Ruta: Home SUPERAR AMS Recursos Artículos 4. Cómo salir de la AMS Importancia de la ira en la AMS - Richard Cohen

Es posible el cambio

JA slide show

Importancia de la ira en la AMS - Richard Cohen

E-mail Imprimir PDF

            "La ira existe para protegernos de los predadores. Es una respuesta automática que se dispara siempre que nos sentimos amenazados. (...) Pero, sobre todo, la ira es una reacción ante el daño o la amenaza de daño psicológico. (...) Casi siempre es una reacción frente a una autoconciencia temporalemente resentida o minusvalorada"[1].

                                                                                                                             Steven Stosny, Ph. D.

 

Un árbol envenenado

Estaba airado contra mi amigo,

le hablé de mi ira y desapareció.

Estaba airado contra mi enemigo,

no se lo dije, y mi ira creció.

La regué con mis lágrimas,

día y noche las derramé.

William Blake.

           

 

 

1. ¿POR QUÉ LA IRA?

            La función principal de la ira fisiológica es protegernos del peligro, como sucede en el caso de la  respuesta de lucha o de huida. La ira es un MEDIO DE DEFENDA. LA PRINCIPAL FUNCIÓN DE LA IRA PSICOLÓGICA ES PROTEGERNOS DE UNA HERIDA MAYOR Y DE UN MAYOR DOLOR.

            Muchas de las personas que se sienten atraídas por las personas de su mismo sexo acumulan mucha ira reprimida. Como la ira psicológica, es una emoción secundaria que enmascara las heridas y el dolor, estas personas pierden el contacto con sus problemas y con sus heridas profundas. Me he dado cuenta de que es necesario ayudarles a acceder a la energía de la ira para que puedan recuperar las partes perdidas de sí mismos.

            "Hemos debilitado nuestra capacidad de expresar los sentimientos positivos al reducir nuestra capacidad de expresar los negativos. Cuando se bloquea uno de los dos conjuntos de emociones, el otro se inhibe. Para ocultar los malos sentimientos, se tiende a ocultar los buenos"[2].

Lo malo de todo esto es que cuando perdemos la capacidad de expresar nuestros sentimientos negativos, también perdemos el contacto con los positivos. La cara buena de esta situación es que cuando aprendamos a expresar de forma positiva los pensamientos negativos, entonces experimentaremos los buenos sentimientos que aquéllos bloquean.

            "La ira es una emoción de supervivencia, una alarma que indica que hay necesidades no cubiertas. (...) Si no dejamos a nuestros niños que expresen su ira, aprenderán a no escuchar su verdadero yo"[3].

El síndrome del "niñito bueno" crea varones desmasculinizados. El papel del niño complaciente, agradable, dulce traiciona la esencia de la naturaleza masculina. Un niño así actúa desde el lado más femenino de su carácter. Entre el año y medio y los tres años, ese niño no fue capaz de separarse e individualizarse respecto de su madre y de vincularse con el padre. Puede que también haya perdido la capacidad de decir "no". La niña o la mujer demasiado dulces también han perdido el contacto con su naturaleza más agresiva y masculina. También ellas tienen un equilibrio en su ecología emocional.

            En nuestro grupo de apoyo les damos un nombre: "Simpático mamón". Y literalmente lo es. Succiona la aprobación de los demás. Cuando uno es simpático, dulce y bueno para conseguir que otro le apruebe, está succionando energía vital del otro. Es una especie de veneración idolátrica. COMO NO SE SIENTE DIGNO DE SER QUERIDO Y COMO TIENE UNA BAJA AUTOESTIMA, LA PERSONA VIVE PARA EL RECONOCIMIENTO DE LOS DEMÁS. Su vida tiene sentido si los demás le aprueban. Si dejan de aprobarle, cambiará su acción hasta que le den su aprobado. Este tipo de conducta se denomina también dependencia emocional, o comportamiento co-dependiente.

