por qué no vuela sencillamente desde Sevilla a Barcelona y se salta toda la larga excursión por carretera? En la vida no hay atajos cuando se trata de asuntos del corazón. En el proceso de curación la persona está buscando su yo perdido, aquellas partes de su personalidad que o bien están encerradas o nunca han sido descubiertas.

            Todo esto lleva su TIEMPO, PACIENCIA Y UN CONTINUO ESFUERZO. El precio es alto si se quiere retomar la propia vida, pero la recompensa vale con mucho la pena de los esfuerzos. Sin esos esfuerzos yo no estaría vivo hoy. Los que tratan de volar sin realizar su trabajo sobre el terreno pueden acabar estrellándose en pleno vuelo.

            El siguiente cuadro recoge una progresión de etapas en paralelo que sintetiza el plan del tratamiento:

            LAS CUATRO ETAPAS DEL PLAN DE TRATAMIENTO TERAPÉUTICO

 

ETAPA UNO: TERAPIA DE LA CONDUCTA.

ETAPA DOS: TERAPIA COGNITIVA Y DE CURACIÓN DEL NIÑO INTERIOR.

ETAPA TRES: TERAPIA PSICODINÁMICA: CURACIÓN DE LAS HERIDAS RELATIVAS AL PROPIO SEXO.

ETAPA CUATRO: TERAPIA PSICODINÁMICA: CURACIÓN DE LAS HERIDAS RELATIVAS AL SEXO OPUESTO.

 

            A menudo "el proceso va de mal en peor y luego mejora"[2]. Las personas suelen acercarse a recibir ayuda cuando están en crisis y se sienten mal. Conforme descubren la(s) fuente(s) del (de los) problema (s), las cosas empeoran ya que experimentan un GRAN DOLOR. Después, el asunto mejora cuando comienza la curación y la experiencia del amor.

LAS CUATRO ETAPAS DE LA CURACIÓN DE LA HOMOSEXUALIDAD

1. TRANSICIÓN (TERAPIA DE LA CONDUCTA)

1.1. Cortar con la conducta sexual.

1.2. Desarrollar una red de apoyo.

1.3. Favorecer la autoestima y experimentar el valor de la relación con Dios.

 

2. ARRAIGO (TERAPIA COGNITIVA)

2.1. Seguir con la red de apoyo.

2.2. Seguir con la afirmación de la autoestima y la experiencia del valor de la relación con Dios.

2.3. Desarrollar habilidades: entrenamiento positivo, estrategias de comunicación, técnicas para la resolución de problemas.

2.4. Iniciar la curación del niño interior: identificación de pensamientos, sentimientos y necesidades.

 

3. CURACIÓN DE LAS HERIDAS HOMO EMOCIONALES (TERAPIA PSICODINÁMICA)

3.1. Proseguir con todas las tareas de la segunda etapa.

3.2. Descubrir las causas profundas de las heridas homo emocionales.

3.3. Iniciar el proceso de queja, perdón y toma de responsabilidad.

3.4. Desarrollar las relaciones sanas y curativas con el mismo sexo.

 

4. CURACIÓN DE LAS HERIDAS HETERO EMOCIONALES (TERAPIA PSICODINÁMICA)

4.1. Proseguir con todas las tareas de la segunda etapa.

4.2. Descubrir las causas profundas de las heridas hetero emocionales.

4.3. Continuar el proceso de queja, perdón y toma de responsabilidad.

4.4. Desarrollar relaciones sanas y curativas con el sexo opuesto, y aprender a conocer al otro sexo.

 

1. PRIMERA ETAPA: TRANSICIÓN. TERAPIA DE CONDUCTA

            En la primera etapa, LA PERSONA SE DA CUENTA DE QUE TIENE UN PROBLEMA Y DE QUE QUIERE RECIBIR AYUDA. Puede ser que haya intentado infructuosamente suprimir sus deseos homosexuales. Quizá esta persona esté casada, buscando de este modo que desaparezcan sus deseos hacia su propio sexo, pero sin conseguirlo. Quizá se halla en medio de muchas relaciones que le resultan vacías, dolorosas y frustrantes. Puede ser que se trate de alguien muy joven y confundido acerca de su orientación sexual. Pueden darse muchos escenarios y muy diferentes, pero EL COMÚN DENOMINADOR QUE SUBYACE ES UN PROFUNDO DESEO DE CAMBIAR. No importa si la persona tiene trece años o si tiene setenta y tres. A CUALQUIER EDAD ES POSIBLE CAMBIAR. UN FACTOR CLAVE PARA EL CAMBIO ES LA MOTIVACIÓN PERSONAL. SIN UN COMPROMISO POR EL CAMBIO PROFUNDAMENTE ASENTADO EL PROCESO DE CURACIÓN ES VIRTUALMENTE IMPOSIBLE.

            En esta PRIMERA ETAPA se establecen tres áreas:

 

1.1. CORTAR CON LA CONDUCTA SEXUAL.

1.2. DESARROLLAR UNA RED DE APOYO.

1.3. FAVORECER LA AUTOESTIMA Y EXPERIMENTAR EL PROPIO VALOR EN LA RELACIÓN CON DIOS.

         

1.1. PRIMERA TAREA: CORTAR CON LA CONDUCTA SEXUAL

            En la fase de transición la persona necesita CORTAR CON SU ANTIGUO TERRENO DE JUEGO, con sus viejos compañeros de juego y con sus viejos juguetes:

            Terrenos de juego: no debe ir a los lugares que asocia con hombres homosexuales o con el comportamiento homosexual, tales como bares, baños, salas pornográficas y parques (cualquier lugar en el que se pueda implicar en una actividad homosexual).

            Compañeros de juego: ha de cortar relaciones con amigos homosexuales y amantes. No debe asociarse con nadie que pueda tentarle o inducirle a una actividad homosexual.

Juguetes: debe evitar comprar pornografía o cualquier tipo de parafernalia homosexual asociada al comportamiento homosexual.

            Es igualmente importante que CORTE TODO VÍNCULO CON LA FUENTE DE INFLUENCIA NEGATIVA DEL MUNDO. Puede que tenga que dejar de leer durante algún tiempo los periódicos y revistas, o de escuchar las noticias que traten y apoyen o animen el comportamiento homosexual. NECESITA RODEARSE DE VOCES POSITIVAS Y DE ESPERANZA.  Para algunos esto puede parecer muy radical. Más adelante explicaré de un modo más claro por qué es necesario separarse de este tipo de actividades externas y de influjos negativos.

 

1.2. SEGUNDA TAREA: DESARROLLAR UNA RED DE APOYO

            El factor o factores centrales en la vida de cualquiera que experimente atracción hacia su propio sexo pueden ser las relaciones homosexuales, las fantasías sexuales, la masturbación compulsiva, las escapadas (bares, baños, parques, aseos), o la pornografía. No basta con decirle a alguien que corte con esas relaciones y comportamientos. ES IMPORTANTE DARSE CUENTA DE QUE ESAS PERSONAS, ESOS LUGARES Y COSAS REPRESENTAN UNA LEGÍTIMA NECESIDAD DE ESE HOMBRE O MUJER. El impulso que le lleva a establecer vínculos es genuino. Sin embargo, SÓLO UNAS RELACIONES SALUDABLES, PURIFICADORAS, DE CARIÑO Y NO SEXUALES SON ADECUADAS PARA DAR CUMPLIMIENTO A LAS NECESIDADES MÁS PROFUNDAS.  Hay que construir una RED DE APOYO para proveer del "alimento" y del AMBIENTE CURATIVO en el que el sujeto pueda curarse de sus heridas pasadas y obtener un AMOR ADECUADO, ORIENTACIÓN Y ALIENTO. RELACIONES SANAS Y CONDUCTAS SANAS reemplazan conductas y fantasías sexuales.

La RED DE APOYO puede consistir (aunque no tiene por qué limitarse a esos círculos) en la familia, los amigos y el cónyuge; la comunidad espiritual; los grupos de apoyo; llamadas de teléfono; e-mails; masaje terapéutico, estudio de la literatura y asesoramiento. La meditación, oración y el alimento espiritual serán tratados en la siguiente sección.

 

FAMILIA, AMIGOS, CÓNYUGE.

            El apoyo de los padres, hermanos o hermanas, parientes, cónyuge y amigos cercanos será de gran ayuda en este proceso de cambio. Cuando los canales de comunicación están abiertos, ES BUENO PARA LA PERSONA COMPARTIR SU SITUACIÓN Y SUS NECESIDADES. Si la comunicación es difícil en ese momento, quizá en el futuro pueda crear esa oportunidad.

            Básicamente existen CUATRO TIPO DE AMISTADES que serán de AYUDA en el proceso de curación:

- Amigos heterosexuales que conocen la lucha que  está librando y la apoyan;

- Amigos heterosexuales que no conocen su pugna y son buenos amigos;

- Mentores que colaboran en el proceso de apadrinar a la persona;

- Compañeros que están en su misma situación y que buscan salir de la homosexualidad.

            Una atracción sentida hacia un amigo heterosexual es una oportunidad perfecta para sanar y crecer.

"Las amistades con varones heterosexuales y sexualmente atractivos, hacia los que los pacientes sienten una atracción erótica, ofrecen la mejor oportunidad de curación. Sólo a través de ese tipo de asociaciones puede haber una transformación desde la atracción erótica a la verdadera amistad. Es decir, la desmitificación del varón distante... Este movimiento de transformación DESDE LO SEXUAL A LO FRATERNAL (i.e., del eros a la philia) es la experiencia curativa esencial de la homosexualidad masculina"[3].

 

COMUNIDAD ESPIRITUAL.

