Ruta: Home CULTURA DE MUERTE Libros 1. Globalización como Explotación y Dominación Los nuevos amos del mundo - Jean Ziegler

Es posible el cambio

JA slide show

Los nuevos amos del mundo - Jean Ziegler

E-mail Imprimir PDF

ÍNDICE

PRESENTACIÓN

PREFACIO: LA HISTORIA MUNDIAL DE MI ALMA

PRIMERA PARTE: LA MUNDIALIZACIÓN

Historia y Conceptos

I. Una economía de Archipiélago

II. El imperio

III. La ideología de los amos

SEGUNDA PARTE: LOS DEPREDADORES

I. El dinero de la sangre

II. La muerte del Estado

III. La destrucción de los seres humanos

IV. La devastación de la naturaleza

V. La corrupción

VI. Los paraísos de los Piratas

TERCERA PARTE: LOS MERCENARIOS

I. La OMC como máquina de guerra

II. Un pianista en el Banco Mundial

III. Los pirómanos del F.M.I.

IV. Las poblaciones no rentables

V. La arrogancia

CUARTA PARTE : DEMOCRATIZAR EL MUNDO

I. La esperanza:

La nueva sociedad civil planetaria

II. El principio de la generosidad

III. Los frentes de resistencia

IV. Las armas de la lucha

V. La tierra y la libertad

A MODO DE : EL ALBA

CONCLUSIÓN

 

Jean Ziegler, es investigador especial de Naciones Unidas por el derecho a la alimentación.

Autor de numerosas obras sobre el Tercer Mundo, ha publicado especialmente "Suiza lava más blanco" (1990), "Suiza, el oro y los muertos" (1997), "Los señores del crimen" (1999).

 

 

Prefacio:

LA HISTORIA MUNDIAL DE MI ALMA

Como prólogo de este libro, una escena emblemática de agosto 1999, que permanece en las memorias. En el aeropuerto de Bruselas, dos adolescentes guineses que, huyendo de la miseria, son encontrados muertos en la caja del tren de aterrizaje. Un resumen del abismo entre los depredadores, "las oligarquías capitalistas transcontinentales", y las víctimas, "la inmensa mayoría de los habitantes de la tierra".

Continúa después un texto de combate:

"Los cuatro caballeros del Apocalipsis del subdesarrollo son: el hambre, la sed, las epidemias y la guerra. Ellos destruyen cada año más hombres, mujeres y niños que la carnicería de la Segunda Guerra Mundial durante seis años. Para los pueblos del Tercer Mundo, la Tercera Guerra Mundial está en curso".

Cada día sobre la fase del planeta mueren 100.000 personas de hambre o de las consecuencias inmediatas de ésta (...)

Cada siete segundos en la tierra, muere de hambre un niño menor de 10 años. El hambre y la mal nutrición crónica constituyen una maldición hereditaria: cada año decenas de millones de madres gravemente subalimentadas mueren en el mundo, por lo tanto mueren irremediablemente decenas de millones de niños por nacer.

Todas esas madres subalimentadas y que pudiendo dar vida, recuerdan esas mujeres condenadas de Samuel Beckett, "que cabalgan sobre la muerte..." "el día brilla un instante, y luego nuevamente la noche" (...)

En el estadio actual de desarrollo de las fuerzas de producción agrícola, la tierra podría nutrir normalmente 12 mil millones de seres humanos. Nutrir normalmente significa proveer a cada individuo de una alimentación equivalente a 2.700 calorías por día.

Sin embargo no somos más que algo de seis millares de individuos sobre la tierra y cada año 826 millones sufren de subalimentación crónica y mutilante.

La ecuación es simple: el que tiene dinero come y vive. El que no lo tiene sufre y puede llegar a la invalidez o muere. El hambre persistente y la subalimentación crónica marchan de la mano del hombre. Se deben directamente "al orden de muerte" mundial.

"Quien muere de hambre es víctima de un asesinato".

Cerca de dos mil millones de seres humanos viven en lo que el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) llama "la miseria absoluta", sin un ingreso fijo, sin trabajo regular, sin habitación adecuada, sin cuidados médicos, sin alimentación suficiente, sin acceso a agua limpia, sin escuela (...)

Aminata Traoré cuenta de una costumbre magnífica de las Bambaras del borde del Río Níger en Malí.

Con ocasión de las fiestas de Tabaski y de Ramadán, los padres, los amigos y los vecinos se hacen visitas para intercambiar saludos. Cuando franquean el umbral de la casa, los visitantes pronuncian una frase que ha permanecido sin cambio desde la noche los tiempos: "saludos de los enemigos, saludos de los amigos... que tus propios saludos sean acogidos favorablemente". Jamás he leído una definición más bella, más precisa de la democracia. El ser humano es el único que puede conocer lo que hay de más íntimo en si mismo, lo que desea realmente para él, para los que están cerca y para sus semejantes (...)

Franz Kafka, escribe esta frase enigmática: "lejos, lejos de ti se desarrolla la historia del mundo... la historia mundial de tu alma". Yo soy el otro, el otro soy yo. Es el espejo que permite al mundo reconocerse. Su destrucción, destruye la humanidad en mi; su sufrimiento, incluso si yo me protejo, me hace sufrir.

Hoy en día la miseria de los humildes aumenta la arrogancia de los poderosos que se hace insoportable. La historia mundial de mi alma camina hacia la pesadilla. Pero, sobre las alas de la paloma, la revolución se aproxima. Escribiendo, quiero contribuir a deslegitimar la glorificación de los señores.

El depredador es la figura central del mercado capitalista globalizado, su codicia es el motor. Acumula dinero, destruye el Estado, devasta la naturaleza y los seres humanos y pudre por la corrupción a los agentes de los cuales tiene necesidad entre los pueblos que domina.

Mantiene sobre la tierra los paraísos fiscales reservados para su uso exclusivo. Fieles mercenarios y eficaces servidores de las órdenes de los depredadores son los bomberos pirómanos del Fondo Monetario Internacional, los fanáticos seguidores del Banco Mundial y los de la Organización Mundial de Comercio.

Frente al Estado que agoniza ¿dónde se encuentra el sujeto colectivo que restaurará la exigencia del bien público y restablecerá los derechos de hombres y mujeres humillados?

Una nueva sociedad civil planetaria, que vuelve a encontrarse por una misteriosa fraternidad de la noche, surgida de los escombros del Estado Nacional se confronta de manera radical al imperio de los depredadores. Ella organiza la resistencia. La compone una multitud de frentes de rechazados y excluidos. Estos combates hacen nacer una esperanza inmensa. José Martí escribe: "es la hora de los hornos y sólo hay que ver la luz". Y "nosotros no tenemos más que mirar la luz". Nuestra esperanza es la solidaridad.

SI QUIERES LEER EL LIBRO, PINCHA AQUÍ

SI QUIERES IR A "BIBLIOTECA SOLIDARIA", PINCHA AQUÍ

AddThis Social Bookmark Button
 

AUDIO - CULTURA DE MUERTE

solifm

Encuesta

¿Cuál consideras que es el problema más grave de la Humanidad?
 

| Quiénes somos |Mapa del sitio |Recomiéndanos | Quiero Colaborar |Contáctanos |Boletín |