            No estoy criticando el hecho de ser amable o agradable. Está muy bien si estas emociones son genuinas, y si uno es consciente de quién es y no está buscando la aprobación de los demás. Mi experiencia con hombres, mujeres y adolescentes que intentan salir de la homosexualidad, y con muchos otros que sufrieron abusos, falta de cuidados o que fueron abandonados, es que NO LOGRARON INDIVIDUARSE DE MANERA SATISFACTORIA RESPECTO DE LOS RESPONSABLES (REALES O PERCIBIDOS) DE SUS HERIDAS. En consecuencia, de adultos continúan capitulando antes las necesidades de los demás, sin darse cuenta de sus propios sentimientos, pensamientos y necesidades. Y, cuando se dan cuenta de ellos, a menudo no los expresan por el temor a perder el poco amor que creen estar recibiendo. Dicen "sí", cuando piensan o sienten "no".

            CUANDO EL NIÑO REPRIME LOS SENTIMIENTOS, PENSAMIENTOS Y DESEOS QUE LE CAUSAN DAÑO, PIERDEN SU VERDADERO YO. Como resultado, nace "mister buen chico" y se intenta apartar a "mister dolor". Por eso me he encontrado con que el uso de trabajo que  tiene como objeto la ira es una parte necesaria del proceso de curación. A través de él se pueden RECUPERAR LOS PENSAMIENTOS, SENTIMIENTOS Y NECESIDADES PERDIDAS QUE SE ENTERRARON VIVOS. Los métodos bioenergéticos y de energía interior son herramientas excelentes para ayudar a desbloquear la conciencia. Cuando el cliente tiene a alguien clavado en el pensamiento, cada cierto tiempo le llevo frente a los cojines que tenemos para golpear y le hago respirar, golpear, hablar y gritar.

            Insisto en que una RESPIRACIÓN DIAFRAGMÁTICA adecuada resulta muy importante para el proceso de recuperación de los sentimientos perdidos. Cuando inspira, le hago tomar aire hacia el interior del estómago. Mientras expira, le hago golpear las almohadas con una raqueta, al tiempo que pronuncia el nombre de la persona con la que tiene sentimientos sin resolver. Es importante que mantenga la boca abierta y relajada mientras expira y dice el nombre de la persona en cuestión, o cualquier cosa que necesite decir.

            Repite "papá, papá, papá, papá, papá,..." una y otra vez, hasta que consigue ENTRAR EN CONTACTO CON SUS SENTIMIENTOS PROFUNDOS. Una vez que ha conectado con su reserva de emociones reprimidas o no expresadas, le mando liberarlas y dejarlas marchar. Gracias a una respiración profunda continuada, el interesado LIBERA años de SENTIMIENTOS REPRIMIDOS. "¿Dónde estabas cuando tenía necesidad de ti?", "¿Por qué no me abrazaste?", "¿Por qué no me enseñaste a ser un hombre?", "Te necesitaba y tú no estabas allí". El paciente continúa de este modo, dejando que hable la voz de su niño interior.

            Esto lleva su tiempo. A muchas personas les da miedo enfadarse. Quizá sus padres no les dieron permiso para expresar en casa esos sentimientos. Quizá crean que encolerizarse con su mamá o su papá no es correcto, que eso les convertiría en malas personas. Quizá crecieron en un entorno colérico y expresar la ira les desencadena sentimientos traumáticos no resueltos.

            La persona totalmente desconectada de su ira necesita entrenamiento para APRENDER PROGRESIVAMENTE A EXPRESAR SUS SENTIMIENTOS. Les enseño cómo funciona dándoles una muestra de mi disposición a expresar mi ira y les ayudo a expresar la suya. Cogemos juntos la raqueta (yo me sitúo detrás de él) y golpeamos y gritamos a la vez. Es muy importante mostrar que es correcto expresar sentimientos fuertes. MUCHAS PERSONAS NUNCA HAN APRENDIDO A EXPRESAR DE FORMA SANA EL SENTIMIENTO DE LA IRA, o bien sus familias de origen rechazaban la expresión de este sentimiento. Quienes piensan que la ira es inaceptable tienen que aprender que es una emoción natural. Golpeamos juntos (trabajo bioenergético), hasta que el paciente se siente lo suficientemente cómodo como para expresar la ira él solo.