            La comunidad espiritual debe implicarse en el proceso curativo de estos hombres, mujeres y adolescentes llenos de coraje que buscan cambiar. Es posible que quienes quieren abandonar la homosexualidad no lo logren sin la ayuda de otros. Necesitan tiempo, contacto y diálogo. UNA CURACIÓN AUTÉNTICA Y DURADERA TENDRÁ LUGAR CUANDO EL AMOR DE DIOS SE MANIFIESTE Y EXPERIMENTE A TRAVÉS DE LAS PERSONAS. El movimiento de los doce pasos (grupos del tipo de Alcohólicos Anónimos) ha crecido tanto debido a la incapacidad de las comunidades religiosas para solucionar con éxito los problemas de hombres, mujeres y niños. Por tanto, ha llegado el momento de que los hijos de Dios SE AYUDEN LOS UNOS A LOS OTROS y de que sean SINCEROS en lo relativo a sus PROBLEMAS ÍNTIMOS, sus quebraderos de cabeza y sus sufrimientos. Hemos de poner manos a la obra y poner nuestra fe en práctica.

 

GRUPOS DE APOYO.           

Grupos de apoyo para el cambio: son grupos de personas implicadas en el mismo proceso de curación. Puede tratarse de un grupo para un género específico (sólo para hombres o para mujeres), pero no es necesario. Es importante que el grupo esté dirigido por: a) alguien que ha realizado con éxito la transición y ha permanecido "sexualmente sobrio" durante al menos tres años, o bien; b) alguien que comprende el proceso de curación de la homosexualidad.

            Grupos de apoyo de los doce pasos: otros grupos de apoyo que pueden resultar de ayuda si además se dan otro tipo de conductas adictivas son: Adictos al sexo anónimos, alcohólicos anónimos, narcóticos anónimos, co-dependientes anónimos, supervivientes del incesto anónimos, homosexuales anónimos.

            Hay que asegurarse de que cualquier grupo de recuperación en el que se esté considerando ingresar no es un grupo específicamente para gays y lesbianas. La persona que quiere dejar la homosexualidad ha de saber que LA ACTITUD MAYORITARIA DENTRO DE LA PROFESIÓN DE LA SALUD MENTAL Y DE LOS MOVIMIENTOS DE RECUPERACIÓN ES LA DE LA "TERAPIA DE AFIRMACIÓN GAY", o sea, QUE APOYAN EL SER HOMOSEXUAL. En algunos de estos grupos de los doce pasos, muchos de sus miembros o de sus dirigentes le dirán a quien quiera dejar de ser homosexual: "Está bien así. Lo que tienes que hacer es aceptarte tal como eres en realidad. Sé gay y deja de intentar cambiar". Ése es el peligro que conlleva asistir  a este tipo de grupos de recuperación. El sujeto debe introducir sus propias prioridades en el grupo. Debe dejar clara su decisión personal de salir de la homosexualidad y pedirle a los miembros del grupo que le apoyen en esta tarea. Si el grupo no puede estar a la altura de esta aspiración, entonces no es un lugar seguro para el sujeto que está en transición. La cuestión es la AUTODETERMINACIÓN frente a la opinión pública. Cualquier persona que esté saliendo de la homosexualidad debe ser DIÁFANA RESPECTO A SUS INTENCIONES, en lugar de seguir lo que los demás piensan que debería hacer o no hacer.

            Tengo en gran estima a los grupos de doce pasos. A pesar de ello tengo alguna prevención. En las etapas iniciales del trabajo en grupo el individuo se identifica mediante su problema. Por ejemplo, repetirá: "Hola. Me llamo Richard y soy alcohólico". Comprendo que la psicología que subyace en esa metodología es la de no forzar a no negar el problema y a sacarlo a la luz. Sin embargo, después de algún tiempo de entrenamiento, después de lograr algo de estabilidad y habiendo superado la fase de negación del problema, creo que ES IMPORTANTE HACER UN CAMBIO EN LA IDENTIDAD. Entonces hay que decir: "Hola. Me llamo Richard y soy un hijo de Dios". En ese momento EL FOCO DE CONDUCTA NO ESTÁ EN LA CONDUCTA SINO EN EL SER DE UN VALOR PERMANENTE.

            Entre los grupos de apoyo con fondo religioso se cuentan: (mirar SECCIÓN DE LA PÁGINA: ASOCIACIONES DE AYUDA).

            Grupos de hombres o de mujeres: integrándose en un grupo formado por personas de su mismo sexo recibirán ayuda para relacionarse con los miembros de su propio género mediante modos saludables y no sexuales. SE PUEDEN APRENDER NUEVAS FORMAS DE ESTAR CON HOMBRES Y MUJERES, adquiriendo MAYOR CONFIANZA EN SÍ MISMOS. Muchas organizaciones religiosas tienen grupos de apoyo de este tipo.

LLAMADAS TELEFÓNICAS/CONTACTO POR E-MAILS.

            A lo largo del camino habrá muchos altibajos. Abandonar las antiguas maneras de comportarse, las viejas relaciones, y las salidas habituales dejan al sujeto un SENTIMIENTO DE INSEGURIDAD Y SOLEDAD, y hacen que SE SIENTA VULNERABLE. Por eso, cuando se vea necesitado ha de tener la POSIBILIDAD DE ECHAR MANO DE UN GRUPO DE PERSONAS. La persona en proceso de recuperación ha de elaborar una lista de correo y números de teléfono formada por personas que pertenezcan a su grupo de apoyo. ESTE GRUPO DE APOYO CONSTITUYE SU NUEVA FAMILIA POR ELECCIÓN PROPIA.

 

EJERCICIO, DIETA, DEPORTES Y MASAJE TERAPÉUTICO.

            El ejercicio físico es importante para aquellos que están dejando la homosexualidad. Muchos están DISOCIADOS RESPECTO DE SUS PROPIOS CUERPOS. El ejercicio, la dieta y los deportes contribuyen a CURAR MUCHAS HERIDAS relativas a la PROPIA IMAGEN y a la RELACIÓN CON LOS SEMAJANTES. Es importante que la persona en recuperación aprenda a sentirse cómoda consigo misma estando entre otros, mediante actividades relacionadas con el propio sexo.           

            "Abstenerse de la cafeína resulta conveniente. La cafeína es un estimulante psicomotor y provoca que el hipotálamo aumente los sentimientos de temor, de ira y de impulso sexual. Tomar bebidas sin cafeína durante la etapa de recuperación ayuda puesto que CUALQUIER CAMBIO EN LOS SENTIMIENTOS PUEDE EMPUJAR AL ADICTO AL SEXO A UNA CAÍDA EN LA ANTIGUA CONDUCTA. No tomar cafeína elevará el bienestar emocional y el sentimiento de ESTABILIDAD EMOCIONAL", según el doctor Christopher Austin[4].

            Acudir a un MASEJE TERAPÉUTICO experimentado puede acelerar el proceso de recuperación. El masaje terapéutico es una herramienta para LIBERAR Y CURAR LOS DOLORES ENCERRADOS EN LA MUSCULATURA DEL CUERPO de una persona que ha sufrido abusos psíquicos o físicos. Es importante que el sujeto se reafirme en las dos primeras etapas de la recuperación antes de recurrir a este método de curación. Es igualmente importante acertar con el masajista adecuado: es decir, alguien sensible, digno de confianza, que tenga experiencia con supervivientes de abusos y que esté seguro de su propia identidad de género. Puede resultar de ayuda que el mentor acompañe al paciente a la sesión de masaje o bien que se encargue de asegurarse de que el terapeuta es de confianza.

 

ESTUDIO DEL MATERIAL ESCRITO.

            La biblioterapia es el estudio de la literatura relacionada con este problema. Existen magníficos libros acerca de las CAUSAS y de los TRATAMIENTOS de la homosexualidad. La lectura de estos libros AYUDARÁ A COMPRENDER lo que le está sucediendo a la persona en recuperación y le facilitará IDENTIFICAR LOS FACTORES CAUSALES que le han conducido a su comportamiento o a sus fantasías sexuales. EL ESTUDIO DE LOS TEXTOS ADECUADOS RESULTA MUY ÚTIL A LA HORA DE CURAR LA HOMOSEXUALIDAD. (Ver SECCIÓN de la PÁGINA: LIBROS)

 

CONSEJO Y ASESORAMIENTO

            Es primordial encontrar un TERAPEUTA que comprenda la NATURALEZA DE LA HOMOSEXUALIDADY DEL PROCESO CURATIVO. Un consejero de este tipo necesitará establecer una relación muy próxima con su paciente. Un tipo de relación terapéutica distante lo único que provocará es la exacerbación de los mecanismos de distanciamiento defensivo que ya posee la persona en transición. Una relación autoritaria es contraproducente a la hora de tratar un desorden de atracción hacia las personas del mismo sexo.

            Yo recomiendo vivamente que durante las tres primeras etapas de curación se trabaje con un terapeuta o consejero del mismo sexo que el paciente. Un consejero del sexo opuesto resultará apropiado en la etapa final. AL PRINCIPIO, LOS HOMBRES NECESITAN CURARSE CON HOMBRES Y LAS MUJERES CON MUJERES. El terapeuta debe ser firme y acogedor, le enseñará técnicas y le asistirá durante el proceso de duelo. "Sé más que un terapeuta y menos que un amigo"[5].

            EL MEJOR TERAPEUTA ES AQUÉL QUE HA REALIZADO ÉL MISMO SUS DEBERES Y HA CURADO SUS HERIDAS DEL PASADO Y DEL PRESENTE. Se puede ayudar a alguien a ir tan lejos como se haya logrado llegar uno mismo. No se puede dar ni compartir lo que no se ha experimentado personalmente. No hace falta que el terapeuta haya sido homosexual, pero sí es preciso que haya afrontado sus propios asuntos y que los haya resuelto con victorias en su vida personal. Murria Bowen, el padre de la terapia de los sistemas familiares, dijo que él creía que nadie debería tener el título de terapeuta sin antes haberse "curado" en relación con su familia, habiendo logrado ser un adulto respecto a su padre y a su madre.

