Ruta: Home IDEOLOGIA DE GENERO Libros La Ideología de Género. Reflexiones críticas. Varios

Es posible el cambio

This folder doesn't exsits.

La Ideología de Género. Reflexiones críticas. Varios

E-mail Imprimir PDF
de Patricia Martínez y María Lacalle (coordinadoras)
El análisis más profundo, revelador y actual de la Ideología de Género.
Nueva y gran revolución cultural

Nos encontramos, desde hace ya décadas, ante el intento de una nueva y gran revolución cultural. Una de las más insidiosas y de las más destructoras que puedan pensarse: la que se trata de promover con la «ideología de género». Esta revolución cuenta con muchos medios e instrumentos puestos al servicio de los que la promueven y con alianzas de poderes muy influyentes. Algunos lobbys muy poderosos están en ello. La promoción de leyes diversas, en las naciones y en el concierto de las mismas, es otro de esos instrumentos. Algunos poderes mediáticos y ciertos espacios televisivos son muy claros en lo que se intenta. Es necesario estar muy atentos y con ojo despierto para percatarse y actuar.

Pero, ¿en qué consiste esta ideología nueva y esta revolución cultural? En lugar de la palabra «sexo» se introduce y se viene utilizando la palabra «género». El lenguaje no es neutral. Y con este cambio semántico se está diciendo sencillamente que «las diferencias entre el hombre y la mujer, más allá de las obvias diferencias anatómicas, no corresponden a una naturaleza fija, sino que son producto de la cultura de un país o de una época determinados. Según esta ideología, la diferencia entre los sexos se considera como algo convencionalmente atribuido por la sociedad y cada uno puede "inventarse" a sí mismo» (Alzamora Revoredo).

La sexualidad, en esta ideología, no es vista propiamente «constitutiva» del hombre; el ser humano sería el resultado del deseo de la elección. Sea cual sea su sexo físico, el hombre podría elegir su género, esto es: podría decidirse, en cualquier momento -y consiguientemente cambiar en su decisión cuando quisiera- por la heterosexualidad, por la homosexualidad, el lesbianismo, el transexualismo... A nadie se le puede escapar cuanto en todo ello se implica y las cuestiones de fondo que ahí están encerradas.

Más allá de la ideología feminista radical, o de una nueva versión de la «lucha de clases» y del marxismo que en su origen y desarrollo está motivando esta ideología, el cambio social y cultural que conlleva es de un gran alcance.

En esta ideología y para esta revolución cultural no existe naturaleza. No existe verdad del hombre, sólo libertad omnímoda. No hay nada constitutivo, nada que nos preceda, que nos sea dado y de lo que no podamos disponer. Todo es libertad. No hay un orden moral válido en sí y por sí; todo depende de lo que se decida. No cabe un único y universal orden moral. El único orden que deberíamos establecer sería el orden que da libertad a todos; sería la libertad la que nos hace verdaderos, no la verdad la que nos hace libres. El nexo individuo-familia-sociedad, en esta revolución, se pierde, y la persona se reduce a individuo. No hay verdad, ni naturaleza, ni creación; sólo cultura. En esta disociación entre sexo y género, o entre naturaleza y cultura, no cuenta, y sin embargo destruye la dimensión personal del ser humano y lo reduce a una simple individualidad. La teoría -mejor la ideología por lo que supone visión global distorsionada de la realidad-, de género lleva consigo el cuestionamiento radical de la familia y de su verdad -el matrimonio entre un hombre y una mujer abierto a la vida-, y, por tanto, el cuestionamiento de toda la sociedad. La familla, en verdad, desaparece; quizá es lo que persiga.

Pero esta ideología también supone el cuestionamiento de todo lo que significa y conlleva «tradición» e identidad. Tal revolución, además, excluyendo en su base toda referencia a la dimensión trascendente del hombre y de la sociedad, excluyendo a Dios, creador del hombre y que ama a cada hombre por sí mismo, comporta una dimensión laicista de la vida en la que no caben ni Dios ni verdad objetiva alguna. El relativismo radical es otro de sus soportes, y el asentamiento en la mentira es un compañero inevitable.

Estamos, pues, ante una subversión en toda regla, ante una verdadera revolución cultural de consecuencias destructivas de grandísimo alcance para el futuro del hombre y de la sociedad. Es preciso ofrecer, ante esta situación, la fuerza de la verdad. Es lo que pretende este libro y la aportación espléndida de sus autores.

Prólogo del CardenalD. Antonio Cañizares

Un grupo de profesores e investigadores nos ofrecen en este libro una aguda visión sobre el fenómeno de la llamada «ideología de género», según la cual el ser hombre o mujer depende sólo de la voluntad, para lo cual se adapta el lenguaje a los deseos, sin tener en cuenta la realidad. En La ideología de género. Reflexiones críticas se nos ofrece una visión cristiana del papel del hombre y la mujer en nuestra sociedad, al margen de ideologías oportunistas.

Sobrelosautores


Patricia Martínez y María Lacalle (coordinadoras)

María Lacalle Noriega y Patricia Martínez Peroni son la coordinadoras de este libro en el que, como autores, han intervenido -aparte de las ya mencionadas María y Patricia-: Begoña García Zapata, P. Luis Garza medina, LC, Juan José Pérez-Soba, Aquilino Polaino-Lorente, Juan Claudio Sanahuja, José ángel Agejas Esteban, José Luís Giménez Amaya, Inger Enkvist, Jokin de Irala y Rafael Rubio de Urquía.

Si quieres comprarlo, pincha aquí

 

Entrevista a María Lacalle:

 

NOTICIAS:

AddThis Social Bookmark Button
Actualizado ( Sábado, 09 de Enero de 2010 21:01 )  

Encuesta

¿Crees que la ONU es una institución clave en la estrategia de imposición de la Ideología de Género?
 

| Quiénes somos |Mapa del sitio |Recomiéndanos | Quiero Colaborar |Contáctanos |Boletín |