            Si una persona creció en un entorno hostil, puede que tenga miedo de su propia ira o de perder el control. El niño que lleva dentro cree que morirá si se deja llevar y libera su dolor.  Es una respuesta natural a las heridas profundas y al dolor. Tranquilizo al niño-adulto asegurándole que no morirá cuando exprese su ira y que yo estaré junto a él y cuidando de él. CUANDO UNA PERSONA LIBERA LA IRA Y ENTRA EN CONTACTO CON LA HERIDA Y EL DOLOR, TERMINA EXPERIMENTANDO UN PROFUNDO DESCANSO. Sucede en todos los casos porque es el proceso de curación natural que Dios ha puesto en cada uno de nosotros. Nuestros hijos nos lo demuestran a diario. Cuando se hacen daño gritan o lloran. Una vez que ya no tienen dolor, necesitan nuestro consuelo y amor. Entonces ya se sienten mucho mejor, pueden entender lo que pasó y usar esa información para evitar en el futuro las situaciones peligrosas.

            He observado que muchas personas religiosas creen que para ser verdaderamente devotos, deben ser siempre "buenos". Tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento hablan de la ira. No se prohíbe esta emoción. Hablan de los modos de expresarla sana y apropiadamente:

"Las antiguas tradiciones dicen que si un hombre ama a Dios, puede hacerse santo en veinte años; pero si odia a Dios, puede hacer el mismo trabajo en dos años"[4].

            SI TENEMOS ACCESO A LA IRA REPRIMIDA CONSEGUIREMOS ENTRAR EN EL ALMA. Cuando alguien no es consciente de las sombras (heridas escondidas) de su vida, todo lo que ha de hacer es fijarse en las personas que no le gustan o que le enfadan fácilmente. Allí encontrará sus heridas. De nuevo, lo que nos disgusta no es la situación o el individuo; es el dolor no resuelto que se reaviva. Por lo general, CULPAMOS A OTROS PAR EVITAR ENFRENTARNOS A NUESTRAS HERIDAS Y DOLORES. Sin embargo, cuando nos abrimos al dolor y nos dolemos por nuestras pérdidas, la curación llega de forma natural. Cuando liberamos los sentimientos, necesitamos reemplazarlos por amor saludable. Por esa razón el SANO CONTACTO FÍSICO es una parte tan importante de la recuperación.

            "La historia de Juan Hierro cuenta que el balón de oro (niño de oro) se encuentra en el interior del campo magnético del Hombre Salvaje, una idea que para nosotros es muy difícil de entender. Tenemos que aceptar la posibilidad de que la energía verdadera y radiante del varón no está escondida, reside, o nos espera, en el dominio femenino, ni en el territorio del macho tipo John Wayne, sino en el campo magnético de la masculinidad profunda"[5].

            DESPUÉS DE CURAR LAS HERIDAS, LLEGA LA COMPRENSIÓN, y uno puede asimilar las lecciones aprendidas. A través de un proceso como éste, el individuo se identifica (o se re-identifica) naturalmente con su propia identidad de género, que deja de estar encubierta. Una vez más, en el nivel más profundo, estamos hablando de un desorden de atracción sexual hacia las personas del propio sexo. Una vez que las heridas hayan desaparecido, surgirán los sentimientos de relación naturales.

            Nota: Las personas que tienen problemas de ira habrán de aprender habilidades de autocontrol. Hay muchos libros y técnicas sobre el control de la ira. El trabajo de la ira al que me refiero en este capítulo es para aquéllos que han encerrado en el armario dicha parte de su personalidad.



[1] S. STOSNY, Treatment manual of the compasión workshop ( Gaithersburg, MD, Compasión Alliance, 1995), pp. 13-15.

[2] W. WELCH, Holding time (Nueva York, Simon and Schuster, 1988), p. 46.

[3] M. WELCH, Holding time: intensive one day seminal, cintas de audio, 1996.

[4] R. BLY, A little book on the human shadow (Nueva York, Harper San Francisco, 1988), p. 48.

[5] R. BLY, Iron John: A book about men, op. cit., p. 8.

AddThis Social Bookmark Button
 

TESTIMONIOS

ICONO - TESTIMONIOS EPE

| Quiénes somos |Mapa del sitio |Recomiéndanos | Quiero Colaborar |Contáctanos |Boletín |