            ESTAS ACTIVIDADES Y RELACIONES CON LA RED DE APOYO SE CONFIGURAN COMO LAS NUEVAS REFERENCIAS DE ORGANIZACIÓN DE LA VIDA DE LA PERSONA que está abandonando la homosexualidad. Para quienes tengan una fuerte voluntad y autodisciplina, la creación de esta red de apoyo puede resultar difícil pero POSIBLE. Para los que tengan una voluntad débil y una estructura del ego más endeble, la construcción de esta red de apoyo puede constituir una tarea demasiado ardua. Necesitan ayuda suplementaria y mayor esfuerzo de su entorno para compensar su falta de disciplina y de fuerza de voluntad. No lo lograrán solos. HACE FALTA UNA FAMILIA Y UNA COMUNIDAD PARA EDUCAR A UN NIÑO. TAMBIÉN NECESITAMOS DE UNA COMUNIDAD PARA CURARLO.

 

1.3. tercera tarea: Edificar la autoestima y experimentar el propio valor en la relación con Dios.

            Hoy se pone un gran énfasis en la identidad sexual y en la conducta sexual. Una de las principales CAUSAS de esta preocupación es la FALTA DE INTIMIDAD EN EL INTERIOR DE LA FAMILIA. La BÚSQUEDA DE SEXO SE CONVIERTE ENTONCES EN UN SUSTITUTIVO DEL AMOR. SI SE PRIVA A LOS NIÑOS DEL AFECTO, DE LA ATENCIÓN Y DE LA AFIRMACIÓN DE LOS PADRES, ENTONCES ELLOS COMPENSARÁN ESAS CARENCIAS DE DISTINTAS MANERAS: adicciones al trabajo, perfeccionismo, exceso de celo, relaciones de dependencia, espíritu de rebeldía, y adicciones a drogas/sexo/alcohol/juego/cuestiones espirituales.

            Otra razón importante para el creciente énfasis en la actividad sexual es la FALTA DE ESPIRITUALIDAD, EL ABANDONO DE LA RELACIÓN CON DIOS, NUESTRO PADRE. Sin la experiencia del amor paterno y sin la experiencia del amor de Dios, una persona nunca experimentará ni comprenderá su propio valor.

"Es un hecho incontrovertible que nadie nace con la habilidad de amarse a sí mismo. (...) El amor a sí mismo o se aprende o nunca se tiene. Quien no lo aprenda o bien lo adquiera en forma insuficiente no podrá amar a los demás o los amará muy imperfectamente. Lo mismo resulta cierto en relación con Dios"[6].

            LA AUTOESTIMA PROVIENE DE SER AMADO, no de hacer cosas, ni de lograr éxitos ni de la apariencia física. La estima verdadera y duradera proviene sencillamente del ser amado. Una de las primeras tareas de la recuperación consiste en quitarle relevancia a la identidad homosexual o heterosexual Y PONER EL ÉNFASIS EN LA AUTÉNTICA IDENTIDAD COMO HIJO O HIJA DE DIOS.

            Por debajo de todos los términos fabricados por los seres humanos en relación con la conducta sexual se encuentra LA ESENCIA DE LA VIDA: EL ANHELO DE UN NIÑO QUE DESEA SER AMADO. Es imprescindible que cada día se refuerce el valor de la persona que procede de Dios, la fuente de la vida y del amor.

            La meditación, el estudio, la oración y la actitud positiva son herramientas necesarias en este proceso. Más adelante lo explicaremos con todo detalle. LAS HERIDAS INTERIORES CONSTITUYEN UNA FUENTE DE MENSAJES MALSANOS Y DESTRUCTIVOS para la mente, el corazón, el cuerpo y el espíritu. Constantemente estamos siendo BOMBARDEADOS CON MENSAJES NEGATIVOS A NUESTRO ALREDEDOR. Todos hemos escuchado: " ¡No puedes!, "No lo lograrás!, ¡Es imposible!, ¡Algunas personas nacen así!", y un largo etcétera. Las noticias de televisión, de los periódicos y de las revistas o de la radio airean y difunden las desgracias de los demás y no los actos nobles o virtudes que elevan la vida. El formato de talk show es un buen ejemplo de la EXPLOTACIÓN COMERCIAL DEL DOLOR Y DEL SUFRIMIENTO DE LOS DEMÁS. Hoy, LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN Y LA INDUSTRIA DEL ENTRETENIMIENTO PROMOCIONAN LA ACEPTACIÓN DE LA HOMOSEXUALIDAD. LA RUPTURA DE ESTAS FUENTES DE NEGATIVIDAD ES IMPORTANTE EN LOS ESTADIOS INICIALES DE LA CURACIÓN (p. e. no ver determinados programas de televisión, no ira a ver determinadas películas, no leer determinadas revistas o periódicos). Con la MEDITACIÓN, EL ESTUDIO, LA ORACIÓN Y LAS ACTITUDES POSITIVAS infundimos en nuestro CUERPO, nuestro ESPÍRITU y nuestra ALMA MENSAJES POSITIVOS DE VERDAD Y DE AMOR.

            En ésta y en las siguientes etapas debemos insistir en el VALOR PERMANENTE QUE TENEMOS COMO HIJOS DE DIOS. "Todo homosexual es un heterosexual latente"[7]. Quienes se descubren experimentando una atracción hacia las personas de su mismo sexo sencillamente están teniendo una MADURACIÓN RETARDADA. SON HETEROSEXUALES LATENTES QUE SE HAN ATASCADO EN UNA ETAPA TEMPRANA DE SU DESARROLLO PSICOSEXUAL. Cuando los muros emocionales y mentales se derriban, el proceso natural de crecimiento sigue su curso y lo mismo sucederá con los deseos heterosexuales.

            En síntesis, las TRES TAREAS PRINCIPALES que han de llevarse a cabo en la PRIMERA ETAPA son: CORTAR CON LA CONDUCTA SEXUAL, CONSTRUIR UNA RED DE APOYO Y ASENTAR LA AUTOESTIMA Y LA EXPERIENCIA DEL PROPIO VALOR EN LA RELACIÓN CON DIOS.

            Es muy importante que todas las personas involucradas en este proceso sean conscientes de que en esta etapa y en las siguientes la persona en recuperación tiene muchas probabilidades de volverse muy dependiente. Una falta de vínculos sanos con los padres ha generado el DESORDEN DE ATRACCIÓN hacia las personas del mismo sexo. Por lo tanto, en los primeros años de la recuperación tendrá una gran necesidad de la participación activa de otras personas. ES MUY IMPORTANTE CONSTRUIR UNA RESISTENTE RED DE APOYO Y NO CONFORMARSE CON DEPENDER DE UNA SOLA PERSONA. 

 

2. SEGUNDA ETAPA: ARRAIGO (TERAPIA COGNITIVA Y DE CURACIÓN DEL NIÑO INTERIOR)

            He observado que la persona que padece atracción hacia los de su propio sexo NO ESTÁ ARRAIGADA EN SU CUERPO Y EN SU ALMA. Ha de aprender habilidades de autoconocimiento y desarrollo antes de que pueda curar las heridas del pasado. Esta etapa consiste en ir logrando una satisfacción y paz interiores, un nuevo modo de estar centrado en su corazón, en su mente, en su cuerpo y en su espíritu. En la etapa II hay cuatro tareas:

2.1. Seguir con la red de apoyo;

2.2. Seguir con la afirmación de la autoestima y la experiencia del valor en la relación con Dios;

2.3. Desarrollar habilidades: asertividad, estrategias de comunicación, técnicas para la resolución de problemas;

2.4. Iniciar la curación del niño interior: identificación de pensamientos, sentimientos y necesidades.

 

2.1. PRIMERA TAREA: SEGUIR CON LA RED DE APOYO.

            Es necesario que la persona siga desarrollando, participando y fortaleciendo su sistema de apoyo. Es una parte vital del programa de recuperación. El sistema de apoyo es como un contenedor, un ESPACIO SEGURO EN TORNO AL INDIVIDUO. El sistema de apoyo representa una forma exterior de una realidad interior. Recrea la familia y la comunidad en una forma sana, positiva, cariñosa y alentadora. Más adelante, el paciente interiorizará todo el amor que reciba mediante la red de apoyo.

            La persona en transición tiene una gran necesidad de la implicación de todos los que conforman el sistema de apoyo. La ruptura con la actividad sexual o con las fantasías provoca en el sujeto sentimientos y pensamientos más intensos que antes. En el pasado un comportamiento sexual repetido servía al individuo para calmar sentimientos incómodos y pensamientos negativos adormeciendo la mente, el corazón, el cuerpo y el espíritu. LA CONDUCTA SEXUAL O LAS FANTASÍAS SON MECANISMOS DE ESCAPE, COMO LAS DROGAS, PARA ELUDIR EL DOLOR, EL SUFRIMIENTO, LA DECEPCIÓN O CUALQUIER OTRO SENTIMIENTO DESAGRADABLE. Los componentes del sistema de apoyo son como una fortaleza de energía para la persona que se está recuperando. Es el AMBIENTE DE CARIÑO, el terreno fértil en el que florecer y crecer como persona.

