Imagen del vídeo 'Bloodmoney'.

El documental, que se está produciendo en Hollywood, desvela la estrategia que ha seguido la gran multinacional abortista ‘Planned Parenthood’ para fomentar el descomunal negocio del aborto a nivel mundial. Su plan pasa por apartar a los jóvenes del apoyo y el criterio familiar en temas de sexualidad: “Teníamos preparado un plan para realizar abortos y lo llamamos ‘Plan de educación sexual’. Se trataba de acabar con su inocencia, separarlos de sus padres y sus valores y convertirnos en sus asesores en sexo”, dice una de las entrevistadas.

Una línea que coincide exactamente con la que está siguiendo el Gobierno en España, con la nueva ley del aborto, -que prevé el aborto de las menores sin conocimiento paterno-, o con medidas como la venta libre de la píldora abortiva del día después en farmacias, sin recetas y sin límite de edad, a partir del mes de septiembre, como ha confirmado la ministra, Trinidad Jiménez.

Este prometedor trabajo audiovisual, que está en fase de postproducción, y que no tiene aún distribuidora, desvela el trasfondo de la cruda realidad que lleva a más de 3.500 mujeres norteamericanas a abortar cada día. “Los centros de Planned Parenthood están ahora en expansión. Se están construyendo grandes clínicas abortistas en previsión del nuevo plan de salud”, alerta.

El negocio por dentro

Ofrece el testimonio de mujeres que han sufrido abortos y de personas que han estado involucradas en esta multimillonaria industria. La entrevista con Carol Everette que reconoce haber estado “involucrada en la muerte de 35.000 bebés” fue especialmente fuerte para el director. Everette, que llevó a cabo miles de abortos en Dallas, se ha convertido en una destacada oradora pro-vida y defensora de los derechos del niño por nacer. Otra de las mujeres que aparecen, tras haber formado parte de un centro abortista, desvela la ilegalidad en la que trabajan y reconoce que en estos negocios hay “mucho dinero en juego”. “Nunca aceptábamos cheques. Siempre pedíamos dinero en efectivo, porque así no hay que dar cuenta de lo pagado”, explica.

El vídeo recuerda además que existe “un acuerdo abrumador” sobre el comienzo de la vida humana en la concepción y muestra que el aborto “es la máxima explotación de la mujer”.

En una entrevista concedida a ‘Lifesitenews.com’ el director opina que “hay que conseguir que aflore la verdad para salvar a los no nacidos”. “La gente está ganando millones y millones de dólares con el asesinato de bebés inocentes”, dice. “El aborto tiene consecuencias para ti. Se vende como una solución rápida cuando estás en problemas. Puedes ir y tener un aborto y el problema ‘desaparece’. Bueno, sabemos de muchas mujeres en que el problema no desaparece. Las mujeres tienen probelmas a largo plazo que van a tener que lidiar por años y años”, denuncia Kyle. “Hay que conseguir que aflore la verdad para salvar de los bebés. Queremos motivar a la gente a hacer algo, incluso las personas en la comunidad pro-vida. Tenemos miles de personas ahí fuera que son pro-vida, pero que realmente no toman parte activa en ella”, añade.