 

2.2. SEGUNDA TAREA: SEGUIR CON LA AFIRMACIÓN DE LA AUTOESTIMA Y LA EXPERIENCIA DEL VALOR EN LA RELACIÓN CON DIOS.

            La meditación, la oración, el estudio y los pensamientos positivos son esenciales para edificar unos sólidos fundamentos espirituales y una relación íntima con Dios. Meditar es escuchar. Rezar es hablar. LA MEDITACIÓN CREA UN ESPACIO SEGURO PARA QUE EL ALMA DESCANSE Y APRENDA A ESCUCHAR. LA ORACIÓN ES LA COMUNICACIÓN ENTRE EL CUERPO, EL ALMA, EL ESPÍRITU Y DIOS. El ESTUDIO DE TEXTOS espirituales renueva nuestros corazones y nuestras mentes. Los PENSAMIENTOS POSITIVOS son una forma de reeducar nuestro inconsciente, ayudándonos a crecer en la fe, la esperanza y la confianza en nosotros mismos.

 

2.3. TERCERA TAREA: DESARROLLAR HABILIDADES: ASERTIVIDAD, ESTRATEGIAS DE COMUNICACIÓN, TÉCNICAS PARA LA RESOLUCIÓN DE PROBLEMAS.

            Con un fuerte sistema de apoyo y mediante la práctica de la meditación y de la oración, del estudio y de los pensamientos positivos, la persona va entrando en la fase de arraigo dentro de la recuperación. Alguien que tenga sentimientos homosexuales es incapaz a menudo de regular sus emociones y sus pensamientos. NECESITA QUE SE LE ENSEÑE Y SE LE ENTRENE A CONTROLAR SUS RELACIONES ACTUALES antes de que sea capaz de mirar atrás y curar las heridas del pasado.

            En esta fase debe APRENDER A AFRONTAR LOS SENTIMIENTOS Y PENSAMIENTOS DESAGRADABLES, tratándolos de manera más responsable. Al aprender técnicas básicas cognitivas y de conducta, aprende a identificar pensamientos negativos o malos, y maneras para desenredar esos patrones dañinos de pensamiento.

            Puede que necesite aprender más sobre la AUTOEXPRESIÓN, adquiriendo HABILIDADES DE COMUNICACIÓN Y FIRMEZA de un modo saludable y positivo. Sencillamente, se trata de recuperar su propia voz. Yo uso varios libros que enseñan esas técnicas y habilidades.  Más adelante trataré sobre herramientas terapéuticas y técnicas, y daré más detalles sobre cómo adquirir estas habilidades.

            Un hombre que sienta atracción hacia los de su propio sexo puede tener una NATURALEZA CAMALEÓNICA, cambiando de color y de carácter PARA SER LO QUE LOS DEMÁS ESPERAN DE ÉL,  O LO QUE ÉL CREE QUE LOS DEMÁS ESPERAN DE ÉL. Este rasgo de su personalidad puede resultar una ventaja o un inconveniente. Mientras el sujeto padece una alienación respecto a su propio género, ESTE RASGO LE HACE DISTANCIARSE AÚN MÁS DE SU AUTÉNTICO YO. EL USO DE ÉSTE Y OTROS MECANISMOS DE DEFENSA CREA UN FALSO YO, UNA ARMADURA DE CARÁCTER QUE INTENTA PROTEGER UN CORAZÓN HERIDO. Otra característica que he detectado en personas "DESIDENTIFICADAS" con su propio género es la IMPACIENCIA o la FALTA DE AUTODISCIPLINA. Por esa razón ese tipo de personas NECESITAN APRENDER A AFRONTAR LOS SENTIMIENTOS DOLOROSOS EN SUS RELACIONES Y EN SU VIDA COTIDIANA. Para muchas personas que se encuentran en recuperación resulta muy difícil no echar a correr o no intentar medicarse antes los sentimientos incómodos. La primera reacción puede ser el incurrir en actos homosexuales o abandonarse a las fantasías sexuales. En muchas ocasiones EL DESEO HOMOSEXUAL APARECE CUANDO SE SIENTEN RECHAZADOS, FRUSTRADOS, SOLOS, ENFADADOS O MUY CANSADOS[8].

            El sujeto necesita desarrollar herramientas para tratar de un modo más efectivo con esas situaciones incómodas. Existe una variedad de métodos útiles para la persona que quiera afrontar esta tarea, entre ellos:

  • Buscar apoyo dentro de la red de apoyo;
  • Oración, meditación y pensamientos positivos;
  • Ejercicios bioenergéticos, control de pulsaciones, liberación de la ira, manejo de los sentimientos para descubrir las causas subyacientes;
  • Enfocar: una técnica que sirve para identificar en primera instancia la causa del malestar, y en segundo lugar para generar alivio en el cuerpo y en la mente;
  • La técnica HALT: que conduce a la identificación de la causa o causas que llevan a la lujuria. HALT (alto, parada) es un acrónimo, formado por las iniciales de cuatro palabras inglesas: Hungry (hambriento), Angry (enfadado), Lonely (solo), Tired (cansado).
    •  1/  Hambriento: hay un hambre física y también puede darse un sentimiento de ser rechazado y desear subsanar ese vacío con otra persona o su modo de ser.
    • 2/  Enfadado: los sentimientos inexpresados pueden volverse eróticos.
    • 3/  Solo, solitario: una legítima necesidad de intimidad que queda insatisfecha puede experimentarse más tarde como deseo sexual
    • 4/  Cansado: los factores de estrés despiertan el deseo de solucionar los problemas recurriendo a viejos hábitos sexuales que pueden volver a hacer aparición.
  • Escribir un diario: escribir regularmente ayuda a comprender los sentimientos y pensamientos íntimos y a aprender a detectar los "gatillos" que pueden estimular conductas indebidas.

Un "gatillo" es cualquier actividad, evento o situación que conduce a la persona a caer en actos homosexuales en este caso o a sentirse mal emocionalmente. Muchos adictos tienen un trastorno de personalidad obsesivo-compulsivo. La escritura ayuda al sujeto a distanciarse de sus propios pensamientos y de la intensidad de su experiencia.

 

2.4. CUARTA TAREA: INICIAR LA CURACIÓN DEL NIÑO INTERIOR. IDENTIFICACIÓN DE PENSAMIENTOS, SENTIMIENTOS Y NECESIDADES.

            Para comprender la parte más emocional de su propio ser, yo invito al sujeto a realizar un trabajo sobre su "niño interior". Le recomiendo el uso de varios libros prácticos y de algunas técnicas sobre el niño interior para ayudarle a ENTRAR EN CONTACTO CON SUS SENTIMIENTOS Y NECESIDADES MÁS PROFUNDOS. Con este trabajo el paciente comienza a comprender los orígenes y el significado que se oculta tras las poderosas fuerzas que hay en él y a su alrededor.

            El trabajo sobre el niño interior tiene tres etapas: AUTOPATERNIDAD, PATERNIDAD ESPIRITUAL y el MENTOR.

            En primer lugar la persona en tratamiento debe convertirse en su propio mentor, su cuidador: la madre y el padre ideales que siempre deseó. En segundo lugar, recurriendo a la visualización creativa, podrá tener un mentor espiritual u otros mentores para cuidar de su niño interior: visualizando actividades maravillosas y curativas junto con sus mentores. Por último, se curará con y en la presencia de otros mentores que puedan enseñarle cualquier cosa relativa al mundo y a los modos de los varones. La persona realiza este tercer estadio del trabajo sobre el niño interior sobre los cimientos puestos en la autopaternidad y la paternidad espiritual: de otro modo el paciente desarrollará una dependencia inadecuada respecto a sus mentores.

            También les enseño a entrar en contacto con su propio cuerpo recurriendo a diferentes técnicas: bioenergéticas, representación de papeles, diálogos y focalización. Todos estos métodos ayudarán a que el paciente SE META EN SU PROPIO CUERPO Y SE ARRAIGUE MÁS EN SU PROPIA PERSONALIDAD. De este modo aprende a resolver sus problemas en lugar de buscar relaciones sexuales, volcarse en el trabajo excesivamente o refugiarse en su mundo de fantasías.

            Antes de entrar en los aspectos psicodinámicos del tratamiento y para desenmascarar y curar las causas profundas de sus deseos, el paciente debe ADQUIRIR ESTABILIDAD EN SUS ACTUALES RELACIONES. Necesita aprender a soportar el dolor, a "cabalgar la ola", como digo yo, y a dejar de actuar sexualmente de forma impropia. TRAUMAS DEL PASADO QUE PERMANECEN SIN RESOLVER CAUSARON SU DESORIENTACIÓN HOMOSEXUAL. Pero a menos que logre controlar de forma correcta sus relaciones y circunstancias actuales, y que aprenda a ser un comunicador efectivo, no será capaz o no contará con los recursos adecuados para aguantar el dolor que emerge cuando se comienza el proceso de curación de las causas profundas de su alteración. Si no fuera así podría huir, abandonar el tratamiento, retornar a sus prácticas sexuales o sencillamente sentirse desesperado ante un cambio que ve como imposible.

            En síntesis, las cuatro áreas que se han de realizar en la etapa segunda son:

-Seguir con la red de apoyo;

-Seguir consolidando la autoestima y la experiencia del propio valor en relación con Dios;

-Adquirir habilidades tales como el entrenamiento afirmativo, habilidades de comunicación y técnicas de resolución de problemas;

-Iniciar la curación del niño interior para identificar pensamientos, sentimientos y necesidades.

            En los primeros estadios de mi propia curación el terapeuta me ayudó a entrar en contacto con las PROFUNDAS Y DOLOROSAS CAUSAS de mis sentimientos homosexuales. PERO NO ME ENSEÑÓ A CONSTRUIR NINGÚN SISTEMA DE APOYO. Él no se preocupó de asegurarse de que yo tenía amigos, familiares u otros medios de apoyo que me ayudaran a SOPORTAR LA TREMENDA CANTIDAD DE DOLOR QUE ESTABA A PUNTO DE SUFRIR. Como consecuencia, huí de nuevo hacia el mundo homosexual ya que me sentía continuamente frustrado al intentar obtener ayuda de amigos que no comprendían mi dolor o mi necesidad de intimidad. No puedo describir el INFIERNO por el que pasé ni hasta qué punto ME SENTÍA SOLO en aquellos años. EL NO TENER A NADIE QUE ENTENDIERA MI SITUACIÓN EXACERBABA MIS HERIDAS. Aprendí de una forma intensa y dolorosa lo necesario que es ayudar primero a la persona en esta situación a que ADQUIERA ESTABILIDAD EN EL PRESENTE, a que DESARROLLE UN SÓLIDO SISTEMA DE APOYO, y a que APRENDA NUEVAS HABILIDADES para superar sus problemas actuales.

            Los terapeutas han de ser PRUDENTES a la hora de aconsejar a sus pacientes. Yo pido a los profesionales que no lleven a sus pacientes hasta un punto que les produzca un profundo dolor hasta que no hayan ADQUIRIDO LOS RECURSOS SUFICIENTES PARA AFRONTARLO. Un paciente no debe permitir que un terapeuta le ponga en contacto con sus más agudos y profundos dolores hasta sentirse estable en su vida cotidiana.

 

3. TERCERA ETAPA: CURACIÓN DE LAS HERIDAS HOMO EMOCIONALES (TERAPIA PSICODINÁMICA)

 

                                   "Los que no son capaces de recordar el pasado están condenados a repetirlo"

                                   George Santayana

 

            La ETAPA TERCERA consiste en una "cirugía" emocional, mental y espiritual mediante el DUELO PROFUNDO y la CURACIÓN INTERIOR. En un primer momento hay que ARROJAR LUZ SOBRE LAS CAUSAS de la atracción hacia las personas del propio sexo. Después habrá que CURAR LAS HERIDAS. En último lugar, LAS NECESIDADES DE AFECTO que permanecen INSATISFECHAS habrán de CUBRIRSE dentro de unas RELACIONES SANAS Y CURATIVAS con personas del propio sexo. A través de este proceso la persona irá experimentando de modo natural la plenitud de su propia identidad de género.

            En la tercera etapa incluyo cuatro etapas:

3.1. Proseguir con todas las tareas de la segunda etapa.

3.2. Descubrir las causas profundas de las heridas homo emocionales.

3.3. Iniciar el proceso de duelo, perdón y toma de responsabilidad.

3.4. Desarrollar las relaciones sanas y curativas con el mismo sexo.

 

3.1. PRIMERA TAREA: PROSEGUIR CON TODAS LAS TAREAS DE LA SEGUNDA ETAPA.

            Hay que continuar con la RED DE APOYO. Esto resulta de una importancia crítica, ya que el sujeto está a punto de comenzar el trabajo psicodinámico, sacando a luz los sufrimientos del pasado. LA RED DE APOYO LE RODEA CON CARIÑO, COMPRENSIÓN Y ÁNIMO. Se prosigue con el ASENTAMIENTO DE LA AUTOESTIMA y el conocimiento del propio valor dentro de la relación con Dios. Es importante que siga fomentando una conexión espiritual con el Creador, que le brinda una voz interior de guía y apoyo. Una RELACIÓN PERSONAL CON DIOS le fortalecerá para comenzar el proceso de duelo.

            Se siguen adquiriendo HABILIDADES: entrenamiento positivo, habilidades de comunicación y técnicas para la resolución de problemas. Hay que seguir corrigiendo una forma de pensar defectuosa y negativa, y adquirir nuevos modos de actuar. Conforme va siendo una persona más auténtica, se va convirtiendo en más responsable, satisfecha y energética en sus relaciones diarias.

            Se debe continuar con la CURACIÓN DEL NIÑO INTERIOR aprendiendo a identificar los pensamientos, los sentimientos y las necesidades. El trabajo sobre el niño interior sirve como fertilizante para el terreno de trabajos más profundos que haya que realizar en el futuro: el descubrimiento y la curación de las causas profundas de la atracción hacia el propio sexo. APRENDIENDO A ESCUCHAR A SU PROPIO CUERPO Y A SU ALMA, SE PREPARA PARA CONTROLAR SUS DOLORES, DE CABEZA Y OTROS, EN CUANTO APARECEN EN ESTA TERCERA ETAPA.

3.2. SEGUNDA TAREA: DESCUBRIR LAS CAUSAS PROFUNDAS DE LAS HERIDAS HOMO EMOCIONALES

            En esta etapa el paciente debe DESCUBRIR Y DESVELAR LO QUE OCURRIÓ EN EL PASADO y que le separó de su propia identidad de género. LA CAUSA PRIMARIA DE LA HOMOSEXUALIDAD NO ES LA AUSENCIA O LA FALTA DE IMPLICACIÓN DEL PROGENITOR DEL MISMO SEXO, SINO LA SEPARACIÓN DEFENSIVA DEL NIÑO RESPECTO A ESE PROGENITOR. El niño percibe primero el RECHAZO, sea de su madre o de su padre, o de ambos, y entonces SE PROTEGE Y CREA UN MURO EMOCIONAL ALREDEDOR DE SU CORAZÓN[9]. En el proceso de curación hay que DERRIBAR ESE MURO. Los deseos hacia las personas del propio sexo representan una ALIENACIÓN DEL AUTÉNTICO YO. EL HOMBRE BUSCA EN OTRO HOMBRE O QUE NO ENCUENTRA DENTRO DE SÍ[10]. El falso yo es una adaptación del propio carácter con el propósito de CONSEGUIR AMOR. Al falso yo se le puede llamar también máscaras, mecanismos de defensa o armadura de carácter. El auténtico yo consiste en la naturaleza que nos dio Dios: pura, amante, espiritual, misericordiosa y comprensiva.

Explicación de "las capas de nuestra personalidad".

            En el CENTRO DE NUESTRO SER se encuentra nuestro AUTÉNTICO YO, proveniente de Dios, lleno de amor, comprensión y perdón. La persona tiene también un YO HEREDADO, con una predisposición a malinterpretar o percibir mal las palabras y los hechos de los demás, especialmente de sus primeros cuidadores.

            Si el sujeto siendo un infante, niño, o adolescente experimentó (o percibió como tal) un abandono de cualquier tipo, un descuido, un abuso, o un enredo emocional, su primer sentimiento de respuesta es el TEMOR. Como los niños siempre se autoinculpan, por debajo de ese miedo psicológico lo que subyace es la CULPA y la VERGÜENZA. La culpa proviene de la conducta: "Actué mal". La vergüenza tiene que ver con el ser: "Algo está mal dentro de mí". Si se le permiten expresar sus sentimientos libremente, y sus padres los escuchan y los tienen en cuenta, la curación sucederá en esa misma época. Si esos sentimientos no se expresan o no son percibidos, el niño los REPRIME.

"LA REPRESIÓN ES UN ESTADIO DE PARÁLISIS EMOCIONAL (...) Aparece cuando estás cansado de la resistencia, del resentimiento y del ser rechazado, que reprimes eficazmente todas tus emociones negativas para "mantener la paz", por el bien de la familia, o para mantener una apariencia de normalidad ante el mundo" [11].

            Si el abandono, el abuso, el enredo o el descuido efectivo continúan, el siguiente sentimiento de respuesta será la IRA. El doctor Steven Stosny describe los comportamientos psicológicos de la ira así:

"La ira procede de una pequeña región del cerebro llamada sistema límbico, también conocido como el cerebro mamífero, porque es común a todos los mamíferos: forma parte del instinto de supervivencia, que consiste en luchar o huir, que compartimos con los mamíferos. Este mecanismo moviliza al organismo para la pelea. Es la única emoción que activa todos y cada uno de los grupos musculares y todos los órganos del cuerpo. Las secreciones químicas liberadas en el cerebro durante un episodio de ira -epinefrina y norepinefrina- provocan una sensación muy parecida a la de una anfetamina y un analgésico: bloquean el cerebro y producen una oleada de energía"[12].

            LA IRA ES UNA RESPUESTA FISIOLÓGICA ANTE EL PELIGRO Y UNA RESPUESTA PSICOLÓGICA ANTE EL DOLOR Y EL SUFRIMIENTO. En términos psicológicos, la ira es siempre un modo de encubrir el dolor y el sufrimiento. Si el niño expresa su ira y sus padres se lo permiten en un modo constructivo, entonces podrá curar esos sufrimientos. Si su familia no percibe sus sentimientos de ira, o si él mismo los reprime, entonces se traga el dolor y el padecimiento. LOS SENTIMIENTOS ENTERRADOS NUNCA MUEREN. EL TIEMPO NO CURA TODAS LAS HERIDAS. SOLAMENTE LAS SEPULTA CADA VEZ MÁS PROFUNDAMENTE.

            Como resultado, el sujeto desarrollará muchas habilidades para superar sus sentimientos, MECANISMOS DEFENSIVOS Y "ARMADURAS DE CARÁCTER" PARA LOGRAR SOBREVIVIR EN UN AMBIENTE EN EL QUE SUS PENSAMIENTOS Y SENTIMIENTOS NO SON ESCUCHADOS, Y LAS NECESIDADES AFECTIVAS MÁS BÁSICAS QUEDAN SIN SATISFACCIÓN. Estas estrategias de superación, mecanismos defensivos y armaduras de carácter representan un FALSO YO. Estas estrategias defensivas y de superación se apoyan sobre su naturaleza original, sus dones permanentes recibidos de Dios. Sin embargo, estos dones se usan con un doble propósito:

1/ Para enmascarar el dolor, el sufrimiento, la culpa y la vergüenza;

2/ Para obtener el afecto, la afirmación y la aceptación que no se recibe o bien no se percibe.

            La CAPA DEL FALSO YO contiene todas las máscaras que lleva, los papeles que representa, la armadura de carácter que se pone encima y los mecanismos de defensa que usa para PROTEGER SU LASTIMADO CORAZÓN DE NUEVOS ATAQUES Y HERIDAS. El problema es que da igual lo intensamente que se esfuerce por obtener las migajas de afecto, afirmación y aceptación que busca o necesita, NUNCA LOGRARÁ APLACAR SU ALMA. El motivo está en que SU CONDUCTA ES MOVIDA POR UNA NECESIDAD DE RECONOCIMIENTO: BUSCA SER AMADO POR LO QUE HACE, NO POR LO QUE ES. Una necesidad primaria que tenemos todos es la de SER ACEPTADOS POR LO QUE SOMOS, no por lo que hacemos o por cómo nos ven los demás.

            No he incluido la "aprobación" en la lista de las tres aes (afecto, afirmación y aceptación), porque la aprobación está basada en la conducta. No hay nada malo en que un padre, esposa, jefe, compañero o amigo o Dios mismo no aprueben la conducta de una persona. La conducta tiene que ver con lo que hace, no con lo que es. Por tanto, PUEDE SEGUIR SIENDO AMADO (POR LO QUE ES), INCLUSO SI UNA PERSONA NO APRUEBA SU COMPORTAMIENTO (SU ACTUAR).

            Las capas de la personalidad se extienden hasta que el sujeto desarrolla enfermedades o trastornos. Muchos médicos creen que la mayor parte de las enfermedades y de los trastornos tienen una BASE PSICOLÓGICA, resultado de un CORAZÓN ROTO O PERDIDO y de actitudes y creencias negativas. La persona esta muy  internamente conectada ya que una parte afecta a las demás: el espíritu, el cuerpo, el corazón y la mente. Por eso LA RECUPERACIÓN Y EL DESCUBRIMIENTO DE SU NIÑO INTERIOR LLEVA SU TIEMPO. Tiene que ir "pelando" las capas, como una cebolla, una por una. No puede ir directamente al centro de su propio ser y volar su personalidad. DEBE IR REMOVIENDO CAPAS DEFENSIVAS SISTEMÁTICAMENTE E IR REEMPLAZÁNDOLAS POR MODOS SALUDABLES DE SER Y DE ACTUAR. Cuando ha logrado un sentido de AUTOESTIMA suficiente en su relación con Dios, consigo mismo y con los demás, entonces puede ir profundizando en el pozo de la recuperación de su alma perdida.

            Yo recurro a distintas técnicas para ayudar a las personas a entrar en contacto con sus memorias del pasado: dibujos y diálogo del niño interior, curación de la memoria, bioenergía, representación de papeles, psicodrama, focalización y diálogos de voz. Con estos métodos la persona entra en contacto con RECUERDOS OLVIDADOS O REPRIMIDOS.

            ES FUNDAMENTAL COMPRENDER LOS ORÍGENES DEL DESEO. De otro modo el recurso a meros intentos conductistas de "controlar" el impulso sexual creará una frustración y un sentido de culpa que acompañarán siempre al paciente. Si se alcanzan las RAÍCES PROFUNDAS se puede lograr que los escudos defensivos se depongan y que el amor pueda entrar dentro. Sin retirar esas barreras, cualquier otra técnica será sólo una forma superficial de intentar controlar los pensamientos, los sentimientos y las formas de comportarse.

            Estoy convencido de que ES POSIBLE LA COMPLETA Y TOTAL LIBERACIÓN DE UN ALMA. El hombre que se encuentra en transición logrará finalmente encontrar su camino de regreso a casa y será capaz de avanzar en su desarrollo psicosexual, psicológico y psicoespiritual, CURANDO LAS CAUSAS REMOTAS, que incluyen: heridas provocadas por el progenitor de su mismo sexo, las provocadas por un hermano de su mismo sexo, heridas relacionadas con su imagen corporal, las relacionadas con sus compañeros, los abusos sexuales, el divorcio o la muerte de uno de sus padres.

 

3.3. TERCERA TAREA: INICIAR EL PROCESO DE DUELO, DE PERDÓN Y DE TOMA DE RESPONSABILIDAD.

            Dentro de esta tarea los estadios de curación son: RECUERDO, LIBERACIÓN, CONSUELO, CONCIENCIA Y RESPONSABILIDAD.

a. RECUERDO:

            El primer paso es RECORDAR LOS ACONTECIMIENTOS que provocaron el distanciamiento respecto del propio sexo, tales como heridas provocadas por el progenitor del mismo sexo, abuso, heridas provenientes de los compañeros o hermanos, ...

 

b. LIBERACIÓN:

            Después, la persona debe iniciar el PROCESO DE DUELO. Puede consistir en lágrimas, rabia, ira, risa y otras emociones. SI PODEMOS SENTIRLO, ENTONCES PODEMOS CURARLO. Sin moverse por entre los sentimientos, los bloqueos defensivos seguirán en su sitio y no llegará la curación.

 

c. CONSUELO:

            Después de liberar la TOXICIDAD EMOCIONAL experimentará un gran sentimiento de consuelo. LA ATRACCIÓN POR EL MISMO SEXO ESTÁ CONECTADA CON LAS HERIDAS. Cuando el muro cae, el amor entra dentro y la persona experimenta su propia identidad de género.

 

d. CONCIENCIA:

            Después del duelo por las heridas homo emocionales y de experimentar el consuelo, el sujeto se da cuenta de su NECESIDAD DE PERDÓN (perdonarse a sí mismo, a los demás y a Dios). EL PERDÓN LE LIBERA de la amargura y de la necesidad de venganza. Si se aferra a su ira y a su resentimiento, proyectará esos sentimientos sobre las demás relaciones, especialmente sobre aquéllos que quieran estar cerca de él. Más aún, aunque no es capaz de perdonar todavía, de forma inconsciente, alberga un sentido de culpa. Bajo la culpabilización de los demás y la ira subyace la voz de su niño interior: "Todo es por mi culpa".

            Hay dos clases de perdón: uno de la cabeza y otro del corazón. La primera clase de perdón es una decisión que uno toma para superar la amargura y el dolor. Otorga el regalo del perdón a quien le hirió. Es una elección consciente. La segunda clase proviene del corazón. Fluye de la comprensión. POR FIN, EL CORAZÓN LASTIMADO DEL NIÑO HA SIDO ESCUCHADO. Ahora puede ver las mismas heridas en el corazón de aquél que, deliberadamente o no, le inflingió las heridas. Este segundo tipo de perdón sucede después de dolerse por las pérdidas del pasado.

            Perdonar no significa que todos los sentimientos dolorosos desaparezcan. Eso lleva su tiempo. El perdón tiene lugar a través de muchas etapas de la vida. La curación es como pelar una cebolla. Conforme uno se va curando y va creciendo, va pelando capas alrededor de su corazón. El sujeto puede administrar el perdón en cada nuevo estadio. Un principio de madurez consiste en saber que cuanto más cerca se esté de otras personas, más daño puede hacer. SE TEME LA INTIMIDAD por las heridas primigenias que se padecieron a manos de los primeros cuidadores. La proximidad no es siempre segura ni satisfactoria. Dentro del contexto de las relaciones íntimas, las heridas primigenias emergerán naturalmente. Por esa razón existen muchos niveles de duelo y de pérdida sobre los que el paciente debe trabajar[13].

            EL PERDÓN ES UN REGALO. LIBERA AL QUE LO DA. LE AYUDA A LIBERARSE DEL PASADO Y ADENTRARSE EN UN PRESENTE Y FUTURO LUMINOSOS, abriéndole a mayores posibilidades de amor.

 

e. RESPONSABILIDAD:

            Su mente es capaz de comprender más claramente lo que sucedió después de trabajar en todo el proceso de duelo y perdón. Las creencias centrales de la infancia, que se desarrollaron en respuesta a los padres y a los acontecimientos, se podrán enfocar. Puede que la persona crea, por ejemplo, que no debería decir lo que piensa o lo que siente; si no, la gente le rechazará: "Sonríe y sé agradable, no muestres tus sentimientos, porque en realidad a nadie le importan", "No confíes en los hombres, todos son insensibles e indiferentes", "No soy querido y éste no es mi lugar".

            En esta etapa, el sujeto comienza a percibir su papel en el drama: cómo pudo haber manejado o percibido las situaciones de forma diferente. Incluso cuando era un infante, un niño o un adolescente. Por eso es muy importante para él identificar esas creencias centrales y esas malas interpretaciones que le condujeron a sentirse rechazado o que le empujaron a dejar que otros le hirieran como lo hicieron. Para muchos afirmar que yo, cuando era niño, jugué un papel importante en como ocurrieron las cosas puede suponer una afirmación muy radical. Pero esto se hará más claro después de trabajar en cada una de las etapas de duelo y perdón. Puede ser duro de tragar, a menos que hayas pasado por eso. Sé que para mí lo fue.

            Una vez que se IDENTIFICAN LAS DISTORSIONES Y LAS MALAS INTERPRETACIONES, la persona experimenta aún una mayor libertad. Puede permitir que sus padres, hermanos, o incluso el abusador sean vistos más serenamente. Se da cuenta de cómo él mismo contribuyó a crear su DISTANCIAMIENTO DEFENSIVO y echó de su vida las posibilidades de amor, incluso siendo niño.

            Esta última fase es extremadamente vigorizadora y liberadora. Al tomar parte de responsabilidad en el drama, al comprender sus malas interpretaciones, puede detener el hábito de culpabilizar a los demás y por tanto puede comenzar a recrearse como un hombre completo. Robert Bly habla de fabricar dos habitaciones en nuestro corazón para nuestro padre: "Al hijo que siempre conoció el lado cruel y destructivo de su padre le será fácil preparar una de esas habitaciones oscuras. (...) Pero ese mismo hijo necesita construir una segunda habitación par albergar el LADO GENEROSO Y DICHOSO DE SU PADRE. (...) Si todavía no hemos hecho y preparado las dos habitaciones no podemos esperar que nuestro padre, vivo o muerto, se instale. Los hombres que han hecho dos habitaciones dentro de su alma pueden empezar a invitar a un mentor. También él necesitará dos habitaciones"[14].

3.4. CUARTA TAREA: DESARROLLAR RELACIONES SANAS Y CURATIVAS CON EL MISMO SEXO

            Todas las relaciones no sanas, rotas que hemos sacado a la luz dentro de nuestro interior necesitan SER CURADAS DENTRO DE UNAS RELACIONES DE AMOR, nutricias. La heterosexualidad florece después de que la persona satisface sus necesidades homo emocionales y experimenta su identidad de género. Por eso el matrimonio no resuelve nunca las atracciones hacia las personas del propio sexo.

            Los hombres y las mujeres heterosexuales son los transmisores del amor de Dios para satisfacer las necesidades homo emocionales y facilitar un tipo de relación satisfactorias[15]. SIN EXPERIMENTAR EL AUTÉNTICO AMOR MASCULINO O FEMENINO DE OTRA PERSONA, EL INDIVIDUO EN RECUPERACIÓN VIVE UNA VIDA DE FRUSTRACIÓN Y ANHELO. EL AMOR DE DIOS SE EXPERIMENTA A TRAVÉS DE LAS PERSONAS. Hemos de ser auténticos e ideales compañeros los unos de los otros. Los hombres han de curarse con otros hombres y las mujeres con otras mujeres. Actividades tales como conversar, caminar, hacer excursiones y acampadas, ir de pesca, hacer deporte, o simplemente estar juntos proporcionan el AMBIENTE en el que puede darse un CAMBIO. En un escenario seguro como ése, dentro de RELACIONES SANAS, las heridas del pasado emergerán y podrán sanarse.

            Otro método terapéutico al que recurro y enseño consiste en recurrir a un MENTOR. Es algo así como plantar semillas después de haber quitado las malas hierbas. Creo que es un elemento esencial para que se dé una curación auténtica, duradera y orgánica. El trato con el mentor constituye una PROFUNDA RELACIÓN ENTRE DOS PERSONAS: el mentor y el adulto-niño."Si eres un joven y no estás siendo admirado por un varón adulto, entonces se te está haciendo daño"[16]. Para el hombre en recuperación el MENTOR toma el lugar de un PADRE SUSTITUTIVO. El mentor ha de ser capaz de CUBRIR LAS NECESIDADES AFECTIVAS HOMO EMOCIONALES que la persona en recuperación no vio satisfechas durante su infancia o su adolescencia.

            Cuando ambos desarrollan un fuerte vínculo, el adulto niño puede comenzar a sentirse enfadado y a adoptar una actitud de resistencia. Cuando se siente muy cercano a alguien y comienza a abatir el muro, las emociones más primarias empiezan a emerger. Mediante el recurso al duelo con el mentor, los sufrimientos de su pasado se curarán y se dará una vinculación lograda. La construcción de la CONFIANZA lleva tiempo. Lo primero es la SINCERIDAD: compartir su intimidad con su mentor y SENTIRSE ACEPTADO. Después viene la confianza: saber que el mentor estará allí en lugar de huir y juzgarle. Por último viene el AMOR: exponer sus aspectos más desagradables ante el mentor que, sin embargo, le abraza y cuida de él. Este tipo de relaciones funcionan con la ayuda de la oración, la paciencia y la perseverancia.

            Al tiempo que la persona aprende a confiar en su mentor, sus ESCUDOS DEFENSIVOS se irán rompiendo y se consolidará una VINCULACIÓN SANA. De este modo SATISFACE SUS NECESIDADES HOMO EMOCIONALES y EXPERIMENTA SU IDENTIDAD DE GÉNERO. Si el progenitor de su mismo sexo está todavía vivo y está dispuesto a implicarse en este proceso, sería la persona más acertada para este trabajo. Es muy importante el preparar a los padres y enseñarles las formas más efectivas para ser los mentores de sus hijos (en el capítulo 12 aporto algunas sugerencias).

            En síntesis, las cuatro tareas que debemos afrontar en la tercera etapa son:

1. Proseguir con todas las tareas de la segunda etapa.

2. Descubrir las causas profundas de las heridas homo emocionales.

3. Iniciar el proceso de duelo, perdón y toma de responsabilidad.

4. Desarrollar relaciones sanas y curativas con el mismo sexo.

 

 

4. CURACIÓN DE LAS HERIDAS HETERO EMOCIONALES (TERAPIA PSICODINÁMICA)

            En la última etapa de la recuperación, la persona afrontará las heridas hetero emocionales. De nuevo, como en la etapa tercera, hay que IDENTIFICAR LAS CAUSAS, CURAR LAS HERIDAS Y SATISFACER LAS NECESIDADES DE AFECTO hetero emocionales no correspondidas. El objetivo final será conocer las diferencias de carácter entre hombres y mujeres.    

            En la ETAPA CUARTA hay cuatro tareas:

4.1. Proseguir con todas las tareas de la segunda etapa.

4.2. Descubrir las causas profundas de las heridas hetero emocionales.

4.3. Continuar el proceso de queja, perdón y toma de responsabilidad.

4.4. Desarrollar relaciones sanas y curativas con el sexo opuesto, y aprender a conocer al otro sexo.

 

4.1. PRIMERA TAREA: Proseguir con todas las tareas de la segunda etapa.

            trabajo con la red de apoyo; continuar edificando la AUTOESTIMA y la EXPERIENCIA DEL VALOR PROVENIENTE DE DIOS; seguir afianzando la ACTITUD POSITIVA, la COMUNICACIÓN, y las HABILIDADES para resolver problemas; y proseguir IDENTIFICANDO los pensamientos, sentimientos y necesidades en el presente.

 

4.2. segunda tarea: Descubrir las causas profundas de las heridas hetero emocionales.

            Lo último, y en algunos casos lo más difícil, será la curación de las heridas hetero emocionales, como pueden ser un VÍNCULO ENFERMIZO MADRE-HIJO, o PADRE-HIJA, o el ABUSO SEXUAL cometido por alguien del sexo opuesto; o bien mujeres que han padecido RECHAZO de los hombres, u hombres rechazados por mujeres.

            Puede haberse dado una UNIÓN EXCESIVA O ABUSIVA ENTRE EL NIÑO Y EL PROGENITOR U OTRA PERSONA SIGNIFICATIVA DEL SEXO OPUESTO. A veces, la homosexualidad significa una HUIDA DE LA INTIMIDAD CON LOS MIEMBROS DEL OTRO SEXO, BUSCANDO ASI EVITAR EL PROFUNDO TRAUMA QUE SE EXPERIMENTÓ EN LA INFANCIA, NIÑEZ O ADOLESCENCIA. Un conocimiento elemental de la ciencia nos enseña que los polos opuestos se atraen y que los semejantes se repelen. Si un hombre se siente repelido por una mujer, quizá se haya identificado excesivamente con la feminidad. Conforme va creciendo su sentido de identidad masculino se verá atraído por su opuesto, una mujer.

"EL PROPÓSITO DE LA VIDA ES UNIFICAR LO MASCULINO Y LO FEMENINO EN EL INTERIOR, CREANDO UN EQUILIBRIO ADECUADO. SI NOS FALTA UNA PARTE O ESTAMOS REÑIDOS CON ELLA, ESO AFECTA A TODOS NUESTROS COMPORTAMIENTOS Y RELACIONES"[17].

            La persona en proceso de recuperación debe DESENMASCARAR LAS CAUSAS PROFUNDAS que le impiden la relación íntima con alguien del sexo opuesto. Debe IDENTIFICAR Y CURAR LAS CAUSAS subyacentes.

4.3. tercera tarea: Continuar el proceso de queja, perdón y toma de responsabilidad.

            Los estadios de la curación son: RECUERDO, LIBERACIÓN, CONSUELO, CONCIENCIA Y RESPONSABILIDAD. El sujeto ha de realizar un trabajo sobre las heridas hetero emocionales desde una PERSPECTIVA EMOCIONAL. Después procesará este trabajo en un nivel intelectual, asumiendo la responsabilidad personal por su parte dentro del drama.

4.4. cuarta tarea: Desarrollar relaciones sanas y curativas con el sexo opuesto, y aprender a conocer al otro sexo.

            En esta fase puede resultar de ayuda el tener un terapeuta del sexo opuesto. Esto facilitará la transferencia, con la proyección sobre el terapeuta de sentimientos reprimidos hacia el otro sexo. Esto adelanta el proceso curativo. Para el éxito de la transición hacia unas relaciones heterosexuales saludables ES CRUCIAL QUE SE SANEN LAS RELACIONES MADRE-HIJO y PADRE-HIJA. El sujeto proyectará resentimientos del pasado en su futuro cónyuge, a menos que sus heridas se curen. Si no es así, el cónyuge estará constantemente pagando por las heridas y los daños sufridos en el pasado. En muchas relaciones heterosexuales sucede esto, lo que supone una de las causas del alto porcentaje de divorcios.

            En este proceso es muy importante que el sujeto desarrolle RELACIONES SANAS, CURATIVAS, DE CARIÑO Y NO SEXUALES CON MIEMBROS DEL SEXO OPUESTO. La mejor persona para esto es el padre o la madre. Yo recomiendo usar la TERAPIA DEL "APEGO-ABRAZO" según la enseña la doctora Martha Welch. Mi familia y yo tuvimos la oportunidad de realizar prácticas curativas con ella. Si unos decenios antes yo hubiera experimentado lo que es abrazarme con mis padres, no hubiera necesitado pasar por tantos terapeutas para examinar mi interior y mis pensamientos. De haber sido así, yo mismo hubiera podido hacerme cargo, con mi padre y mi madre. SI EL PADRE O LA MADRE ESTÁN VIVOS, LO MEJOR ES QUE EL PACIENTE SE CURE CON ÉL O CON ELLA, SI ES QUE ELLOS QUIEREN IMPLICARSE EN EL PROCESO. Aquí hay que hacer una advertencia: es muy importante aceptar el hecho de que algunos padres están demasiado enfermos o no son capaces de participar en el proceso de curación. El intento de forzar o coaccionar a un padre o una madre contra su voluntad para que participe en el proceso de curación puede reabrir viejas heridas en el adulto-niño. Más adelante hablaremos más acerca de la terapia del "apego-abrazo".

            En esta etapa final también que LOS HOMBRES APRENDAN MÁS COSAS DE LAS MUJERES Y QUE ÉSTAS APRENDAN COSAS DE LOS HOMBRES. Los trabajos de Deborah Tannen, John Gottman, John Gray, Harville Hendrix, Pat Love, Ellen Kreidman, Barbara De Angelis y Gari Smally, entre otros, puede suponer una gran ayuda para quien estando en proceso de recuperación quiera comprender mejor al sexo opuesto. Si el varón en proceso estaba muy unido a su madre y a la naturaleza femenina, entonces HA CONOCIDO A LAS MUJERES DESDE EL PUNTO DE VISTA DE UNA MUJER, NO DE UN VARÓN. Lo mismo sucede con una mujer que quiera salir de la homosexualidad. Puede haber conocido a los varones desde el punto de vista masculino, no desde la perspectiva de una mujer. Por lo tanto, ES IMPORTANTE APRENDER A CONOCER MEJOR AL SEXO OPUESTO EN UN MODO SANO, DESDE EL PUNTO DE VISTA DEL PROPIO GÉNERO. Esto supone para la persona en recuperación un CAMBIO DE PERSPECTIVA RADICAL Y SALUDABLE.

"Si el hijo aprende a sentir, principalmente, mirando a su madre, es probable que contemple su propia masculinidad desde un punto de vista femenino. Puede encontrar su masculinidad fascinante, pero le provocará miedo. Puede sentir lástima y querer reforzar su masculinidad, o puede sospechar de ella y querer eliminarla. Puede que la admire, pero nunca se sentirá como en casa dentro de ella" [18].

Lo contrario también es cierto. Percibirá la feminidad desde los ojos de una mujer hasta que experimente su propia identidad de género y aprenda entonces a conocer a las mujeres como hombre.

            Los deseos naturales hacia las relaciones con el sexo opuesto suelen aparecer conforme se va experimentando la propia identidad de género, curando las heridas hetero emocionales, y estableciendo relaciones sanas con miembros del sexo opuesto. Un hombre casado también experimentará mayor intimidad con su mujer una vez que haya curado sus heridas hetero emocionales.

            La auténtica identidad de género de una persona aparecerá después de que se destruyan los distanciamientos entre hombre y hombre, entre mujer y mujer, hombre y mujer y mujer y hombre, estableciendo vínculos tanto con hombres como con mujeres. No hay magia alguna a no ser las profundas relaciones de amor que afloran durante este proceso de TRANSFORMACIÓN y LIBERACIÓN experimentadas al derribar los muros del distanciamiento.

            En síntesis, las cuatro tareas que hay que ejecutar en la ETAPA CUARTA son:

4.1. Proseguir con todas las tareas de la segunda etapa;

4.2. Descubrir las causas profundas de las heridas hetero emocionales;

4.3. Continuar el proceso de duelo, perdón y asunción de responsabilidad;

4.4. Desarrollar relaciones sanas y curativas con el sexo opuesto, y aprender a conocer y valorar al otro sexo.

 

NOTA BREVE ACERCA DEL PAPEL DEL TERAPEUTA

            El plan de curación de la homosexualidad que he descrito no es exactamente un modelo lineal. En las dos primeras etapas, la persona necesita curarse de las profundas heridas del pasado. Es importante calmar esas heridas en los primeros estadios de la curación. Pero resulta VITAL que el terapeuta anime al paciente a desarrollar una adecuada RED DE APOYO que le garantice el necesario ENTORNO DE ACOGIDA mientras está recorriendo las cuatro etapas de la recuperación. Yo entiendo el papel del TERAPEUTA como el de un GUÍA, una COMADRONA, un MAESTRO, un MENTOR y un PADRE. Pero el terapeuta debe dirigir al paciente a través de cada una de las etapas de la recuperación, asistiéndole para que logre las tareas de socialización y desarrollo. El paciente experimentará una gran transferencia como un componente natural de la relación terapéutica. A pesar de esto el terapeuta no debería ser la principal fuente de afecto o el mentor principal. El terapeuta ha de alentar al paciente para que construya relaciones sanas y curativas fuera del contexto de la terapia.

 

5. CONCLUSIÓN

            Por supuesto, la descripción que he hecho es muy sumaria y simplificadora. En los capítulos siguientes me extenderé más sobre el "cómo hacerlo", con técnicas y herramientas útiles para cada etapa de recuperación. LA CURACIÓN DE LA ATRACCIÓN HACIA PERSONAS DEL PROPIO SEXO ES POSIBLE. Yo lo he hecho y he ayudado  muchos pacientes a hacerlo. Ver a personas que llegan a comprender el profundo sentido de sus deseos y verles liberarse de las cadenas que los han apresado durante años es conmovedor y gratificante. ES UN PROCESO QUE DURA AÑOS. EN CUESTIONES DEL CORAZÓN NO HAY SOLUCIONES RÁPIDAS.

            En una ocasión, un paciente vino a mí desesperado. Había buscado ayuda de psiquiatras y de psicólogos durante  veinte años. Nadie había logrado calmar el dolor que albergaba en lo profundo de su alma. Nadie le había ayudado a dejar de tener relaciones homosexuales. Después de varias sesiones iniciales en las que calibrábamos sus antecedentes, le llevé a una regresión, mediante un profundo estado de relajación, hasta los momentos clave que había contribuido a crear su atracción homosexual. Al final fue capaz de afrontar la relación con su padre, de dolerse por los daños que había sufrido y de ofrecer el perdón. Era el impulso que tanto había buscado. Me dijo: "Se ha caído el muro", y cesó completamente de buscar relaciones homosexuales. COMPRENDIÓ QUE SUS DESEOS ERAN SENCILLAMENTE UN ENCUBRIMIENTO DE OTRAS EMOCIONES MUCHO MÁS PROFUNDAS QUE PROVENÍAN DE UNAS HERIDAS DE LAS QUE HASTA AHORA ERA INCONSCIENTE. Se trata, por supuesto, de un caso excepcional, ya que la mayor parte no se cura tan rápido. También cuenta el hecho de que, antes de comenzar nuestras sesiones, él había asistido a muchas terapias. Hoy han pasado siete años y su vida sigue creciendo.

            La COMPRENSIÓN DE LOS ORÍGENES DE LA CONDICIÓN HOMOSEXUAL ES IMPRESCINDIBLE PARA AYUDAR A CUALQUIER HOMBRE O MUJER QUE INTENTA SALIR DE ESTE ESTADO "ENFERMIZO". Animo a todos los terapeutas a que investiguen más acerca del proceso de curación. Y para aquéllos que queréis cambiar, quiero que sepáis que NO ESTÁIS SOLOS. PODÉIS HACERLO.



 

[1] E. MOBERLY, Homosexuality: A new christian ethic (Greenwood, SC, Attic Press, 1983), p. 38.

[2] J. FRANK, "Stages of recovery" (Discurso para la Conferencia PFOX, Fairfax, VA, 7 de marzo, 1998).

[3] J. NICOLOSI, Reparative therapy, op. cit., pp 199-200.

[4] Entrevista con el Dr. Ch. AUSTIN en el Family Life Center, Austin, TX, 9 de diciembre, 1999.

[5] D. BYRD, Understanding and treating homosexuality, op. cit., p. 1988.

[6] W. TROBISCH, Love yourself (Downers grove, IL, Inter. Varsity Press, 1978), pp. 8-9.

[7] I. BIEBER y OTROS, Homosexuality: A psychoanalytic study of male homosexuals, op. cit., p. 220.

[8] J. NICOLOSI, Reparative therapy, op. cit., pp. 103-104.

[9] J. NICOLOSI, Reparative therapy, op. cit., pp. 34, 105.

[10] E. KAPLAN, "Homosexuality: A search for the Ego-Ideal", Archives of general psychiatry 16 (1967), pp. 355-358.

[11] J. GRAY, What you feel, you can heal (Mill Valley, CA, Herat Publishing, 1984), p. 86.

[12] S. STOSNY, Treatment manual of the compasión workshop (Gaithersburg, MD, Compasión Alliance, 1995), p. 17.

[13] G. WESTBERG, Good grief: A constructive approach to the problem of loss (Filadelfia, PA, Fortress Press, 1973).

[14] R. BLY, Iron John, op. cit., pp. 118-119.

[15] E. MOBERLY, Homosexualty: A new christian ethic, op. cit., pp. 46-47.

[16] R. MOORE, Rediscovering masculine potentials, cuatro cintas de audio (Wilmette, IL, Chiron, 1988).

[17] J. PIERRAKIS, Love, eros and sex, op. cit.

[18] R. BLY, Iron John, op. cit., p. 25.

AddThis Social Bookmark Button
Actualizado ( Martes, 11 de Mayo de 2010 09:43 )  

TESTIMONIOS

ICONO - TESTIMONIOS EPE

| Quiénes somos |Mapa del sitio |Recomiéndanos | Quiero Colaborar |Contáctanos |Boletín |